Una Constitución para Chile

Volver al home      |      Notas      |      Video      |      Entrevistas      |      Opinión
Agencia UNO

Agenda feminista en la constituyente: proponen guardería, paridad y protocolo contra el acoso sexual

Sábado 26 junio de 2021 | 06:00
VISITAS

Una perspectiva de género en todos los temas constitucionales es a lo que aspiran 40 convencionales electas. Conformaron un grupo de Whatsapp donde tratan temáticas exclusivamente feministas y han organizado reuniones por Zoom acerca de ello. A una semana de que se dé inicio a la Convención Constituyente, saben que serán una fuerza importante dentro del debate.

Desde que fueron electas el 16 de mayo, un grupo de constituyentes se han reunido con una bandera en común: el feminismo. Indican que crearon un grupo en Whatsapp, el cual con el pasar de los días ha aumentado su número de participantes. En las reuniones ya son 40: lo integran convencionales representantes de pueblos originarios, Lista del Apruebo, Apruebo Dignidad, Lista del Pueblo e Independientes No Neutrales.

Aunque iniciaron las conversaciones solo con el fin de conocerse, hoy ya tienen acuerdos para el Reglamento y ciertos puntos fundamentales para la base de la nueva constitución. Además, entre ellas existe una claridad de que tendrán una fuerte capacidad de incidencia en el debate constitucional y que eso les permitirá generar los cambios necesarios para tener una “sociedad igualitaria”.

La constituyente del distrito 11 por Convergencia Social (Frente Amplio), Constanza Schonhaut, explica que “el feminismo va a ser una fuerza ineludible durante todo este proceso y creo que va a tener fuerte capacidad de incidencia en el carácter del debate que vayamos a dar”. Añade que ya han avanzado “en la articulación de 40 constituyentes feministas que estamos en un chat. Hemos podido empezar a articular visiones comunes en torno al proceso”.

Mirada feminista

Lo primero y fundamental para las convencionales es que la constitución se escriba con una mirada feminista y de género. Saben que por primera vez, y gracias a la paridad, lograrán poner sobre la mesa temáticas que, aseguran, no se han relevado con la importancia que merecen.

Así lo confirma la convencional por el distrito 20 y miembro de la lista Independientes No Neutrales, Tammy Pustilnick. Para ella, la forma concreta de llevar sus ideales a la Convención es “escribiendo una constitución con perspectiva de género, avanzando a una igualdad sustantiva entre hombres y mujeres”.

En la misma línea, y desde la Lista del Pueblo, la convencional Loreto Vallejos (distrito 15) coincide con lo anterior: “Es super importante que la posición que se adopte desde todas las comisiones y todos los temas partan y nazcan desde una postura feminista”.

Por su parte, Malucha Pinto, convencional del Partido Socialista — denominado Colectivo Socialista— por el distrito 13, indica que la perspectiva de género debe estar no solo en el Reglamento e instalación de la Convención, sino que también en el funcionamiento de ésta. Para ella es importante, porque “hay un elemento de gran discriminación con las mujeres porque se sesiona, se establecen horarios y días, siempre desde la mirada bien masculina, y no toma en cuenta para nada el trabajo que representan los cuidados”.

Guardería y Estado Cuidador

Una de las temáticas que causa mayor preocupación dentro de las feministas es el de las “cuidadoras”: comentan internamente que hay muchas mujeres que deben cuidar niños y niñas pequeñas, o también de personas en situación de discapacidad. Por esto, dentro del Reglamento sería necesario instaurar, por lo menos, una guardería para las convencionales y sus equipos.

“Se está conversando que existe una guardería, además de financiamiento o bonos para las mujeres cuidadoras, para que cuando ellas no estén, puedan dejar a alguien a cargo”, aclara Pinto. Para ella, es importante ir más allá, que no quede solo en la Convención, sino que “ir instalando un Estado cuidador, un Estado que se haga cargo de los cuidados. Poner ese tema como un centro en la discusión constitucional”.

Asimismo, Schonhaut coincide con Pinto en la importancia de una “mirada del cuidado a lo largo del debate constituyente y eso implica la importancia de garantizar derechos sociales. En particular, por ejemplo, de la educación, vivienda, salud, pensiones, en términos del sistema de seguridad social”. Y extiende que, al mismo tiempo, se debe “replantear la dimensión del trabajo, entendiendo que no solo se trabaja remuneradamente, sino que también está el trabajo que se hace dentro de los hogares. Tiene que ver con una perspectiva de distribución del poder y por tanto también hay una mirada ahí presente al discutir el sistema político y las formas de participación”.

Sin embargo, Vallejos aclara que “hay que ampliar la discusión y no acotarlo al mundo femenino, a las mujeres que estemos en la convención. La labor del cuidado es transversal, hay hombres que también cuidan”.

Acuerdo en criterio de paridad y protocolos

Uno de los puntos ya acordados y que quieren instaurar desde el primer día es que la paridad no esté solo en el plenario, sino que en todo el funcionamiento de la Convención.

Bárbara Sepúlveda, abogada y constituyente por el distrito 9 por el Partido Comunista, arguye que uno de los acuerdos que tienen como constituyentes feministas es que “el criterio de paridad se aplique en toda la orgánica que se cree en la Convención Constitucional y no solo la plenaria”. Indica que la paridad se debe dar en “el trabajo en comisiones y que la mesa pueda ser ampliada a más personas que simplemente una presidencia y vicepresidencia, y que se establezca criterio de paridad, plurinacionalidad, representación de regiones e inclusión”.

La necesidad de crear protocolos, es otro de los puntos que creen que lograrán instalar en la Convención gracias a la paridad. Instalan que la baja participación de mujeres en otras instancias políticas no ha permitido regular aspectos importantes para la sociedad.

Damaris Abarca, constituyente independiente de Apruebo Dignidad, dice que para ella “es fundamental que se adopten ciertas medidas para proteger el espacio de la Convención respecto a nosotras las mujeres. Incluir, por ejemplo, protocolo contra la violencia política de género, la discriminación, el acoso sexual, debe ser fundamental para proteger este espacio porque finalmente las mujeres hemos sido excluidas de estos espacios, entonces nunca antes se puso sobre la mesa. Hoy en día es fundamental que estas cosas estén presentes”.

Tendencias Ahora