Blogs
Fernando Balcells: Gabriela Mistral, la poesía contra la pedagogía
Publicado por: Fernando Balcells
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Esta semana se celebraron los 126 a√Īos del nacimiento de Gabriela Mistral. Me lo record√≥ Google. La conoc√≠ de infante con sus rondas y sus ‚Äėpiececitos de ni√Īo‚Äô que no lograron emocionarme. Me parec√≠a un habla afectada que no ten√≠a que ver con el trato real de los adultos. Lo que buscaba en esos a√Īos no necesitaba diminutivos para expresarse.

De joven me conmov√≠ con los sonetos de la muerte: “me alejar√© cantando mis venganzas hermosas, ¬°porque a ese hondor rec√≥ndito la mano de ninguna bajar√° a disputarme tu pu√Īado de huesos!”. En ese amor celoso y desgarrado resonaba la p√©rdida, y asomaba la ira pura que suele acosar a los j√≥venes.

Ya mayor me interes√≥ para siempre su exploraci√≥n del lugar que ocupa el arte en nuestras vidas. Ven√≠a de las ciencias sociales y de su pretensi√≥n objetivadora, y pod√≠a percibir que lo mejor de los discursos cient√≠ficos, su carencia y su a√Īoranza, eran sus atrevimientos hipot√©ticos, sus exageraciones y su riesgo, en corto, su poes√≠a.

Descubr√≠ la prosa de Gabriela gracias a mi trabajo en una imprenta. Me toc√≥ participar en la publicaci√≥n de los ‚ÄúRecados para hoy y ma√Īana‚ÄĚ, editados por Luis Vargas Saavedra para Sudamericana en los noventa. Nunca m√°s me separ√© de ella.

Aprend√≠ a buscar en sus textos el momento huidizo en que el discurso empieza a formarse y a romperse, se incendia de belleza y de calentura, se inclina hacia una piedra entre millares y la recoge, la guarda y la coloca a la vista, al alcance de la mano y de la boca. La poes√≠a, dice ella, “es causa de gozo y de ejercicio de gozo”. Me parece todav√≠a que esta dimensi√≥n ejercitante-creativa abre desde la poes√≠a una √©poca nueva en la pedagog√≠a.

Gabriela fue poeta y profesora en un mismo cuerpo de amores barrocos y dolidos. Conoc√≠a bien las dificultades de la coexistencia de ambos mundos. “Nuestras pedagog√≠as criollas tratan a la Poes√≠a como una especie de buf√≥n, vuelta payasa para los ni√Īos”, “nunca se consider√≥ a la Poes√≠a como reino de la imaginaci√≥n creadora”.

Gabriela explor√≥ en soledad el lugar de la poes√≠a en la sociedad y dej√≥ planteadas intuiciones ineludibles sobre la econom√≠a de su encuentro. “La poes√≠a es √ļtil por rebosadura, por sobre abundancia de su propio bien”.

“La imaginaci√≥n es causa √ļnica de la creaci√≥n‚Ķ” escrib√≠a en 1938, anunciando el desborde necesario de la imaginaci√≥n en el lenguaje y el desplazamiento de la imagen lejos de la aridez del concepto. En sus cartas y ensayos se guarda la actualidad de una voluntad de sociedad y de educaci√≥n que, en su econom√≠a, ser√° po√©tica o que permanecer√° servil.

Sobre la docencia escrib√≠a “excepto cuando est√° enfermo, el ni√Īo es una criatura √°vida de experiencia”, por eso el maestro se acaba pronto y despu√©s de unos veinte a√Īos, lo que queda de √©l son unos residuos mec√°nicos de material mortecino o m√°quina de repetir la operaci√≥n m√°gica”. “Con raz√≥n parece que la poes√≠a fuera una contra pedagog√≠a”. ¬ŅQui√©n pudo decir que a la Mistral le falt√≥ el humor? “El hecho es que en patios y salas escolares circula con nombre de poes√≠a una cosa h√≠brida y valetudinaria, una pobre vieja digamos, como yo u otra semejante”.

Fernando Balcells
Sociólogo, escritor y director de la Fundación Chile Ciudadano.

Tendencias Ahora