Vida
“C√≥mo ser una parisina”: El sarc√°stico manual que se r√≠e del “esnobismo” de las francesas
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Abraza sin complejos tu esnobismo interior. Enga√Īa sin culpa a tu novio, come ostras en casa y el 31 de diciembre vete a la cama antes de la medianoche. Algunos de los consejos de cuatro francesas incluidos en el libro editado en ingl√©s: “C√≥mo ser una parisina”.

En 240 p√°ginas, las autoras de este manual -”amigas de toda la vida”- recopilan sin temor a la iron√≠a, el estereotipo o la autoindulgencia, todos los aspectos de la personalidad de la parisina y sus contradicciones.

Lee también: Escritora explica por qué las francesas envejecen mejor

Seg√ļn la modelo Caroline de Maigret y sus tres c√≥mplices en la tarea de desnudar ante el mundo los secretos de sus cong√©neres, las parisinas no se matan por ser amigas de sus hijos, trabajar demasiado duro ni ostentar una dentadura blanca de publicidad.

Osan combinar azul marino con negro, casarse poni√©ndose un esm√≥quin masculino para llevar la contra o usar carteras que no pegan con la ropa. Eso s√≠, los tacones altos “s√≥lo se abandonan en la sala de parto”.

A la hora de organizar una fiesta en casa, la idea es aparentar que todo es improvisado y sin esfuerzo, aunque interiormente se est√©n muriendo de estr√©s. Y una vez evacuado el tema de la pol√≠tica en la conversaci√≥n, pasar directamente “al segundo m√°s importante: el sexo”.

Los “faux pas” o errores a evitar: usar t√©rminos de la lengua empresarial, tener una foto del casamiento en el living o dos tonos en el pelo.

Cómo ser una parisina

Cómo ser una parisina

No eres una santa

En cuanto a la infidelidad, la regla de oro es negar. “Lo que es bueno para t√≠ lo es para tu relaci√≥n, simplemente est√°s siendo una pareja considerada”, sugieren.

En una entrevista con AFP en un caf√© de Par√≠s, Caroline de Maigret luce de pies a cabeza como la t√≠pica parisina. Pero esta modelo que a los 39 a√Īos trabaja como embajadora para la casa Chanel, insiste en que la meta del libro es precisamente desmantelar, y no alimentar, los estereotipos.

“C√≥mo ser una parisina dondequiera que est√©s: amor, clase y malas costumbres”, est√° firmado adem√°s por Anne Berest, Audrey Diwan y Sophie Maa. La idea fue de Caroline de Maigret, harta de que le pregunten acerca de la mujer francesa en sus viajes por el mundo. “C√≥mo ser una chica parisina: era lo √ļnico que me preguntaban en todas partes”.

Y aunque espera que el libro publicado en Estados Unidos y Gran Breta√Īa por la editorial Doubleday resulte divertido y sirva para que de paso las parisinas presuman un poco, tambi√©n dice que es una especie de manual de autoayuda para la mujer moderna.

Tomarse su tiempo para vivir

Como muchas mujeres que combinan maternidad con trabajo a tiempo parcial, Caroline de Maigret dice que el tiempo es su m√°ximo lujo.

“Me encanta tomarme mi tiempo para almorzar y cenar, y Par√≠s me da eso”, comenta. “Creo que hoy en d√≠a hay mucha presi√≥n sobre las mujeres, y aunque sea un librito ligero, contiene cierta dosis de feminismo”.

Ante todo -sostiene- su intenci√≥n es terminar con la idea de la mujer parisina perfecta. Abierta a las excentricidades, se saltea el desayuno, encarga ostras para comer en casa y se acuesta temprano la noche de Fin de A√Īo.

“Ese ideal de mujer que cocina, cr√≠a hijos perfectos y tiene un estilo incre√≠ble es simplemente un clich√©. Es una ilusi√≥n pensar que se puede ser todas esas mujeres al mismo tiempo”.

“De eso se trata en este libro, explicar que s√≠, que eres esa mujer, pero no todas el mismo d√≠a, y decirle a las mujeres que dejen de correr detr√°s de ese ideal”, agrega.

Por el contrario, Caroline de Maigret aconseja a las mujeres “descubrir qui√©nes son” y concentrarse en ello. “Y darse el tiempo de hacer otras cosas”.

URL CORTA: http://rbb.cl/ax1g
Tendencias Ahora