Notas
Rousseff nunca habría participado en una acción armada como guerrillera
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, jam√°s particip√≥ en una acci√≥n armada cuando form√≥ parte de grupos clandestinos que combat√≠an a la dictadura (1964-1985), seg√ļn documentos desclasificados y publicados por el diario Correio Braziliense este viernes.

La mandataria, de 64 a√Īos, estuvo presa y fue torturada por los militares a inicios de los a√Īos 70 por su vinculaci√≥n con grupos guerrilleros, aunque su grado de participaci√≥n ha sido motivo de controversia.

Sin embargo, unos archivos de seguridad de 1969 que se hicieron p√ļblicos esta semana excluyen a Rousseff de la lista de los 16 miembros del entonces Comando de Liberaci√≥n Nacional (Colina) que participaron directamente en asaltos a mano armada.

El delito atribuido a Rousseff en la √©poca fue vinculaci√≥n a “organizaci√≥n clandestina y revolucionaria de cu√Īo marxista-leninista”, donde era la “encargada de coordinar acciones en las escuelas y realizar reuniones de car√°cter subversivo en su apartamento”, detallan los documentos publicados por Correio Braziliense.

Rousseff, conocida entre otros alias con el de ‘Estela’, era descrita como “agente de soporte intelectual de la organizaci√≥n”, agreg√≥ el diario.

Cuando ten√≠a 22 a√Īos, la exguerrillera y hoy presidenta de Brasil fue sometida por la dictadura militar a sesiones de tortura que incluyeron choques el√©ctricos y palizas que le dislocaron la mand√≠bula, seg√ļn un relato in√©dito de la mandataria divulgado esta semana.

Rousseff fue detenida y estuvo presa durante tres a√Īos en R√≠o de Janeiro, Sao Paulo y Belo Horizonte, capital de Minas Gerais (sureste), donde inici√≥ su militancia contra la dictadura a los 16 a√Īos.

En la campa√Īa que la llev√≥ a la presidencia en 2011, la mandataria neg√≥ haber participado en acciones armadas pese a su militancia en organizaciones rebeldes.

Este a√Īo, Rousseff instal√≥ una Comisi√≥n de la Verdad para investigar las denuncias de violaciones de derechos humanos durante la dictadura, pero sin levantar la amnist√≠a a los represores vigente desde 1979.

Brasil reconoce oficialmente 400 muertos y desaparecidos durante el r√©gimen militar, frente a 30.000 en Argentina y m√°s de 3.200 en Chile, seg√ļn organismos de derechos humanos.

Tendencias Ahora