Notas
Papa recibe a la presidenta Fernández en horas previas a su entronización
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Este martes el papa Francisco, electo el miércoles pasado, mantuvo un encuentro muy informal con la presidenta argentina Cristina Fernández, junto a quien compartió un almuerzo en su residencia provisional en el Vaticano.

El pont√≠fice argentino y la mandataria de ese pa√≠s mantuvieron una reuni√≥n privada por alrededor de “15 o 20 minutos”, indic√≥ el vocero de la Santa Sede, Federico Lombardi.

Pese a que el sacerdote negó la posibilidad de una rueda de prensa al respecto, la presidenta Fernández convocó una alrededor de las 12:30 GMT (09:30 horas de Chile) en el hotel Edén, donde se está alojando.

La mandataria y el Papa se caracterizaron por mantener tensas relaciones mientras éste ocupaba su cargo como arzobispo de Buenos Aires. Por este motivo se esperaba que este encuentro, sirviera para limar asperezas antes de la misa de entronización de Francisco.

Las divergencias entre ambos comenzaron durante la presidencia de su marido, el fallecido N√©stor Kirchner, quien no apreciaba las cr√≠ticas en las homil√≠as del arzobispo bonaerense, que denunciaba con frecuencia “el esc√°ndalo” de la pobreza o el “flagelo” de la droga y la delincuencia en Argentina.

N√©stor Kirchner lleg√≥ a calificar a Bergoglio de “l√≠der de la oposici√≥n” y su relaci√≥n se tens√≥ todav√≠a m√°s con la legalizaci√≥n del matrimonio homosexual en Argentina durante 2010.

Desde su elecci√≥n el mi√©rcoles, la √ļnica sombra en el inicio del papado de este austero papa jesuita que ha seducido a los fieles con su humildad, su cercan√≠a y sus sencillos discursos, han sido unas acusaciones sobre su presunta pasividad durante la dictadura que azot√≥ Argentina entre 1976 y 1983, resucitadas en su pa√≠s y retomadas por la prensa mundial.

Al Papa, que en aquel entonces era principal de los jesuitas argentinos, se le reprocha no haber hecho lo suficiente para proteger a dos sacerdotes de su orden, Francisco Jalics y Orlando Yorio, secuestrados y torturados por los militares. Ante las proporciones que estaba tomado el asunto, el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, hizo p√ļblica el viernes una declaraci√≥n que rechazaba esas acusaciones como “calumniosas” y atribu√≠a su origen a “la izquierda anticlerical”.

Tendencias Ahora