Sociedad
Miércoles 08 abril de 2020 | Publicado a las 20:56
Los beneficios psicológicos de una casa limpia y ordenada
Por Emilio Lara
La información es de Deutsche Welle
visitas

A muchos les gusta tener la casa ordenada, pero no les atrae la idea de hacerlo, como tampoco desempolvar, limpiar ventanas o deshacerse de cosas en desuso.

Pese a que en Chile no es com√ļn, en otros pa√≠ses las “limpiezas de primavera” asoman como la oportunidad ideal para llevar a cabo este tipo de tareas junto con el resto de la comunidad.

Detr√°s de este t√©rmino tan inofensivo se esconde la misi√≥n de limpiar el departamento o la casa de arriba abajo. No obstante, la psic√≥loga Sandra Jankovski explica por qu√© vale la pena “pasar el trapo” regularmente.

Limpieza, una especie de meditación

“Cuando limpiamos, tenemos una meta en mente. Y cuando alcanzamos esa meta, nuestro cerebro libera endorfinas y estamos contentos de haber logrado algo”, se√Īal√≥ Jankovski. Adem√°s, se ha demostrado que limpiar reduce el estr√©s.

En el mejor de los casos, la limpieza se puede convertir en una especie de meditaci√≥n. “Si la actividad ofrece la mezcla correcta entre exigencia y relajaci√≥n y se convierte en una rutina, se puede alcanzar un flujo meditativo”, detall√≥.

De acuerdo con una encuesta del instituto demosc√≥pico ingl√©s YouGov, un 63% de sus encuestados hace una limpieza profunda una vez al a√Īo.

Sin embargo, solo un 19% decide hacerlo en primavera. En general, las mujeres limpian más que los hombres: mientras un 84% de ellas dijo hacerlo, entre ellos esa cifra solo alcanzó el 58%.

Los efectos positivos de la limpieza

Diferentes estudios demuestran que vale la pena limpiar nuestras casas o departamentos regularmente.

Investigadores de la Universidad de Londres descubrieron que limpiar como mínimo una vez por semana reduce el riesgo de sufrir una depresión hasta en un 20%.

Investigaciones similares han arrojado que es m√°s f√°cil concentrarse y ser m√°s productivo en un entorno limpio y ordenado.

“En un hogar arreglado autom√°ticamente nos sentimos m√°s seguros y m√°s a gusto. En cambio, si el departamento est√° desordenado, esto puede intensificar un sentimiento interno de estr√©s”, indic√≥ Jankovski.

Indagaciones cient√≠ficas conducidas en el √ļltimo tiempo han logrado concluir que solo a un 19% de sus encuestados les gusta limpiar y que a un 35% les genera poca o ninguna alegr√≠a.

En el mejor de los casos, la limpieza puede llevar a un estadio meditativo, ya que actividades como arreglar y sobre todo desechar cosas viejas requieren concentración.

El sistema de categorización

Los expertos recomiendan un truco: en lugar de arreglar por cuartos, puede resultar más fácil arreglar por categorías: ropa, libros, papel, recuerdos, etc.

“Se hace una pila con todos los objetos de una categor√≠a, esto nos hace ver cu√°ntas cosas poseemos en realidad”, explic√≥ a la DW la asesora de limpieza Hannah Cesarz.

En Europa, en promedio, una persona posee unas 100 mil cosas.

Despu√©s de hacer una pila con todo lo que se tiene, se recomienda tomar cada objeto y reflexionar si ese objeto provoca alegr√≠a o si a√ļn es √ļtil.

Si este es el caso, se puede quedar en la casa, de lo contrario, se le agradece y se tira. “El aprecio es un concepto central de este m√©todo”, dice Cesarz.

A la mayor√≠a de las personas les cuesta separarse de recuerdos. “Nos quedamos con muchas cosas por motivos de decencia y moral”, se√Īal√≥ Cesarz.

Por ejemplo, cuesta tirar regalos. “En el momento en el que recibimos el regalo, nos gener√≥ alegr√≠a y, con ello, cumpli√≥ su finalidad. Si el objeto ya no nos hace feliz, nos podemos separar de el”, agreg√≥ la experta.

Ayuda profesional

En los √ļltimos dos a√Īos, se ha vuelto muy popular arreglar y limpiar la casa con ayuda profesional.

Sin embargo, a muchos les cuesta contratar ayuda para una tarea supuestamente f√°cil.

“El propio hogar es un lugar sagrado. A muchas personas les da pena que otros vean el desorden en su departamento, porque en cierta forma es una mirada a su interior”, dijo Cesarz.

No obstante, arreglar y tirar cosas viejas puede traer beneficios, por ejemplo, puede mejorar la convivencia social.

“Si el quehacer diario sol√≠a ser motivo de pelea, ser√° un factor de estr√©s menos”, a√Īadi√≥.

Además, se puede ahorrar dinero. Si uno se deshace de muchas cosas, comprará menos cosas innecesarias. Y, mientras menos cosas estén esparcidas por la casa, más fácil será limpiar.

Por si esto fuera poco, investigadores de la Universidad de Indiana descubrieron que personas que viven en un entorno arreglado son más activas a nivel psicológico y también están más motivadas a moverse.

A quienes realmente les cueste motivarse para la limpieza, los expertos recomiendan no limpiar todo el departamento o toda la casa, sino que ir por solo una parte y recompensarse por ello.

Tendencias Ahora