Internacional
Martes 27 marzo de 2018 | Publicado a las 20:22 · Actualizado a las 13:06
Caravana del expresidente Lula da Silva recibe un disparo tras gira por el sur de Brasil
Publicado por: Yerko Roa La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El expresidente de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva termina este miércoles en Curitiba (sur) una caravana proselitista por el sur de Brasil marcada por la violencia, en la que dos autobuses de su comitiva fueron baleados.

La presencia policial ha sido intensificada en la capital de Paraná, donde también confluirán grupos de derecha y adeptos del diputado ultraderechista Jair Bolsonaro.

“Espero que tengamos seguridad, que la polic√≠a nacional y la del estado, as√≠ como los servicios de inteligencia, puedan cumplir su papel para que podamos manifestarnos de forma pac√≠fica y democr√°tica como siempre lo hemos hecho”, dijo a la AFP la presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann.

La senadora hizo esos comentarios después de los disparos efectuados en la noche del martes contra dos de los tres autobuses de la caravana, sin provocar heridos.

Uno de los veh√≠culos, que transportaba periodistas, recibi√≥ dos tiros y otro con invitados del PT fue impactado por una bala. Lula y Hoffmann viajaban en el √ļnico veh√≠culo que sali√≥ indemne del ataque, indic√≥ la legisladora.

Los adversarios del exmandatario (2003-2010) hostigaron a su comitiva a lo largo del trayecto de diez días por tres estados (Rio Grande do Sul, Santa Catarina y Paraná). Las protestas fueron poco concurridas, pero no le dieron tregua.

“Nuestra caravana est√° siendo perseguida por grupos fascistas. Ya lanzaron huevos, piedras. Hoy, hasta dispararon un tiro contra un autob√ļs”, hab√≠a informado el propio Lula antes de que fuera detallado que hab√≠an sido tres los disparos.

Bolsonaro felicit√≥, antes de ese incidente, a los activistas que organizaron actos contra Lula, a quien calific√≥ de “bandido”.

El rico sur agr√≠cola es una regi√≥n hostil a Lula y, seg√ļn medios de prensa, varios asesores le desaconsejaron emprender esa gira. El a√Īo pasado realiz√≥ una por su feudo electoral, el empobrecido noreste, donde comprob√≥ y reforz√≥ su popularidad.

Lula, Bolsonaro, MBL, todos en Curitiba

Bolsonaro, que debe aterrizar en la capital paranaense a las 11H30 locales (14H30 GMT), desafi√≥ el lunes a Lula a demostrar “qui√©n lleva m√°s pueblo a la calle sin pagar”.

Sus partidarios irán a recibirlo al aeropuerto, desde donde partirá a Ponta Grossa (a 115 km de Curitiba), para participar en un acto político.

Lula lidera las encuestas para las elecciones de octubre, pero su candidatura puede ser invalidada por estar condenado a m√°s de 12 a√Īos de c√°rcel por corrupci√≥n. El segundo en los sondeos, pero con la mitad de las intenciones de votos, es Bolsonaro, un apologista de la dictadura militar (1964-85).

El Movimiento Brasil Libre (MBL), muy activo en las protestas que acompa√Īaron la destituci√≥n de la presidenta de izquierda Dilma Rousseff por el Congreso en 2016, convoc√≥ a una caminata hasta el Parque Barigui, a menos de un kil√≥metro de la Santos Andrade, donde se realizar√° el acto del PT.

“Hay riesgo de enfrentamientos”, afirma el consultor y polit√≥logo Paulo Mora, quien dice percibir una radicalizaci√≥n creciente en el pa√≠s.

“Si la campa√Īa oficial ni comenz√≥ y ya llegamos a la fase de lanzar huevos y piedras, el riesgo es que la elecci√≥n se salga de control, estimulada por el exceso de candidatos en contraposici√≥n a la falta de ideas y programas”, evalu√≥ el martes la columnista Eliane Cantanhede, de Estado de S.Paulo.

La propia Rousseff expres√≥ temor de un “ba√Īo de violencia” durante la campa√Īa.

Los adversarios de Lula se vieron frustrados después de que el Supremo Tribunal Federal (STF) prohibiera encarcelar al exlíder sindical al menos hasta el 4 de abril, cuando los magistrados deben decidir si tiene derecho a apelar ante los máximos tribunales su larga sentencia en libertad.

“Por lo que se ve en esas hostilidades entre esos movimientos en el sur, si Lula no va preso, tendremos una campa√Īa marcada por la violencia”, sostuvo el polit√≥logo Paulo Mora.

Curitiba es la ciudad donde oficia el juez Sergio Moro, impulsor en la primera instancia de la Operación Lava Jato, que investiga un gigantesco esquema de corrupción con base en Petrobras. Esa megacausa llevó a la cárcel a empresarios poderosos y políticos de todas las tendencias, y está en la base de la condena de Lula.

El juez Edson Fachin, a cargo de los expedientes de Lava Jato en el STF, denunció el martes amenazas contra él y su familia.

La violencia de tintes políticos demostró este mes que en Brasil puede ir más allá de las amenazas con el asesinato de la concejal de Rio de Janeiro Marielle Franco, conocida por su lucha contra el racismo, las discriminaciones y las denuncias de los atropellos policiales en las favelas.

URL CORTA: http://rbb.cl/jqnd
Tendencias Ahora