Internacional
Papa Francisco compara Europa con una “anciana que ya no es f√©rtil ni vivaz”
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El papa Francisco llam√≥ el martes a los dirigentes de una Europa “envejecida” a asumir un mayor protagonismo en el mundo, y reclam√≥ pol√≠ticas m√°s solidarias con los pobres y los inmigrantes ilegales.

En dos discursos que sorprendieron por el tono abiertamente cr√≠tico, el papa argentino compar√≥ a Europa con una “abuela” y le pidi√≥ que vuelva a ser una “referencia para la humanidad”.

Tras constatar las tensiones pol√≠ticas persistentes en Europa, el pont√≠fice, que es descendiente de inmigrantes italianos, pidi√≥ a este continente “replegado en s√≠ mismo” no caer “en las tentaciones del pasado” y asumir un papel protag√≥nico, inspirado en los valores cristianos.

El Santo Padre exhort√≥ a los dirigentes europeos a “acoger y ayudar” a los inmigrantes ilegales, en momentos en que los partidos xen√≥fobos de extrema derecha ganan terreno en las elecciones m√°s recientes de varios pa√≠ses, incluyendo Francia y Gran Breta√Īa.

“No se puede tolerar que el mar Mediterr√°neo se convierta en un gran cementerio”, dijo el papa argentino, en referencia a los inmigrantes que llegan desde √Āfrica. “En las embarcaciones que llegan cotidianamente a las costas europeas hay hombres y mujeres que necesitan acogida y ayuda”, se√Īal√≥.

La primera visita del papa Bergoglio a la ciudad sede de las instituciones legislativas europeas dur√≥ apenas cuatro horas. Pero el Sumo Pont√≠fice no perdi√≥ el tiempo: vino a hablar y lo hizo sin pelos en la lengua. “Los grandes ideales que forjaron Europa parecen haberse perdido”, deplor√≥.

Una anciana infértil

“Desde muchas partes, se recibe una impresi√≥n general de cansancio y de envejecimiento, de una Europa anciana que ya no es f√©rtil ni vivaz”, dijo el papa argentino ante un Parlamento europeo que lo aplaudi√≥, aunque entre bambalinas algunos lamentaron un discurso “agresivo”.

El viaje a Estrasburgo fue la segunda visita efectuada por un papa al Parlamento Europeo, tras la realizada por Juan Pablo II el 11 de octubre de 1988, un a√Īo antes de la ca√≠da del muro de Berl√≠n, cuando Europa todav√≠a estaba dividida en dos bloques.

Francisco advirti√≥ ante la Euroc√°mara que “junto a una Uni√≥n Europea m√°s amplia, existe un mundo m√°s complejo y en r√°pido movimiento. Un mundo cada vez m√°s interconectado y global, y, por eso, menos euroc√©ntrico. Sin embargo, una Uni√≥n m√°s amplia, m√°s influyente, parece ir acompa√Īada de la imagen de una Europa un poco envejecida y reducida, que tiende a sentirse menos protagonista en un contexto que la contempla a menudo con distancia”.

“Ha llegado el momento de abandonar la idea de una Europa atemorizada y replegada sobre s√≠ misma”, dijo el Santo Padre, que reclam√≥ en cambio “una Europa protagonista”.

Previsiblemente Francisco se pronunci√≥ contra la eutanasia y el aborto. Retomando otro de sus temas favoritos, el obispo de Roma dedic√≥ buena parte de su discurso de m√°s de media hora ante el Parlamento europeo a impugnar la “cultura del descarte” de la econom√≠a liberal y los “estilos de vida un tanto ego√≠stas, caracterizados por una opulencia insostenible y a menudo indiferente respecto al mundo circundante y sobre todo a los m√°s pobres”.

“Una de las enfermedades que veo m√°s extendidas hoy en Europa es la soledad, propia de quien no tiene lazo alguno”, dijo Francisco. “Se ve particularmente en los ancianos a menudo abandonados a su destino, como tambi√©n en los j√≥venes sin puntos de referencia y de oportunidades para el futuro”.

En una breve conferencia de prensa celebrada en el vuelo de regreso, Francisco se refiri√≥ tambi√©n a las amenazas que padece el mundo y conden√≥ el “terrorismo” perpetrado por grupos extremistas as√≠ como “el terrorismo de Estado” que provoca “v√≠ctimas inocentes”.

“Cuando las cosas empeoran, la violencia sube, el Estado se siente en el deber de masacrar terroristas y por ello con frecuencia golpea a inocentes”, explic√≥.

“Es la anarqu√≠a a alto nivel, peligroso”, coment√≥.

Voces disconformes

En los extremos del espectro pol√≠tico, la mera presencia del papa en el hemiciclo molest√≥ a los m√°s radicales, por considerarla contraria al principio de laicidad. Los diputados espa√Īoles de Izquierda Unida abandonaron la sala para manifestar su discrepancia. “El Parlamento Europeo no es lugar para ninguna religi√≥n, y menos a√ļn una que no me deja escoger con qui√©n me acuesto”, dijo Marina Albiol de IU. Mismo rechazo a la presencia del papa en el hemiciclo de parte del representante de la izquierda radical francesa, Jean-Luc M√©lenchon.

“Fue un festival de hipocres√≠a”, dijo M√©lenchon a los periodistas. “Los mismos que crean el cementerio (de indocumentados en el Mediterr√°neo, ndlr) aplaudieron” al Papa.

El l√≠der hist√≥rico de la extrema derecha francesa, Jean-Marie Le Pen (Frente Nacional), manifest√≥ por su parte su descontento con un papa “partidario de una entrada masiva de inmigrantes. Espero que se reserve una parte para el Vaticano”.

Vestido con sobretodo, sotana y solideo blancos Francisco se traslad√≥ en Estrasburgo en un banal autom√≥vil cerrado azul y no tuvo pr√°cticamente contacto con el p√ļblico, salvo un encuentro con una anciana profesora de alem√°n casi centenaria que le ense√Ī√≥ cuando era joven rudimentos de la lengua de Goethe.

El viaje no incluyó ceremonias de carácter religioso y los fieles sólo pudieron seguir su visita a través de imágenes transmitidas en directo por una pantalla gigante instalada en la catedral de Estrasburgo, que para la ocasión echó sus campanas al vuelo pero que el pontífice no visitó.

URL CORTA: http://rbb.cl/beb9
Tendencias Ahora