Nacional
Miércoles 27 marzo de 2019 | Publicado a las 09:24 · Actualizado a las 12:37
Cardoen se defiende y alega inocencia tras acusación de venta de bombas a régimen de Saddam Hussein
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El empresario chileno Carlos Cardoen se defendió y alegó inocencia respecto de la acusación de venta de bombas de racimo al régimen de Saddam Hussein en la década de 1980.

A trav√©s de un comunicado, el exmandam√°s de Industrias Cardoen reiter√≥ su m√°s “absoluta y completa inocencia frente a los cargos que se me hicieron en su momento”.

Sumado a ello, asegur√≥ que dichos cargos tienen “un origen m√°s bien pol√≠tico que legal, por la decisi√≥n de Estados Unidos”.

Todo ocurre en el marco de la solicitud que envió a Chile el Departamento de Justicia de Estados Unidos para tramitar su extradición, oficio que fue recibido por la Cancillería y remitido a la Corte Suprema.

En efecto, en 1993, el país del norte acusó a Cardoen de importar de manera ilegal a Chile, desde su territorio, circonio, el material requerido para la elaboración de estos explosivos.

Pero el cambio de actitud por parte de esta nación se habría originado debido a la Guerra del Golfo, cuando Irak -que hasta antes de eso sustanciaba una guerra con Irán- invadió Kuwait, país por el cual Estados Unidos abogó.

En el escrito, Cardoen dijo estar sorprendido que a tres d√©cadas de los hechos, y a m√°s de 26 a√Īos desde la acusaci√≥n, las autoridades estadounidenses decidan finalmente “solicitar aquello que debieron haber hecho en 1994”.

En l√≠nea con lo anterior, el empresario de Santa Cruz valor√≥ el apoyo que el Estado le ha prestado “durante todos estos a√Īos a trav√©s del Ministerio de Relaciones Exteriores y la oficina de Interpol en Chile”.

Tambi√©n agradeci√≥ la resoluci√≥n del Senado en la materia, un proyecto de acuerdo para que el presidente Sebasti√°n Pi√Īera interceda a su favor ante Estados Unidos.

Tal medida, a su juicio, “ratifica la vulneraci√≥n de los Derechos Humanos que me afecta tras 26 a√Īos sin garant√≠a de un debido proceso”, a√Īadi√≥.

La iniciativa tuvo su origen en el recurso presentado por los senadores Letelier, Allende, Aravena, Ebensperger, Mu√Īoz, Rinc√≥n, Von Baer, Allamand, Araya, Chahu√°n, Durana, Galilea, Garc√≠a, Garc√≠a Huidobro, Guillier, Huenchumilla, Insulza, Lagos, P√©rez, Pizarro, Pugh, Quinteros y Sandoval.

“Como siempre, junto a mi familia, enfrentar√© estos cargos, que, aunque tard√≠os, permiten aclarar en Chile mi total inocencia y de las del equipo que me apoyaba en aquella √©poca”, sostuvo.

“Finalmente, espero que se cierre este largo proceso kafkiano del cual he sido objeto para poder dejar atr√°s esta amarga experiencia judicial”, concluy√≥.

Ya en enero de 2019, en conversación con La Tercera, Cardoen recalcaba su postura.

“En primer lugar fui autorizado por el gobierno chileno, y con la anuencia y apoyo del gobierno norteamericano, porque en esa √©poca Irak era aliado de Estados Unidos”, dijo.

Ejército

Hasta 1987, Industrias Cardoen, junto con la Fábrica y Maestranzas del Ejército, produjo y comercializó armas, operación que llevó a venderle 150 millones de dólares a Hussein por tal concepto.

Pero su actividad no estuvo exenta de polémicas ni tragedias: el 29 de enero de 1985, su planta de Iquique fue destruida por una explosión en la que 29 trabajadores perdieron la vida.

Cardoen, en reiteradas ocasiones, ha acusado haber sido v√≠ctima de un “sabotaje” en relaci√≥n a ese hecho.

El conflicto con Estados Unidos, además, le valió la pérdida de sus propiedades en el estado de Florida, inmuebles avaluados en 30 millones de dólares y la imposibilidad de salir del país durante todo este tiempo, ante en riesgo de ser detenido en otro territorio.

Su relación con tal país, admitió, surgió en base a una oportunidad comercial: importarlo desde allá, pese a que también lo comercializan otros, era más económico y ellos se lo ofrecieron, dijo.

Tendencias Ahora