Sociedad
Profesora revisó cartón del Kino después de un mes y tenía millonario premio
Publicado por: Comunicado de Prensa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Hace alg√ļn tiempo, la profesora de educaci√≥n f√≠sica Lidia Patricia Troncoso Moncada (50) ‚Äúdecret√≥‚ÄĚ que tendr√≠a una gran casa para vivir junto a su familia y recibir a sus amistades, adem√°s de un auto nuevo. Y su anhelo ya se est√° haciendo realidad luego que ganara 591 millones de pesos en el Kino 1.674 de Loter√≠a.

El referido sorteo se realiz√≥ el 30 de julio, pero s√≥lo pasado un mes, Lidia se enter√≥ que era una de los dos afortunados en la m√°xima categor√≠a. Seg√ļn cuenta, cada semana compra boletos de Kino y los guarda en diferentes rincones de su hogar, pero no siempre se acuerda de revisarlos y en muchas oportunidades le ha pasado que los encuentra cuando ya est√°n vencidos y no le queda otra que tirarlos a la basura sin mirarlos para no sufrir una decepci√≥n.

Para su dicha, esta vez el cart√≥n de la fortuna no alcanz√≥ a expirar y fue gracias a un sue√Īo que tuvo su pareja, Gerardo Valdivia (40), profesor de comunicaci√≥n y lenguaje.

‚ÄúSe despert√≥ un d√≠a y me dijo que hab√≠a so√Īado con un Kino de color azul. Yo me acord√© que ten√≠a como ocho boletos repartidos por la casa y los comenc√© a buscar. Me sent√© frente al computador para revisarlos y nada, nada, nada‚Ķ hasta que en el sexto me apareci√≥ Felicidades, usted es ganadora de 591 mil pesos. Eso Le√≠ yo. Le ped√≠ a Gerardo que lo viera √©l y me dijo t√ļ no sabes nada de matem√°ticas, te faltaron unos ceros. Son 591 millones. Llamamos a nuestros hijos Andr√©s (22) y Romina (13) para que tambi√©n chequearan y era verdad‚ÄĚ, recuerda.

Cuenta que decidieron no ir a trabajar al día siguiente y partieron todos tempranito, desde su hogar en San Bernardo, rumbo a la oficina central de Lotería en Providencia para confirmar el premio. A la semana siguiente estaban cobrando su cheque.

Seg√ļn Lidia, ‚Äúsiempre hab√≠a tenido la esperanza de ganar el Kino y ya ten√≠a planeado lo que iba a hacer con la plata, lo ten√≠a todo calculado, as√≠ que no me dio ning√ļn patat√ļs ni nada parecido. Todo fue bien normal. En el plano material, lo primero fue comprar una casa grande en Pirque, a la que estamos a punto de trasladarnos, y una camioneta Chevrolet del a√Īo para andar m√°s c√≥modos‚ÄĚ.

Como sabe que sin una buena inversi√≥n el dinero finalmente se acaba, tambi√©n desea iniciar un emprendimiento que mezcle el ecoturismo y la medicina natural, y para eso acaba de adquirir un terreno en la zona de Parral. ‚ÄúLo de las terapias alternativas se debe a que a mi padre, de 74 a√Īos, le detectaron un c√°ncer inoperable a la pr√≥stata a comienzos de a√Īo y como no nos convenc√≠a la medicina tradicional llegamos adonde un grupo que se dedica a la sanaci√≥n hol√≠stica sin fines de lucro. Gracias a una dieta desintoxicante a base de hierbas, mi padre se recuper√≥ y los doctores tuvieron que aceptar el diagn√≥stico‚ÄĚ, indica.

‚ÄúLa idea -apunta- es trabajar en esta √°rea como una manera de devolverles la mano a quienes estuvieron detr√°s de la recuperaci√≥n de mi padre y, por supuesto, tambi√©n a Dios‚ÄĚ.

Lidia estudi√≥ en la Universidad del B√≠o B√≠o, en Concepci√≥n, trabaja hace 16 a√Īos en el colegio King School de La Pintana y hace 11 que tiene ‚Äúun matrimonio sin papeles‚ÄĚ con Gerardo. Su hija Romina va en octavo b√°sico y Andr√©s estudi√≥ traducci√≥n y ahora est√° dedicado a la danza urbana, gracias a la cual acaba de obtener un tercer lugar en un concurso de baile en Corea.

Tendencias Ahora