Internacional
Martes 04 diciembre de 2018 | Publicado a las 08:54
Trump rinde homenaje al expresidente George H.W. Bush y confirma que asistir√° al funeral
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El cuerpo del 41¬ļ presidente de Estados Unidos, George Herbert Walker Bush, yace en la capilla ardente en el Capitolio en Washington a la que acudi√≥ Donald Trump fugazmente el lunes por la noche, en el inicio de cuatro d√≠as de honras f√ļnebres.

En una breve visita al Capitolio, el presidente Trump, acompa√Īado de la primera dama, Melania Trump, rindi√≥ homenaje a Bush, fallecido el viernes a los 94 a√Īos en su casa de Houston, de manera “muy apacible y pac√≠fica”, seg√ļn su amigo y consejero de toda la vida, James Baker.

Bush, que antes de ocupar la Casa Blanca entre 1989 y 1993, fue un condecorado piloto de caza de la Segunda Guerra Mundial, exjefe de la Agencia Central de Inteligencia CIA y vicepresidente de Ronald Reagan antes de llegar a la Casa Blanca.

El padre del también expresidente estadounidense George W. Bush será enterrado el jueves en Texas luego de una serie de tributos.

El punto culminante de las conmemoraciones será el miércoles, con un funeral de Estado en la Catedral Nacional de Washington, el primero para un presidente desde la muerte de Gerald Ford en 2006.

Miembros del ej√©rcito portaron el f√©retro, cubierto con la bandera estadounidense hasta a la Rotonda del Capitolio para una ceremonia a la que asisti√≥ su hijo George W. Bush, 43¬ļ presidente de la naci√≥n, y otros familiares, as√≠ como legisladores de todo el espectro pol√≠tico.

“Fue un gran l√≠der que hizo una gran diferencia en la vida de esta naci√≥n”, dijo el vicepresidente, Mike Pence.

El l√≠der de la mayor√≠a republicana en el Senado, Mitch McConnell, lo describi√≥ como un patriota que condujo el pa√≠s tan recto como hab√≠a pilotado su avi√≥n: “Nos mantuvo volando alto y nos desafi√≥ a volar a√ļn m√°s alto”.

“Nadie armoniz√≥ mejor la alegr√≠a y el deber de la vida”, destac√≥ el presidente de la C√°mara de Representantes, el republicano Paul Ryan.

Trump ir√° al funeral

Miles de personas se espera que despidan a Bush a partir de las 19:30 (21:30 de Chile), cuando abran las puertas de la Rotonda, donde una guardia de honor vigilará por 37 horas, día y noche, los restos mortales del expresidente.

El exmandatario republicano había dicho que no votó por Trump en 2016, pero éste anunció que le rendirá todos los honores.
Trump orden√≥ enviar el Boeing 747, llamado Air Force One solo cuando el presidente est√° a bordo, para trasladar a Washington los restos de Bush, un viaje que fue denominado “Misi√≥n especial de aviaci√≥n 41”.

El ata√ļd fue subido este lunes en Houston frente a una guardia de honor militar y una salva de ca√Īones. Sus familiares presenciaron el tributo con la mano en el coraz√≥n. El fiel labrador del fallecido mandatario, Sully, tambi√©n lo acompa√Ī√≥ en el viaje final a la capital.

A la ceremonia en la catedral el mi√©rcoles asistir√°n Trump y George W. Bush, probablemente junto con otros expresidentes estadounidenses y decenas de l√≠deres extranjeros, incluida la alemana Angela Merkel. El exprimer ministro canadiense Brian Mulroney pronunciar√° un discurso mortuorio, seg√ļn medios estadounidenses.

Luego, los restos de Bush volver√°n a Texas, su hogar. Despu√©s de otro servicio f√ļnebre en la iglesia episcopal de Saint Martin en Houston, un tren llevar√° el ata√ļd al campus de la Universidad de Texas A&M. All√≠ se encuentra la Biblioteca y Museo Presidencial de George H.W. Bush, detr√°s de la cual ser√° enterrado junto a Barbara, su esposa, que muri√≥ en abril; y Robin, la hija de ambos, que muri√≥ de leucemia a los tres a√Īos en 1953.

“Al cielo”

George H.W. Bush “fue probablemente el mejor presidente de un solo mandato”, dijo Baker, su secretario de Estado, en alusi√≥n a la derrota de su amigo en las elecciones de 1992 contra el dem√≥crata Bill Clinton.

Pero Baker enfatizó los éxitos de política exterior: navegar el final de la Guerra Fría y organizar una coalición mundial para expulsar a las tropas iraquíes de Kuwait en la primera Guerra del Golfo.

A pesar de los r√©cord de aprobaci√≥n de Bush despu√©s de la operaci√≥n “Tormenta del desierto”, decepcion√≥ a los estadounidenses en el frente interno. La econom√≠a de Estados Unidos entr√≥ en recesi√≥n en 1990, y la recuperaci√≥n fue lenta, lo que contribuy√≥ a la victoria de Clinton.

Bush luch√≥ durante a√Īos con la enfermedad de Parkinson, que lo dej√≥ en silla de ruedas y, a menudo, hospitalizado, incluso despu√©s de la muerte de Barbara.

Baker cont√≥ el domingo a CNN que lo hab√≠a visitado el viernes por la ma√Īana. “¬ŅAd√≥nde vamos, Bake?”, le pregunt√≥ el expresidente. “Al cielo”, respondi√≥ su amigo. “Bueno, ah√≠ es donde quiero ir”, dijo Bush.

Sus √ļltimas palabras fueron para su hijo mayor, por tel√©fono, seg√ļn Baker. “Te amo, pap√°, nos veremos en el para√≠so”, le dijo George W. Bush. “Yo tambi√©n te amo”, le contest√≥ su padre antes de partir.

Tendencias Ahora