Hoy, 17 de mayo se celebra el Día Mundial del Reciclaje.Sin lugar a dudas, es una tarea en la que como sociedad hemos avanzado durante los últimos años, en los que se ha tomado una mayor conciencia de la importancia del modelo de las tres “erres”: Reducir, Reutilizar y Reciclar, ampliando este a cuatro con el Recuperar.

No obstante, aún queda mucha tarea por realizar. Según el informe del Banco Mundial titulado Los Desechos 2.0, se registraron dos mil millones de toneladas de residuos sólidos, lo que provoca 1.600 millones de toneladas de CO2 equivalente emitidas a la atmósfera (5% de las emisiones mundiales) y si no se ejecuta un cambio de rumbo significativo, al 2050 esta cifra se elevará a tres mil millones de toneladas.

En Chile, según datos del Ministerio del Medio Ambiente, se generan 7,7 millones de toneladas de residuos domiciliarios al año, con un volumen equivalente a 29 cerros Santa Lucía y se recicla menos del 12%.

Como empresa tenemos un compromiso medioambiental, enmarcado en nuestra estrategia de Sustentabilidad 2020-2024, donde uno de nuestros objetivos es trabajar para contribuir a cuidar los recursos naturales y el planeta, impulsando una producción y consumo responsable. Es por ello que iniciamos un trabajo interno y minucioso
junto al equipo de Diseño y nuestros proveedores para incluir materialidades más sustentables, disminuir el packaging de nuestros productos y optar por plásticos reciclables, así mismo implementamos el etiquetado ambiental en nuestros empaques para facilitar el reciclaje a nuestros consumidores.

Durante 2020 redujimos un 16% el uso de pack plástico de nuestros productos y 18% de cartón de nuestros embalajes. Para el año 2021, cambiamos la materialidad de nuestros insumos e-commerce usando solo plásticos reciclables y biodegradables, así como cartones certificados FSC (provenientes de bosques manejados de manera sustentable).

Contamos con un plan de trabajo riguroso en Certificación Ambiental y tenemos metas claras al año 2024, las cuales nos desafían a seguir abordando de manera responsable este compromiso.

Sin embargo, creemos que como en muchos otros ámbitos de nuestro país, se hace necesario descentralizar las iniciativas tendientes a impulsar el reciclaje más allá de la Región Metropolitana, mejorando la infraestructura pública destinada a avanzar de la mano con la empresa privada, incentivando la instalación de más puntos limpios y verdes en todas las regiones del país, junto con promover mayor cultura ambiental, ya que la sensibilización y la toma de conciencia en esta materia es fundamental para lograr cambiar los hábitos de consumo e involucrar a más personas en el cuidado del medioambiente.

El reciclaje debe ser una tarea país, en la que el Estado, las empresas e industrias y la sociedad, deben trabajar mancomunados de cara a un futuro más verde y sostenible.

Sheylla Pinto de la Sota
Gerente de Sustentabilidad de Casaideas