Una Constitución para Chile

Volver al home      |      Notas      |      Video      |      Entrevistas      |      Opinión
Agencia UNO

La CC frente a presidenciales: Lista del Apruebo entre 3 candidatos; laguismo y Ancalao bajo crítica

Domingo 29 agosto de 2021 | 05:00
VISITAS

Mientras el Colectivo Socialista mira con buenos ojos a Boric, en el naciente Colectivo del Apruebo hay apoyos abiertos a Provoste y a MEO. En Vamos por Chile las posturas van desde el laguismo al apoyo a José Antonio Kast, siendo este último, aseguran en la interna, apoyado en silencio por algunos convencionales.

En tanto, los consultados en el mundo independiente, entre ellos los electos por La Lista del Pueblo —algunos renunciados—, no tienen definiciones de candidato claro o la mantienen en secreto. Una de ellas incluso criticó al candidato del mencionado grupo, Diego Ancalao, antes de su eliminación como carta por el Servel: “Nunca estuvo y nunca lo vi en una lucha de los pueblos originarios”, disparó.

En la primera semana después del plazo final para las inscripciones de candidatos y de conocerse los que eran los primeros nueve nombres — hoy siete, tras el rechazo desde el Servel de las propuestas de Gino Lorenzini y de Diego Ancalao—, se van revelando las primeras definiciones de la Convención Constitucional respecto a las elecciones presidenciales.

Socialistas: “No es fácil”

En el caso de la Lista del Apruebo, conformada por los partidos de la ya extinta Unidad Constituyente, los resultados de la consulta ciudadana del pacto en la que ganó la senadora Yasna Provoste (DC) han hecho entrar a varios convencionales en reflexión respecto a cómo votar el próximo 21 de noviembre.

Ejemplo de esto es que en el Colectivo Socialista, ligado al PS e integrado por 16 convencionales, hay algunos que analizan la idea de votar por el candidato de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric.

“Estoy en un proceso de reflexión”, cuenta el convencional Andrés Cruz. De Concepción y ex fiscal, el independiente relata que votó e incluso hizo actos públicos a favor de la candidata Paula Narváez, pero que ya que no fue electa esta última, “estoy determinando el curso de acción que voy a seguir. Entre Boric y Yasna”. Y extiende que para tomar esta decisión, leerá los programas con más tiempo.

En esa misma línea, el militante socialista y abogado chilote, Julio Álvarez, explica: “No es fácil para nosotros los socialistas. Nuestra definición no es sencilla. Por lo menos lo que yo he visto en la gente de mi distrito, de mi provincia, es que muchos socialistas se han inclinado desde el primer minuto por Boric”.

Y aunque Álvarez subraya que existen “compromisos como militante” que lo “obligan a apoyar las decisiones de los órganos democráticos del partido”, el sindicalista no oculta: “He reflexionado en torno a apoyar a Boric. Derechamente lo digo. Yo porque soy militante y disciplinado, estaré con Yasna Provoste. Pero mi corazón está en otro lado. No tengo problemas en decirlo”.

“Hay mucha gente de mi territorio, mi distrito y militantes de base, que son pro Boric. Que quiere cambios más profundos”, declara Malucha Pinto, mientras teje con lana y está sentada al sol, aprovechando el horario de almuerzo antes de una larga sesión a las afueras del ex Congreso.

La actriz manifiesta que no tiene candidato, pero se inclina más por el diputado del Frente Amplio. ¿Razones?: “Tengo profundas discrepancias, primero, con la Concertación. Segundo, con la DC, por su rol histórico que han desempeñado durante estos 30 años. Siento que ha bloqueado la posibilidad que desde las fuerzas de centroizquierda hubiesen podido impulsar cambios mucho más profundos y reales”.

Por su parte, Maximiliano Hurtado, militante y electo por Atacama, sella que votará por Provoste: “Soy militante y honro mi palabra, mi candidata es Yasna Provoste. Además es senadora de mi región, e identifico su buen trabajo, cercanía y despliegue territorial”.

Y explica el asesor legislativo que, aunque hayan diferentes posturas respecto a la presidencial, no afectan al trabajo que realiza el Colectivo Socialista dentro del órgano constituyente y que respetan la diversidad que conforma su grupo, de militantes e independientes.

“Colectivo del Apruebo”

En tanto, la semana pasada, siete convencionales ligados a partidos de la ex U. Constituyente anunciaron el nacimiento del “Colectivo del Apruebo”.

“Es un espacio desde el cual enviaremos propuestas, enmiendas, indicaciones. Somos constituyentes que tenemos espacio en casi todas las comisiones”, describe Bessy Gallardo, que lo integra. Así también, comenta que se reúnen con todos los sectores, de izquierda y derecha, pero “obviamente no con la UDI, que cuesta mucho más, pero sí con la derecha que votó por el Apruebo y una izquierda más moderada”.

Gallardo apoya abiertamente a Marco Enríquez Ominami: “Soy militante orgullosa del PRO y la única del partido en la Convención”.

Por su lado, dos de los constituyentes electos por el PPD, el independiente Luis Barceló y el militante Eduardo Castillo, aseguran que su candidata en noviembre será Provoste.

“El PPD apoyaba a Paula Narváez. Ganó la candidata Yasna Provoste y vamos a honrar el compromiso de apoyarla a ella”, desliza Castillo, quien destaca también que no hará campaña desde adentro: “La Convención no es para apoyar candidaturas presidenciales. Tampoco es para atacar al Gobierno”.

Lo mismo expone Castillo, que fue gobernador del Bío Bío durante el período 2014-2018: “No haré trabajo político, pues estoy exclusivamente dedicado al trabajo constitucional”.

Al respecto, Gallardo aclara que quieren separar el trabajo de la presidencial con el del órgano constituyente: “Tenemos un pacto de que no afecte. Como Colectivo del Apruebo creemos que el trabajo mas importante de cara a Chile es la Convención Constitucional: el espacio más heterogéneo, democrático y legítimo”.

En tanto, Rodrigo Logan, independiente que también engrosa las filas del nuevo colectivo, indica que no tiene candidato aún. Y si bien desde el equipo de Franco Parisi lo vinculan al Partido de la Gente, el convencional responde: “Me pide ayuda con temas de estructuración, pero estoy viendo asuntos de la Convención”.

Independientes: sin definición

El mundo independiente en la Constituyente es amplio, y ha tenido días agitados. Una ola de renuncias sacudió a La Lista del Pueblo los últimos días: al menos diez convencionales han acusado un alejamiento.

No obstante, muchos y muchas de ellos siguen articulándose y relacionándose con sus excompañeros de lista, pero asumiendo una independencia y una clara intención de diferenciarse con el trabajo que está teniendo el conglomerado de cara a las elecciones parlamentarias y presidenciales.

Esto se evidencia al conversar con algunos de ellos. Al momento en que gran parte de esta crónica fue realizada, el candidato presidencial de La Lista del Pueblo era Diego Ancalao. Pero de cinco convencionales consultados, ninguno expresó apoyo alguno al activista mapuche con pasado en la Nueva Mayoría.

“¿Ancalao? Para nada. No existe. No lo conozco. No sé de dónde salió. No tengo idea, nunca estuvo, nunca lo vi en una lucha de los pueblos originarios”, dispara María Rivera, abogada y militante en el Movimiento Internacional de Trabajadores.

“A Ancalao no lo conozco y descarto apoyarlo a futuro. Lo conocí ahora en la reunión de patrocinios y no lo escuché proponer nada progresivo. Así que no lo tenemos considerado en absoluto”, remató Rivera, quien esclarece que apoyaba la candidatura de Cristián Cuevas, independiente que no logró los patrocinios suficientes para llegar a la papeleta de noviembre.

A Cuevas también fue quien apoyó Giovanna Grandón, la “Tía Pikachu”, quien dice: “No tengo candidato por el momento”.

Loreto Vidal, quien fue de las primeras que se desmarcó de La Lista del Pueblo, cuenta que “ha estado mirando y analizando a Boric”, pero que “no he logrado encantarme con ningún candidato”.

En tanto, Camila Zárate rescata la intención que tienen “desde los movimientos sociales” de “que los constituyentes no nos electoralicemos”.

Además, subraya la egresada de derecho que tomó distancia de La Lista del Pueblo y de las “decisiones electorales que tomaron”, y que cumplirá su deber cívico de votar, “pero dejo mi opción presidencial en reserva”.

El activista por los derechos humanos, Manuel Woldarsky, también reservó su opción “para ofrecer parámetros objetivos” por su trabajo como constituyente.

Posteriormente, la noche de el jueves, la candidatura Diego Ancalao fue rechazada por el Servel: el organismo le objetó más de 23 mil firmas porque la notaría que supuestamente daba fe de la veracidad de los patrocinios no funciona desde el 2018 y el fedatario falleció a principios de este año.

Si bien los convencionales habían hecho distancia con el trabajo eleccionario de La Lista, esta noticia fue recibida con dureza y con “pena” por la interna del colectivo.

En conversaciones de pasillo, un convencional tomó la noticia como un “dolor de guata” y calificó lo sucedido como “horrible”. En tanto, otro considera que el ambiente se tornó “denso”. Otra voz en la interna de La Lista, pero fuera de la Constituyente, consideró que lo sucedido es una “desgracia”.

Apruebo Dignidad: PC respeta pacto

“Mi candidato es Gabriel Boric, le he hecho propaganda y fui a Punta Arenas a morirme de frío. No tengo ningún problema en decirlo”, enuncia Daniel Stingo, abogado que postuló en cupo de Revolución Democrática.

Sin embargo, quien obtuvo la primera mayoría nacional anuncia que separarán trabajos entre la Convención y la campaña de los siete candidatos presidenciales: “Influencias directas, nada. Nosotros hacemos nuestra pega y ellos tratan de ser Presidente”.

“Yo apoyo a Boric, porque honramos nuestro compromiso”, asegura la trabajadora social y militante comunista, Carolina Videla. “Los compromisos son compromisos. Y esperamos fortalecer, como hemos dicho en distintas instancias, lo programático, que eso sea incorporado”, extiende.

Así también constató Valentina Miranda, estudiante de administración pública y militante comunista, que además de apoyar a Boric, pide que los candidatos “se pongan a disposición del trabajo constituyente”: “Va a ser sumamente importante que las ideas transformadoras de un eventual programa de gobierno sea muy en la línea con lo que tiene que hacer la Convención Constitucional”.

Vamos por Chile: del laguismo a Kast

En el caso de la centroderecha y la derecha en el nuevo órgano, hay diferentes miradas de la carrera por el sillón presidencial, así como diferentes cartas.

Por ejemplo, el periodista Bernardo de la Maza, que fue electo en cupo Evópoli pero insiste en su independencia, dice no tener candidato presidencial y que quiere “dedicarse por completo al trabajo de convencional”.

No obstante, declara que su candidato ideal no se presentó en esta oportunidad: “El único candidato por el cual no dudaría en votar hoy día no se presentó, que es Ricardo Lagos Escobar”. Y suma: “Yo soy un laguista. Absolutamente. Habría sido un gran estadista en estos días difíciles que hemos pasado. Y es el único estadista que existe en Chile”.

Raúl Celis, constituyente de RN y fundador de ese partido, constata que apoyará a Sebastián Sichel “con insumos que vayan apareciendo en la discusión política, como libertades individuales, régimen presidencial”.

Por su parte, Arturo Zúñiga, militante de la UDI, confirma su apoyo al candidato de Chile Vamos. Lo mismo hace el independiente con cupo de ese partido, Alfredo Moreno.

Al respecto, la también UDI Katerine Montealegre afianza que respetarán el pacto que tienen apoyando al candidato independiente, aunque personalmente su candidato era Joaquín Lavín, “pero en democracia se pierde y se gana. Todo el apoyo para Sichel, para que en Chile puedan primar las ideas de la libertad y el progreso”.

“Yo votaré por José Antonio Kast y varios otros convencionales también. Pero no creo que la Convención deba presidencializarse”, expresa Teresa Marinovic, que fue electa en cupo del partido Republicano.

Otra convencional que apoyó abiertamente al candidato del recién mencionado partido es Ruth Hurtado. La asesora legislativa fue por cupo RN, pero explica que ese cupo fue cedido en negociación, y agradece “especialmente” a Kast, “ya que cuando me habían bajado de la lista, él defendió mi cupo”.

Tal como ellas dos, Hurtado sostiene que hay más apoyos de manera reservada a Kast dentro de la Convención que no han sido manifestados públicamente, pero que “no me corresponde a mí exponer sus posturas”.

Expectativas

¿Será la Convención la que marque la pauta de la carrera presidencial, o viceversa?

De la Maza analiza el panorama y ve posible que las decisiones del nuevo órgano afecten la disputa por el sillón presidencial: “No podemos descartar que ayuda a los candidatos de centroderecha o derecha si es que la Convención ante la opinión pública se convirtiera en un fracaso. O si en ella fueran dominando corrientes de extrema izquierda”.

“En esos casos”, sigue el expresentador de noticias, “no descarto para nada que mucha gente pudiera preferir votar por la derecha, temerosa del camino donde va la convención, o del camino hacia dónde nos lleva la convención. Lo mismo a la inversa: si todo marcha fantástico creo que eso podría favorecer a un candidato de izquierda o centro izquierda, ¿no?”.

Esta idea es secundada por Hurtado: “Es inevitable que permee lo que pasa en definitiva afuera, porque ya lo vivimos en la primaria de Apruebo Dignidad”. Y pasa a detallar: “En ese momento las relaciones entre los representantes de todas las fuerzas de Apruebo Dignidad se cuidaban más. Habían fuerzas políticas que no querían tomar determinadas decisiones en ese periodo, porque temían, en mi lectura, que definiciones de ellos mismos pudieran afectar los resultados de sus candidatos afuera”.

Y consultado el socialista si podría a él pasarle esto con la candidata Provoste, enfatiza: “Espero que eso no me pase. Tengo una tarea en específico y trataré de mantener esa tarea siempre. Y fuera de la Convención me comprometeré con un proyecto en el que creo y adhiero”.

En tanto, Woldarsky dice que los candidatos deben ponerse a disposición de la Convención, y va más allá, invitando a los competidores a visitar las dependencias de calles Morandé con Compañía: “Creo que todos los candidatos y candidatas a la presidencia deben venir a la Convención Constitucional, para efectos de que nos muestren cuáles son sus propuestas fundamentales y de qué modo van a ayudar al trabajo que la constituyente tiene que seguir haciendo”.

Por su lado, Stingo sostiene que hay candidatos más comprometidos con el proceso: “La derecha no, porque no le interesaba esto. De hecho rechazaron. Kast, por ejemplo, rechazó. Si Kast llegara a salir, que no va a salir, porque es imposible… pero hagamos imaginación, y se alinean los astros, y algo que pasa, no sé, algo ya terrible, y sale Kast, a él no le interesa la Convención. No va a apoyar. Pero el resto, por lo menos Boric, le interesa apoyar al máximo”.

Por último, Montealegre, que abiertamente iba por el Rechazo, afirma que la Convención “es uno de los órganos más importantes del país”, porque “va a asumir las bases sobre las que se va a construir Chile los próximos 30 o 40 años”. Pero advierte: “Tienen una tremenda responsabilidad. Y digo tienen, porque creo que quienes han impulsado este cambio refundacional como le llaman, tienen la gran responsabilidad de no fallarles a los ciudadanos, por todas las expectativas que crearon”.

Tendencias Ahora