Opinión
Domingo 05 abril de 2020 | Publicado a las 07:59
Nuestros familiares genocidas deben seguir en la c√°rcel
Por Tu Voz
visitas

Ante la pandemia que nos aqueja, como miembros del Colectivo Historias Desobedientes-Chile. Hijas, hijos y familiares de genocidas por la Memoria, la Verdad y la Justicia, queremos manifestarnos respecto a la demanda de liberación de nuestros familiares por conceptos humanitarios, interpuesta por los partidos Renovación Nacional (RN) y Unión Demócrata Independiente (UDI) y apoyada por otros familiares de FFAA y de Orden: nos oponemos rotundamente.

¬ŅLas razones? En primer lugar, la gravedad de los delitos cometidos por unos y otros es muy distinta. Los presos y presas de la revuelta social se encuentran en ‚Äúprisi√≥n preventiva‚ÄĚ (‚Äúmedida cautelar‚ÄĚ excepcional aplicada en ausencia de una sentencia judicial condenatoria y que no presume de su culpabilidad); los reos comunes han cometido delitos que jur√≠dicamente constituyen un perjuicio producido entre privados; en cambio, los pocos violadores de los derechos humanos que han recibido sentencias condenatorias son autores de cr√≠menes imprescriptibles (seg√ļn la Convenci√≥n Internacional de 1968 suscrita por Chile en 2012) que atentan, como dec√≠a el propio Patricio Aylwin, contra la fibra moral de nuestra sociedad toda vez que el da√Īo fue provocado a la Sociedad Civil por parte de agentes del Estado.

En segundo lugar, las condiciones de vida y el grado de exposici√≥n a la pandemia son incomparables. La situaci√≥n de los reos comunes y pol√≠ticos en los diversos centros penitenciarios constituye un gran motivo de preocupaci√≥n para las agrupaciones de DDHH en Chile, y, en el contexto actual, cada vez m√°s para la comunidad internacional: hacinamiento, escasa higiene, alimentaci√≥n deficiente, falta de atenci√≥n m√©dica, carencia de mascarillas y desinfectantes, poca ventilaci√≥n… Muy distinta es la situaci√≥n de los reos de Punta Peuco y de los otros recintos privilegiados.

Como familiares de esos criminales, muchos de nosotros conocemos bien el lugar reservado para ellos: habitaciones de 36m2 para dos personas, cuyas camas se encuentran a m√°s de un metro y medio de distancia; un ba√Īo para cada pieza; un comedor com√ļn con sillas y espacio m√°s que suficiente para el bajo n√ļmero de detenidos; un patio de 1500 m2 por m√≥dulo penal, en el cual pueden reunirse y hacer asados; libertad de circulaci√≥n‚Ķ A lo cual se suma el acceso a recintos hospitalarios institucionales de alto nivel: seg√ļn el ranking del Global Health Intelligence (2019) tanto el Hospital Militar como el DIPRECA se encuentran entre los diez mejor equipados de Chile.

Si la situaci√≥n penal es tan diferente, entonces ¬Ņpor qu√© ciertos sectores de la sociedad insisten en denunciar una supuesta discriminaci√≥n hacia nuestros familiares? ¬ŅDe qu√© mal sue√Īo extrajo Jacqueline Van Rysselberghe que en Punta Peuco existe una poblaci√≥n penal expuesta al contagio ‚Äúfruto del hacinamiento que existe en esa c√°rcel‚ÄĚ? ¬ŅSe trata de un sector pol√≠tico que est√° mintiendo, o que simplemente no sabe de lo que est√° hablando? Respecto a la posici√≥n del (des)gobierno actual, ¬Ņacaso pretende nuestro Presidente, ansioso de Gloria, aprovecharse de esta situaci√≥n de ‚Äúexcepcionalidad dentro de la excepci√≥n‚ÄĚ jur√≠dica para imponer una agenda unilateral que anular√≠a los pocos y dif√≠ciles avances que ha logrado nuestro pa√≠s en materia de derechos humanos?

Porque los criminales de lesa humanidad han gozado durante a√Īos de las condiciones penales que hemos descrito; porque no han mostrado arrepentimiento (¬°y vaya que lo sabemos!); porque no han aportado informaci√≥n para contribuir a la verdad; porque a√ļn hoy mantienen pactos de silencio; porque no hay circunstancia alguna que justifique su horroroso actuar; porque, en fin, conoci√©ndolos como miembros de sus familias, reiteramos nuestro rechazo a este nuevo subterfugio de la derecha: no deben estar en la calle.

Así, nos pronunciamos contra la liberación de los criminales de lesa humanidad y en favor de las demandas de los reos comunes y presos políticos en Chile.

Historias Desobedientes-Chile
Hijas, hijos y familiares de genocidas
por la Memoria, la Verdad y la Justicia

4 de abril de 2020

Tendencias Ahora