Internacional
Liberan a general del Ejército de Colombia y otros dos cautivos de las FARC
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Las FARC liberaron este domingo en Colombia a un general del Ej√©rcito y sus dos acompa√Īantes, retenidos hace dos semanas en confusas circunstancias, abriendo la v√≠a para retomar el proceso de paz con esa guerrilla comunista.

El brigadier general Rubén Alzate, el cabo Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego, capturados el 16 de noviembre por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el departamento de Chocó, fueron entregados a una misión humanitaria y serán trasladados a una guarnición militar.

“Liberados BG Alzate, abogada Urrego y cabo Rodr√≠guez en perfectas condiciones y esperando condiciones clim√°ticas para regreso a sus familias”, anunci√≥ en Twitter el presidente Juan Manuel Santos.

En Choc√≥, una remota y selv√°tica regi√≥n, la m√°s pobre de Colombia, de dif√≠cil acceso y una de las de m√°s alta pluviosidad del planeta, se esperaban para este domingo “cielos mayormente nublados con probabilidad de lluvias en diferentes horas del d√≠a”, dijo a la AFP un vocero del servicio meteorol√≥gico nacional.

Autoridades políticas y militares están desde hace dos días en la zona coordinando el operativo, en el que participan delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), y representantes de Cuba y Noruega, garantes de los diálogos de paz que tienen lugar en Cuba.

Seg√ļn la Agencia de Noticias Nueva Colombia (Anncol), cercana a las FARC, el comandante guerrillero alias Pastor Alape, negociador de paz en La Habana y comandante del bloque Iv√°n R√≠os, responsable de las capturas, viaj√≥ a Colombia para “participar en la entrega del general”.

Alzate, el oficial de m√°s alto rango tomado por las FARC en 50 a√Īos de conflicto armado, fue retenido junto a su asistente y a la asesora de proyectos especiales del Ej√©rcito, durante un desplazamiento de civil y sin escoltas cerca de la capital regional Quibd√≥.

Los tres son ansiosamente esperados por sus familiares en busca de respuestas de lo ocurrido: Alzate, por su esposa que vive en Bogotá; Rodríguez, por sus padres que residen en el Norte del Santander; y Urrego, por su marido, quien desde Quibdó trabaja para el desarrollo de Chocó.

Alzate, un experimentado y condecorado general de 55 a√Īos, tambi√©n deber√° dar explicaciones al Congreso, que ya anunci√≥ que lo convocar√° para saber las razones de esta aparente violaci√≥n de las reglas b√°sicas de seguridad.

- Impacto en el proceso de paz -

La ins√≥lita captura del general y sus acompa√Īantes, que tiene perpleja a Colombia, provoc√≥ la interrupci√≥n de las conversaciones de paz con las FARC, iniciadas hace dos a√Īos sin un alto al fuego en el terreno. Las pl√°ticas buscan terminar el conflicto armado m√°s antiguo del continente, que ya ha dejado oficialmente 220.000 muertos y 5,3 millones de desplazados.

Como muestra de su compromiso con las negociaciones, las FARC, principal guerrilla de Colombia con unos 8.000 combatientes, ya habían liberado el martes a dos soldados capturados el 9 de noviembre tras combates en Arauca.

La polit√≥loga Angelika Rettberg, autora del libro “Construcci√≥n de paz en Colombia”, atribuy√≥ la agilidad y rapidez con la que se encaminaron las liberaciones al inter√©s del gobierno y de la guerrilla en evitar un escalamiento de la crisis y poder continuar con las conversaciones. “El proceso de paz ya tiene inercia”, dijo a la AFP.

Sin embargo, nada ser√° igual luego del regreso de Alzate y sus compa√Īeros, √ļltima condici√≥n de Santos para retomar los di√°logos, en receso desde el 2 de noviembre y que deb√≠an haberse retomado el 18 de noviembre.

“Es dificil que el proceso de paz pueda reanudarse como si nada hubiera pasado”, se√Īal√≥ a la AFP Christian Voelkel, analista para Colombia del International Crisis Group (ICG), una ONG especializada en la resoluci√≥n de conflictos.

“A largo plazo este episodio va a hacerse sentir en La Habana”, subray√≥.

El jefe m√°ximo de las FARC, alias Timochenko, ya lo advirti√≥ la semana pasada, cuando desde la clandestinidad dijo que “las cosas no podr√°n reanudarse as√≠ no m√°s, habr√° que hacer diversas consideraciones”.

La guerrilla tambi√©n aprovech√≥ para reclamar por los rebeldes presos, indicando que espera que esta liberaci√≥n “extienda sus efectos ben√©ficos a los prisioneros pol√≠ticos y sociales del pa√≠s”.

URL CORTA: http://rbb.cl/bgmb
Tendencias Ahora