Nacional
Viernes 07 septiembre de 2018 | Publicado a las 05:16 · Actualizado a las 06:57
El Frente Amplio se resiste a bajar la tensión de sus roces internos
Publicado por: Jonathan Flores
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En el Frente Amplio (FA) son escasas las voces que asumen una postura autocr√≠tica frente a los √ļltimos episodios que han protagonizado algunos de sus dirigentes.

Los enfrentamientos internos han tenido de todo. Acusaciones cruzadas, emplazamientos por la defensa de los Derechos Humanos y, principalmente, las renuncias de Vlado Mirosevic a la presidencia de la Comisión de Relaciones Exteriores; y Pamela Jiles, en la Comisión de Familia.

Todo parti√≥ el 19 de abril. El Gobierno hab√≠a retirado el √ļltimo proyecto ingresado por la administraci√≥n Bachelet: el Bono Valech, una iniciativa que buscaba entregar una reparaci√≥n de 3 millones de pesos a las v√≠ctimas de prisi√≥n pol√≠tica y tortura.

Agencia UNO | Edición: BBCL
Agencia UNO | Edición: BBCL

Y el diputado Ignacio Urrutia (UDI) decidió festinar con ello cuando intervino en la Cámara esa jornada. Celebró la decisión del Ejecutivo y desató la ira de la diputada Pamela Jiles (PH) cuando se refirió a las víctimas como terroristas.

Aquello produjo la salida de las bancadas del Frente Amplio y los comunistas esa jornada. Jiles cruz√≥ el hemiciclo y encar√≥ al legislador oficialista, cuyo enfrentamiento termin√≥ con una sanci√≥n econ√≥mica para ambas partes tras una decisi√≥n un√°nime de la Comisi√≥n de √Čtica de la C√°mara, incluso con los votos de los diputados frenteamplistas Vlado Mirosevic (PL) y Renato Garin (RD), pese a que exist√≠a un acuerdo previo en el conglomerado para que el castigo a Jiles fuera rechazado a modo de protesta. Pero no cumplieron.

“Aqu√≠ no estamos en la far√°ndula. Aqu√≠ estamos en un poder del Estado, que es un poder serio que tiene normas y reglamentos que debe cumplir”
- Ignacio Urrutia, diputado UDI

Por eso, Mirosevic le ofreci√≥ disculpas p√ļblicas y reconoci√≥ que debi√≥ negarse a cumplir el reglamento de la C√°mara y rechazar la multa a la parlamentaria humanista. “Yo d√≠ la unanimidad. Y eso fue un error. Quiero pedir p√ļblicamente disculpas a la diputada Pamela Jiles. Deb√≠ haber votado en contra de esa sanci√≥n”, admiti√≥.

Pero Pamela Jiles no acept√≥ las disculpas de Mirosevic y asegur√≥ que no basta con las palabras. “¬ŅQu√© dijo que iba a hacer respecto de su grave error? Porque esto no es un club de f√ļtbol, esto es pol√≠tica. Cuando uno comete un error terrible seguramente uno tiene que hacer algo”, se√Īal√≥, deslizando que espera un gesto mayor y m√°s formal que las simples declaraciones.

Disculpas versus revancha

Otro miembro opositor de la Comisi√≥n que vot√≥ a favor de la determinaci√≥n fue el diputado PPD Tucapel Jim√©nez. Y el s√≠ tom√≥ las acciones concretas que aparentemente est√° esperando Jiles: le pidi√≥ disculpas y renunci√≥ a la Comisi√≥n de √Čtica conflictuado por haber apoyado la moci√≥n.

A través de una declaración, Jiménez sostuvo que está disgustado consigo mismo por no haber emitido un voto contrario a la decisión de la instancia, que multó a la diputada Humanista con 182 mil pesos y a Urrutia con 638 mil pesos. La parlamentaria, en este caso, valoró y agradeció el gesto del honorable.

Agencia UNO
Agencia UNO

Pero el que no ha superado la pol√©mica parece ser el diputado de la UDI, Ignacio Urrutia, quien inform√≥ que ingresar√° un nuevo escrito ante la Comisi√≥n de √Čtica de la C√°mara contra Pamela Jiles, luego que la diputada calificara en duros t√©rminos a los integrantes de dicha instancia parlamentaria.

Urrutia asegur√≥ que Jiles debe recordar que el Congreso no es la far√°ndula. “Ella ha respondido insultando nuevamente a los miembros de la Comisi√≥n de √Čtica. A m√≠ me parece que no corresponde. Debe ser sancionada. Aqu√≠ no estamos en la far√°ndula. Aqu√≠ estamos en un poder del Estado, que es un poder serio que tiene normas y reglamentos que debe cumplir”, remarc√≥.

El otro conflicto

Pese a todo el revuelo que ha tomado el asunto, la renuncia de Mirosevic a la Comisión de RREE ocurrió el martes por otras razones y tiene raíz en un ramillete de cuestionamientos internos que han recaído sobre el parlamentario.

El martes pasado la mesa nacional del Frente Amplio pretend√≠a discutir la continuidad del diputado en ese cargo, impulsado por uno de los bloque minoritarios del FA: el Movimiento Democr√°tico Popular, quienes acusaron al congresista arique√Īo de estar ‚Äúrepresent√°ndose solo‚ÄĚ.

“Nosotros somos de los fundadores del Frente Amplio, no tenemos por qu√© ser los que nos vayamos”
- Vlado Mirosevic, diputado Partido Liberal

‚ÄúA pesar de las presiones, no estamos dispuestos a negociar nuestras convicciones en materia de Derechos Humanos y democracia‚ÄĚ, se√Īalaba un texto emitido por el partido de Mirosevic, el PL, refiri√©ndose a las cr√≠ticas de sectores del Frente Amplio a la postura de Mirosevic, condenatoria de lo que sucede en Venezuela, Cuba y Nicaragua.

‚ÄúEl problema no es Boric y Jackson, se genera por sectores que no son mayoritarios y se atreven a censurar (‚Ķ) Quiz√°s no es tan minoritaria. Este acto tiene que servir para abrir un debate de fondo sobre qui√©nes pueden estar y quienes no pueden estar en el Frente Amplio. No creemos que relativistas de derechos humanos puedan estar‚ÄĚ, indic√≥ luego el propio Mirosevic La Segunda.

‚ÄúSer√≠a m√°s c√≥modo bajar nuestras cr√≠ticas, pero no estamos dispuestos a variar nuestra posici√≥n (‚Ķ) Nosotros somos de los fundadores del Frente Amplio, no tenemos por qu√© ser los que nos vayamos, en circunstancia de que estamos haciendo honor al esp√≠ritu original‚ÄĚ, agreg√≥.

FA pide retomar roles

Tras estas dos bulladas renuncias, el Frente Amplio advirti√≥ a trav√©s de un comunicado que ‚Äúconstruir una nueva pol√≠tica es tambi√©n asumir la heterogeneidad de nuestra alianza‚ÄĚ, de modo que ‚Äúnuestras diferencias no se resuelven por tanto con renuncias ni vetos de ning√ļn tipo‚ÄĚ.

Ante eso, desde el conglomerado hicieron un llamado ‚Äúa todos nuestros parlamentarios y parlamentarias a que retomen los roles acordados en sus respectivas comisiones y defiendan el mandato de la ciudadan√≠a desde dichos espacios‚ÄĚ.

Pero los roces internos siguen agitando la agenda y ning√ļn sector del FA parece querer bajar el tenor del enfrentamiento.

De hecho, al √ļltima hora del jueves, el Frente de Acci√≥n Feminista Humanista del PH -el partido de Pamela Jiles- segu√≠a atizando la pugna. Entregaron su apoyo a la diputada y de paso tildaron de ‚Äútraidores‚ÄĚ a quienes votaron en contra de la sanci√≥n econ√≥mica que recibi√≥ la parlamentaria.

Incluso entregaron un espaldarazo a Jiles, ya que -seg√ļn expresaron- perciben en ella una rebeld√≠a necesaria y sumamente urgente “en tiempos de moral torcida y tramposa”.

Tendencias Ahora