Vida
Domingo 08 abril de 2018 | Publicado a las 12:34
7 alimentos saludables potencialmente peligrosos si los consumes con demasiada regularidad
Publicado por: Daniela Wilhelm
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La alimentaci√≥n saludable puede resultar confusa para algunos, especialmente en las redes sociales, donde la informaci√≥n es tanta, y muchas veces contradictoria. Pr√°cticamente todos los que participan del debate aseguran ser expertos, y proclaman tener las √ļltimas novedades, consejos y soluciones para lograr una nutrici√≥n ideal.

No obstante, los alimentos etiquetados como saludables pueden no serlo si su consumo es repetitivo, porque pueden producir desequilibrios alimentarios, y hacernos sumar kilos y afectar nuestro rendimiento.

Cuando estamos en el plan de vivir saludablemente, podemos comer prácticamente de todo, siempre y cuando busquemos el equilibrio y controlemos la cantidad de lo que nos estamos llevando a la boca. La clave está en la moderación.

Hoy en BioBioChile te contamos cu√°les son los cuidados que debes tener con ciertos alimentos considerados saludables.

1. Agua

La hidratación es una de las claves para una buena salud y todos necesitamos consumir bastante. No obstante, la mayoría de las personas no bebe lo suficiente. Incluso, podemos llegar a confundir sed con hambre.

Sin embargo, a este problema de la falta de hidratación, se contrapone el de la sobrehidratación, es decir, beber agua en exceso.

Así, tomar demasiada agua, puede alterar el desequilibrio electrolítico, y a su vez, generar niveles peligrosamente bajos de sodio en la sangre.

Cuando los niveles de sodio bajan debido al consumo excesivo de agua, los fluidos se desplazan desde el exterior hacia el interior de las células, provocando que se hinchen, y cuando esto le sucede a las células cerebrales, puede conllevar a efectos peligrosos para la salud e incluso la vida, explica la médico dietista y nutricionista deportiva certificada Arlene Semeco para el sitio especializado Medical News Today.

Una de las enfermedades más comunes a raíz de la intoxicación por agua es la hiponotremia, un trastorno que se asocia con la morbilidad, mortalidad y discapacidades significativas y que se presentaría cuando existe una concentración plasmática de sodio inferior a 135 mEq/L.

Las consecuencias de este padecimiento en nivel agudo, suelen ser graves, causando convulsiones, colapso respiratorio, coma, da√Īo cerebral permanente y la muerte. Mientras que en su condici√≥n cr√≥nica, afecta el estado general de la salud, pudiendo causar d√©ficit de atenci√≥n, inestabilidad de la marcha, desequilibrio, y osteoporosis, explica un art√≠culo especializado sobre la enfermedad y sus efectos cerebrales, publicado en la Revista de Medicina Cl√≠nica.

ExplorerBob (CCO) Pixabay
ExplorerBob (CCO) Pixabay

2. Espinaca

Desde ni√Īos se nos insta a comer vegetales verdes, y el personaje de caricatura Popeye, en los noventa, sol√≠a ser un recurso bastante persuasivo cuando de comer espinaca se trataba.

Este vegetal de hojas frondosas y de intenso color es una gran fuente de proteína, fibra, y un conjunto de minerales y vitaminas esenciales.

Adem√°s, contiene lute√≠na, un pigmento amarillo de propiedades antioxidantes, que protege al cuerpo del efecto de los radicales libres y el envejecimiento prematuro, que act√ļa adem√°s como filtro solar, protegiendo los ojos y la piel de los nocivos estragos del sol, contribuyendo a la prevenci√≥n de la degeneraci√≥n macular.

Pero, pese a todas sus bondades, la espinaca al consumirse cruda, es alta en oxalato que tiene tendencia a ligarse con el calcio, promoviendo la formación de cálculos renales, por lo que las personas diagnosticadas con cálculos renales de oxalato de calcio deben evitar exagerar el consumo de este vegetal.

Por otra parte, su consumo constante también puede interferir en la absorción de calcio, así lo consigna el famoso sitio de bienestar Livestrong. Y lo mismo sucedería con las similares hojas de remolacha y acelga.

kkolosov (CCO) Pixabay
kkolosov (CCO) Pixabay

3- Alimentos altos en fibra

Cuando de perder peso se trata, el consumo de fibra es un aliado indiscutible. La fibra b√°sicamente, es la parte de un carbohidrato que el cuerpo no puede digerir. Aporta volumen a la dieta, infl√°ndose en el estomago, y causando efecto de saciedad por periodos prolongados de tiempo, lo que permite que pierdas peso sin pasar hambre, y que adem√°s, entre otras cosas, puedas mantener una buena salud digestiva, e incluso, cardiovascular y respiratoria.

Pero, si no estás acostumbrado a ingerir cantidades importantes de fibra, comer demasiado a la vez puede causar menor digestibilidad, provocando gases, flatulencia e hinchazón abdominal. Además de disminuir la capacidad de absorción del organismo de minerales importantes como el zinc, hierro, calcio y cobre, explica la Universidad de Duke.

Si estás acostumbrado a una dieta baja en fibra, su incorporación debe ser gradual y de manera consistente.
Si te preguntas cual es la cantidad adecuada, te contamos que ni√Īos y adultos necesitan ingerir al menos 20-30 gramos de fibra por d√≠a para una buena salud. Las mejores fuentes son las frutas y verduras enteras, los granos integrales y los frijoles, puntualiza la Escuela de Salud P√ļblica de Harvard, T.H. Chan.

Foodie Factor | Pexels
Foodie Factor | Pexels

4- Jugos de fruta

Muchos tienen el hábito de consumir jugos de fruta durante el desayuno, con la creencia de que están realizando un gran aporte a su dieta diaria y equiparando la ingesta de la fruta natural, en término de beneficios.

Si bien son ricos, y a veces m√°s amigables en su forma de consumo, al no contener la fibra de la fruta, son mayoritariamente fructosa, son pura az√ļcar, tal como las bebidas azucaradas cl√°sicas; y por otro lado, no cumplen la promesa de saciarte, como lo hace la fruta.

“Cuando procesas la fruta a jugo, al beberlo, la absorci√≥n es tan r√°pida, que cuando llega al estomago, el organismo no sabe si es Coca-cola o jugo de naranja…reemplaza el jugo por la fruta, y si decides tomarte la fruta, debes diluirlo”, aconseja Susan Jebb, asesora gubernamental y directora del grupo de investigaci√≥n de dieta y obesidad de la unidad de investigaci√≥n de nutrici√≥n humana, del Consejo de Investigaci√≥n M√©dico de la Universidad de Cambridge, para el medio The Guardian

stevepb (CCO) Pixabay
stevepb (CCO) Pixabay

5- Pomelos, naranjas y tomates

Si bien las naranjas, pomelos y tomates son los favoritos de muchos, y est√°n cargados de beneficios para el organismo, su nivel de acidez puede comprometer tu salud, si los consumes con demasiada regularidad.

La ingesta de ácido asociada a estos tres alimentos puede provocar reflujo, y si esta condición se prolonga en el tiempo, puede causar esófago de Barrett, un trastorno en el que se forman lesiones pre-cancerosas en el revestimiento del esófago.

Lo ideal es no consumir m√°s de dos naranjas, pomelos o tomates al d√≠a. Y evitar por completo estos frutos si ya tienes s√≠ntomas de reflujo, advierte Gina Sam, m√©dico gastroenter√≥logo, y directora del centro de Motilidad Gastrointestinal del Hospital Mount Sinai en New York, para Women’s Health.

En adición a lo anterior, pueden interferir con una larga lista de medicamentos de prescripción médica, incluyendo algunas estatinas y antihistamínicos. Los niveles de interacción variarían con la medicación, pero pueden escalar a niveles muy altos de la droga en la sangre, o a veces una menor absorción del medicamento, cuando se toman dentro de las 72 hrs. después de consumir estos cítricos, asegura Keith-Thomas Ayoob médico nutricionista, y profesor clínico asociado en la escuela de Medicina Albert Einstein de la Universidad de Yeshiva de New York.

Los problemas surgen porque los químicos en la fruta pueden interferir con las enzimas que degradan y metabolizan la medicación en el sistema digestivo. Así, el medicamento puede permanecer en el cuerpo por un tiempo demasiado corto o demasiado largo. Un medicamento que se descompone demasiado rápido no tendrá tiempo para funcionar; y por otro lado, un medicamento que permanece en el cuerpo demasiado tiempo puede acumularse hasta niveles potencialmente peligrosos, explica en un artículo instructivo la famosa institución médica estadounidense, Clínica Mayo.

Sundine (CCO) Pixabay
Sundine (CCO) Pixabay

6- Leches Vegetales

Las leches vegetales son hoy una alternativa viable para todos aquellos que por razones m√©dicas o por iniciativa personal no consumen l√°cteos. Pero pese a los beneficios que se les atribuyen, las leches de almendra, avena, soya, coco, arroz y c√°√Īamo que suelen encontrarse en supermercados son por lo general muy procesadas, y tienen muchos az√ļcares a√Īadidos. De hecho, estas leches tienen una parte m√≠nima del vegetal, en comparaci√≥n a todos los dem√°s aditivos.

Un vaso de leche de almendras, tendr√≠a, a modo de ejemplo, tan solo 4 almendras. De hecho hay populares marcas que han sido fuertemente demandadas en Estados Unidos y Gran Breta√Īa por contener tan solo un 2% de almendras por caja, consigna la famosa magazine Shape.

Por otro lado, no se puede pasar por alto, que muchas veces contienen carregenina, un aditivo utilizado en alimentos procesados, que es un derivado de algas rojas y que se usa como gelificante, para espesar y texturizar los alimentos. No es digerible, y no tiene ning√ļn valor nutricional.

Estudios demostrar√≠an que su ingesta prologada puede provocar en los consumidores hinchaz√≥n, dolor abdominal, s√≠ndrome del intestino irritable, intolerancia a la glucosa, c√°ncer de colon, alergias alimentarias, ulceraciones, tumores malignos e incluso diabetes. Esto sustentado en estudios en animales y estudios in-vitro con c√©lulas humanas. Existen m√°s de 3855 investigaciones al respecto, asegura The Cornucopia Institute en su reporte sobre los √ļltimos avances investigativos mundiales sobre este aditivo.

bigfatcat (CCO) Pixabay
bigfatcat (CCO) Pixabay

7- Proteína en Polvo

Es indiscutible la necesidad que tiene nuestro organismo de consumir prote√≠na. Adicionalmente, si est√°s en campa√Īa de perder peso y ganar masa muscular magra. Una persona sana necesita alrededor de 1,75 grs. de prote√≠na diaria por kilo de peso corporal, dependiendo de la edad, el nivel de actividad f√≠sica y otras variables relacionadas con la salud.

Este antecedente ha alimentado la creencia popular de que necesitamos buscar una fuente extra de prote√≠na por fuera de la que podemos obtener en base a una dieta sana y equilibrada. Es as√≠ que muchos acuden a la ingesta de prote√≠na en polvo, lo que no es malo. No obstante, el consumo excesivo de √©ste tipo de prote√≠nas puede da√Īar severamente los ri√Īones. Adem√°s, algunos suplementos pueden estar contaminados con metales pesados.

Por eso la recomendación es consultar con un profesional acreditado sobre administración de este tipo de suplementos, y no actuar por impulso, aconseja Maya Feller, médico nutricionista y Máster en ciencias de la nutrición de la Universidad de Nueva York, quién además participa como médico experta en nutrición, de manera permanente, en famosos programas estadounidenses como The Doctor Oz Show y Good Morning America.

Por otro lado, este tipo de suplementos pueden producir interacciones con ciertos tipos de antibióticos (quinolona, tetraciclínicos), consigna WebMed.

primalfuture (CCO) Pixabay
primalfuture (CCO) Pixabay

URL CORTA: http://rbb.cl/ju9v
Tendencias Ahora