Vida
10 cosas que los hijos no saben de su madre
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Convertirse en madre te cambia la vida en muchos sentidos, pues significa un viaje de mucho cansancio y sacrificio, pero también muy gratificante y lleno de amor.

Aunque la mayoría de los hijos saben que sus madres los aman y harían cualquier cosa por ellos, a veces realmente no le toman el peso al duro trabajo que ha hecho la mujer que les dio la vida.

Lee tambi√©n: ‚ÄúNunca ser√° tu trabajo mantenerlo interesado‚ÄĚ: Carta de padre a hija conmueve a redes sociales

En este contexto, Natasha Craig, columnista del portal de contenidos virales UpWorthy, enumeró 10 cosas por las que pasan muchas madres y algunos hijos no lo saben.

¬°Prepara los pa√Īuelos!

1. La has hecho llorar… muchas m√°s veces de las que crees

“Ella llor√≥ cuando se enter√≥ que estaba embarazada. Llor√≥ mientras daba a luz. Llor√≥ cuando por primera vez te tuvo en sus brazos. Ha llorado de alegr√≠a. Ha llorado de miedo. Ha llorado por preocupaci√≥n. Ha llorado porque lo que siente por ti es muy profundo. Siente tu dolor y tu felicidad y lo comparte contigo, aunque no te des cuenta”, escribe Natasha.

2. Ella quer√≠a ese √ļltimo trozo de torta/chocolate/galleta

“Pero cuando vio que la mirabas con tus grandes ojos y te saboreabas, ella no pudo comerla. Ella sab√≠a que la har√≠a mucho m√°s feliz ver a su ni√Īo o ni√Īa con la boca llena en lugar de comer ella”, afirma Natasha.

3. Ha sentido mucho dolor físico

“Cuando jalabas su pelo, le dol√≠a; cuando la agarraste con esas peque√Īas u√Īas afiladas que eran imposibles de cortar, le dol√≠a; cuando la mordiste mientras te amamantaba eso le dol√≠a, tambi√©n. Cuando te tuvo, tambi√©n le doli√≥. Mientras te esperaba, tambi√©n le doli√≥”, indic√≥.

4. Siempre tiene miedo

“Desde el momento en que fuiste concebido, ella hizo todo lo que estuvo en su poder para protegerte. Ella se convirti√≥ en una mama osa”, dice Natasha, agregando que ella pensaba que cosas horribles pod√≠an pasarte cada vez que sal√≠as, te demorabas en llegar, estabas con un amiguito, porque en su mente nadie pod√≠a mantenerte tan seguro como ella misma.

Su coraz√≥n casi se sal√≠a cada vez que te ca√≠as cuando diste tus primeros pasos. Con cada dedo de tu pie golpeado y cada tropiezo, ella estaba lista para socorrerte, y estuvo ah√≠ en cada mal sue√Īo o tus noches de fiebre. Ella estaba ah√≠ para asegurarse de que estabas bien, porque siempre tiene miedo de perderte o de que sufras.

5. Ella sabe que no es perfecta

Natasha afirma que cada madre es su peor cr√≠tico. “Conoce todos sus defectos y, a veces se odia a s√≠ misma por ello. Es m√°s dura consigo s√≠ misma cuando se trata de ti. Quer√≠a ser la madre perfecta, no hacer nada mal, pero es humana y ha cometido errores. Probablemente, todav√≠a est√° tratando de perdonarse a s√≠ misma por sus equivocaciones”.

“Ella desea con todo su coraz√≥n volver atr√°s en el tiempo y hacer las cosas de forma diferente, pero no puede, por lo que deber√≠as ser amable con ella y hacerle saber que hizo lo mejor que pudo”.

6. Ella te miraba mientras dormías

Había noches en que despertaba a las 3 a.m. e iba a verte para asegurarse de que estuvieras bien. Apenas podía mantener sus ojos abiertos mientras te cantaba o leía y pedía que por favor te quedaras dormido.

“Luego, cuando finalmente te dorm√≠as, su cansancio desaparec√≠a y se sentaba a contemplar tu cara, porque le parec√≠a perfecta”, dice Natasha.

7. Te cargó más veces de las que crees

“La necesitabas as√≠ que estuvo ah√≠ para ti. Aprendi√≥ a llevarte en brazos mientras limpiaba; a abrazarte mientras com√≠a; incluso a cargarte mientras dorm√≠as porque era la √ļnica forma en que a veces pod√≠as descansar”.

“Sus brazos se cansaban, su espalda se da√Ī√≥, pero ella se mantuvo inm√≥vil porque quer√≠a tenerte cerca. Te acurruc√≥, am√≥, bes√≥, y jug√≥ contigo. Te sent√≠as seguro/a en sus brazos, eras feliz en sus brazos, te sent√≠as amado/a en sus brazos, por lo que con frecuencia le ped√≠as que te cargara”.

8. Su corazón se rompió cada vez que lloraste

No hab√≠a ning√ļn sonido m√°s triste que el de tus llantos. Ver l√°grimas rodar por tus mejillas era algo horrible para ella. A√ļn lo es. Ella hizo todo lo que estuvo en su poder para impedir que lloraras, y cuando ella no pudo detener tus l√°grimas, su coraz√≥n se rompi√≥ en mil pedazos.

9. Siempre te puso antes que ella

En todo orden de cosas. Comidas, lluvias, sue√Īo. Siempre se preocup√≥ de satisfacer primero tus necesidades. Se pasaba todo el d√≠a d√°ndote lo que necesitabas, para que al final del d√≠a ella quedara sin energ√≠as. Pero al d√≠a siguiente, se despertaba y hac√≠a todo de nuevo porque verte sano y feliz es lo que la dejaba tranquila.

10. Lo haría todo de nuevo

“Ser madre es una de las tareas m√°s dif√≠ciles que alguien puede hacer, y a veces te lleva al l√≠mite. Lloras, sufres, te equivocas, intentas, trabajas, y aprendes. Sin embargo, tambi√©n experimentas m√°s alegr√≠a de lo que pensabas que era posible y sientes m√°s amor del que tu coraz√≥n puede contener. A pesar de todo el dolor, la pena, las horas de sue√Īo, tu madre har√≠a todo de nuevo, porque para ella t√ļ lo vales”.

“As√≠ que la pr√≥xima vez que veas a tu mam√°, dile gracias, nunca est√° de m√°s escucharlo”, dice Natasha.

URL CORTA: http://rbb.cl/ewvf
Tendencias Ahora