En mi calidad de escultora y dirigente gremial por más de 9 años, me parece indignante como nuevamente se pasan a llevar los derechos participativos de los artistas.

El año pasado, a raíz de una invitación cerrada a 12 artistas para el millonario concurso COP 25 por parte del MOP, la SOECH (Sociedad de Escultores de Chile) denunció que debería haber igualdad de oportunidades cuando los presupuestos son públicos, logrando, después de innumerables reuniones, que se revirtiera esta situación, cambiando su modalidad a un concurso público, pero no así los jurados.

Hoy, nuevamente, nos vemos enfrentados a la misma situación a la que apelamos desde la ética, no de la legalidad, ya que cuando ésta está mal, debe ser cambiada.

A través de un decreto presidencial que crea un consejo asesor para la celebración del quinto aniversario de la llegada de Hernando de Magallanes al Estrecho de Magallanes, se encomiendó al MOP (Ministerio de Obras Públicas) la realización de un concurso para construir una escultura en la región con un presupuesto de más $ 320.000.000.

Nuevamente el MOP hace un concurso cerrado, e invita SOLO a 6 artistas a participar, reiterando la desigualdad de oportunidades y las malas prácticas.

Creo inadmisible que una conducta como esta se siga repitiendo en el mundo de la cultura, más cuando existe una situación país en la cual miles de artistas están en una situación de vulnerabilidad económica grave.

¿Cómo se explica destinar fondos millonarios a solo un proyecto, cuando se debería haber incluido y hacer partícipes a muchos?

Claramente vemos señales de privilegios sólo para algunos.

Paralelamente a este concurso, un curador independiente ha realizado con gran éxito una importante exposición en Portugal, “Tesoros de América”, referida al mismo tema del concurso, con la participación de 29 destacados artistas nacionales. Esta exposición se ha inaugurado en el Pabellón de las Bellas Artes en Buenos Aires, a la que la DIRAC negó su apoyo, y no ha tenido ningún tipo de financiamiento por parte del estado.

En tiempos de cambios, esperamos señales de transparencia, igualdad de oportunidades y respeto de parte de las instituciones del estado.

Laura Quezada
Escultora