Notas
Investigadores determinan características del amor verdadero y el amor falso
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Los investigadores de la Universidad de Navarra (Espa√Īa) y autores de la publicaci√≥n “Nuestros hijos… quieren querer”, Jokin de Irala e Ignacio G√≥mara, realizaron una definici√≥n de lo que ellos consideran el “amor verdadero” y el “amor falso”.

Y es que con frecuencia las parejas se dicen el uno al otro que se aman, pero muchas veces ese sentimiento se confunde con sensaciones m√°s superficiales que tienen m√°s que ver con el placer que con un compromiso real.

En este sentido, explicaron las características de cada tipo de amor.

Amor falso

Seg√ļn los autores se caracteriza “por la b√ļsqueda individualista de la propia satisfacci√≥n. Es algo que se busca y se hace para uno mismo”, consigna ABC.es, a√Īadiendo que este sentimiento superfluo “se fundamenta principalmente en el placer sexual: m√°s que ‘dar amor’ busca un ‘amor ego√≠sta’”.

“La b√ļsqueda de placer se convierte en una cadena que ata, pesa y esclaviza. Al final el sexo no produce satisfacci√≥n completa y debe ser continuamente repetido y/o sustituido” enfatizan.

Asimismo, indican que “se llega a utilizar la propia intimidad como objeto de intercambio ocasional: es dar el cuerpo sin haberse entregado a uno mismo. Te conviertes en persona-objeto”.

El amor falso, de acuerdo a los investigadores, se caracteriza por vivir siempre el momento e improvisar. “Te incapacita para asumir metas altas, valores duraderos”, puntualizan.

“Una relaci√≥n f√≠sica sin compromiso es necesariamente provisional: induce a pensar que a√ļn est√° por llegar alguien mejor”, finalizan.

Amor verdadero

Por el contrario postulan que el amor verdadero se caracteriza por ser “paciente, da paz y tranquilidad. Sabe esperar: disfruta de cada momento sabiendo que va construyendo su vida y sus ideales, su conciencia y su personalidad”.

“No quiere quedarse en las meras sensaciones, sino buscar la verdad que hay en ellas, su valor m√°s profundo”, explican.

Al mismo tiempo, “se acomoda al ritmo natural de la maduraci√≥n del amor: no se trata de reprimir las tendencias, sino de saberlas dirigir y para eso se necesita aprendizaje y maduraci√≥n personal”, seg√ļn el punto de vista de los autores.

Para ellos, este amor “sabe que la libertad no est√° en hacer lo que me viene en gana, sino en saber gestionar las ganas para saber si conviene”.

“No toma decisiones precipitadas y sin pensar en las repercusiones. Fomenta el autodominio y la autoestima: busca el bien para s√≠ y para la otra persona”, a√Īaden.

“La relaci√≥n est√° basada en la comunicaci√≥n, en el conocimiento y aceptaci√≥n mutua y tiende a la exclusividad y a la eternidad”, concluyen.

Tendencias Ahora