La economía mundial viene enfrentando un escenario complejo desde principios de 2020, cuando comenzó la pandemia. Las cuarentenas y paralizaciones que se llevaron a cabo para evitar la propagación del COVID-19, afectaron a la mayoría de las industrias en Chile. Sin embargo, el mercado de autos usados fue uno de los pocos que encontró una oportunidad para sobresalir en medio del caos, debido al cese de importaciones de autos nuevos que planeaban llegar al país. Esto, sumado a las medidas que tomaron muchas personas para prevenir el contagio del virus, como evitar la locomoción pública y trasladarse en autos particulares, generó un alza en la demanda de estos, que fue lo suficientemente significativo para coronar el término del año pasado con un quiebre de stock por autos usados.

La situación no ha sido muy diferente este 2021, y el primer semestre se han registrado significativos aumentos en la demanda y precio promedio de los autos de segunda mano. Solamente entre los meses de enero y mayo, pudimos observar que se demandaron más de 3 millones de vehículos usados a nivel nacional. Y solo entre abril y mayo la demanda creció en más de un 40%, lo que muestra como de un mes a otro, el auge continúa siendo altamente notorio.

Sin embargo, lo que hace aún más especial esta situación, —a ojos de nuestros estudios de mercado automotriz—, es que en esta oportunidad, pudimos observar que se registraron grandes alzas de demanda y precios promedios en regiones como O’higgins, donde solamente entre abril y mayo, el incremento de la demanda por autos usados superó también el 40%.

Pese a que, muchas personas esperan con ansias la vuelta a la normalidad de las importaciones para acceder a un auto 0 kilómetro, muchas otras han visto en esta pandemia, una gran oportunidad para deshacerse de su auto y recuperar, incluso, más de lo invertido con los compradores más ansiosos por adquirir o renovar su vehículo.

Por su parte, la región de Antofagasta que se caracterizaba por liderar los precios más altos con 9 millones como precio promedio fue desplazada. Y nuevamente sorprende otra región de la zona sur como la que posee los vehículos usados más caros, se trata de la Araucanía, con un precio promedio de $9.700.000, debido a la escasez de estos, de la que no se ha podido recuperar la región desde el quiebre de stock del diciembre pasado.

Sin duda, es el mejor momento para recuperar lo que se invirtió en un auto, ya que hay muchos vendedores que incluso, han triplicado el precio original al que lo adquirieron.

Claudia Castro
Gerente de Clasificados de Yapo.cl