Notas
Ex gadafistas esperan en una c√°rcel rebelde un juicio justo
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Cientos de presuntos ex combatientes gadafistas, algunos de ellos adolescentes, esperan en una escuela transformada en cárcel un juicio que, prometen los rebeldes, procurará ser más justo que bajo el régimen de Muamar Gadafi.

Sus condiciones de detención parecen mucho mejores que las de otros presos de los rebeldes, detenidos en los antiguos locales de la policía secreta de Gadafi.

Los 375 presos de la escuela primaria, encerrados tras puertas con cerrojos a unos 20 kil√≥metros de Tr√≠poli, en una peque√Īa ciudad controlada por la rebeli√≥n, parecen ser correctamente tratados.

Tienen las heridas vendadas y algunos saludan al ver a un periodista. Otros leen, pero la mayoría miran el piso. Varios tienen la cabeza rapada.

Seg√ļn Yacub Amar Mohamed, quien dirige un comit√© judicial que tiene a su cargo investigar los posibles cr√≠menes o delitos de los detenidos, 371 a√ļn van a ser interrogados, ser√°n juzgados y 30 ya fueron liberados.

“Tratamos de instaurar un sistema legal para evitar hacer lo que hizo el antiguo r√©gimen durante 42 a√Īos”, dice, asegurando que los dirigentes de la “nueva Libia libre” tienen la intenci√≥n de respetar los Derechos Humanos.

Al pregunt√°rsele si teme que rebeldes apremien a los detenidos para vengarse, contesta: “No se puede controlar a cada individuo. Tal vez haya habido un caso o dos” de actos de venganza, estima.

“Ya se liber√≥ el 95% de Tr√≠poli” y habr√° de juzgarse a los detenidos conforme a un “proceso judicial”, agrega.

Interrogado sobre temores expresados en particular en algunas potencias occidentales sobre la posible instauraci√≥n de un r√©gimen islamista, Mohamed explica que los rebeldes son musulmanes “modernos”.

“Son j√≥venes que quieren a Occidente y son hinchas de equipos de f√ļtbol europeos. Son moderados y desean construir una nueva Libia, venerar a Dios y sentirse libres respetando al pr√≥jimo”, afirma.

Tendencias Ahora