Notas
Bonsái: una tradición ancestral que lucha por sobrevivir en Japón
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

“Oh, ¬Ņte duele? Lo siento, voy a tener m√°s cuidado”. Tadayoshi Udono aparta inmediatamente su cuchilla. No es cirujano, sino “escultor de √°rboles”, un creador de “macro-bons√°is”, y est√° seguro de que el √°rbol emiti√≥ un gemido.

Esta tradici√≥n ancestral tiende a perderse hoy en d√≠a, sobre todo porque los “escultores de √°rboles” envejecen y no hay quien los remplace.

Pero en la peque√Īa localidad de Sosa, a un centenar de kil√≥metros de Tokio, son muchos los que siguen podando √°rboles para imponerles una forma precisa.

“Es una hembra, miren como son suaves sus hojas”. Makoto Ishibashi trabaja en un pino. Sus cizallas cortan h√°bilmente una rama por aqu√≠ y otra por all√°, para que el √°rbol conserve su forma triangular impuesta desde sus primeros a√Īos.

A 55 a√Īos, Makoto dirige el vivero familiar, en donde desde hace generaciones sus ancestros han hecho “sufrir” a √°rboles en nombre de una cierta est√©tica. Varias de las creaciones de Sosa son exhibidas en parques y jardines de Tokio.

Al parecer todo se centra en el amor que se brinda al √°rbol, pero tambi√©n en el tacto. Makoto recuerda un d√≠a muy fr√≠o de invierno, cuando apenas ten√≠a 18 a√Īos y comenzaba en el oficio, su padre lo rega√Ī√≥ porque llevaba guantes. La mano pierde toda su habilidad, le hab√≠a dicho.

Desde entonces, ha adquirido experiencia y destreza, pero con la humildad que caracteriza a los japoneses, Makoto dice que a√ļn le queda mucho por aprender. “No puedo aprenderlo todo antes del fin de mis d√≠as”, afirma.

El hombre que murmura a los √°rboles

“Los √°rboles son mi familia. No me dicen lo que quieren o esperan, pero me env√≠an mensajes para decirme qu√© forma debo darles”, sostiene Makoto.

Tadayoshi Udono es por su parte un experto del “nomiire”, una t√©cnica delicada que consiste en podar ramas a lo largo y doblarlas hacia el suelo, uno de los c√°nones de la belleza bot√°nica en los jardines tradicionales en Jap√≥n.

Si Jap√≥n es conocido principalmente por sus exportaciones industriales, sobre todo automovil√≠stica y electr√≥nica, en Sosa la geste piensa que estos “√°rboles esculpidos” pueden ser tambi√©n excelentes embajadores de la cultura y la legendaria espiritualidad del pa√≠s.

Una cultura que sin embargo tiene un precio alto: algunas de las creaciones de Makoto pueden alcanzar 40.000 dólares a la venta.

Pero los bons√°is ocupan tambi√©n una parte importante en Sosa. Esta especialidad japonesa represent√≥ el a√Īo pasado 82 millones de d√≥lares en exportaciones.

Tendencias Ahora