TV y Espect√°culo
Antigua escena de Thomas y sus amigos causa polémica: tren es sepultado vivo como castigo
Publicado por: Camilo Suazo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Estrenada en octubre de 1984 en Inglaterra, la serie infantil Thomas y sus amigos ha acompa√Īado la infancia de millones de ni√Īos alrededor de todo el mundo.

Sin embargo, y a pesar de ser una producci√≥n enfocada en los m√°s peque√Īos del hogar, algunos creen que incluye tem√°ticas m√°s oscuras de lo que muchos podr√≠an creer.

Tal es el caso de Tristan Cooper, editor del sitio de entretenimiento Dorkly, quien recientemente dedicó un tuit a una escena que -a su juicio- resulta tan trágica como terrorífica.

“Hay un episodio en el que un tren obstinado es castigado, siendo enterrado vivo para siempre, y es peor que una pel√≠cula de terror”, escribi√≥.

Cooper se refiere al tercer capítulo de la primera temporada llamado The Sad Story of Henry, que a Latinoamérica llegó con el nombre de El Orgullo de Henry.

En la historia, el tren llamado Henry se niega a salir de un t√ļnel ya que no quer√≠a que la lluvia estropeara su pintura verde con l√≠neas rojas. A pesar que los pasajeros se lo exigen, √©l se opone.

Es entonces cuando aparece el encargado de todas las locomotoras, Sir Topham Hatt, m√°s conocido como el Inspector Gordo, quien ante la negativa de salir, le permite permanecer a Henry en el t√ļnel… para siempre.

De esta manera, ordena construir un muro de ladrillos para que así nunca más pueda salir. Desde aquel momento, Henry sólo es capaz de ver al resto de los trenes desde la distancia, hecho que lo lleva a arrepentirse por su decisión.

Thomas y sus amigos
Thomas y sus amigos

Finalmente, el personaje se queda solo en el t√ļnel, con fr√≠o y sucio, pregunt√°ndose si alguna vez volver√° a los rieles.

El narrador, que no es otro que el ex Beatle Ringo Starr, concluye el cap√≠tulo con una especial reflexi√≥n: “Creo que se merec√≠a aquel castigo, ¬Ņy t√ļ?”.

Cabe se√Īalar que columnistas como Jia Tolentino, del peri√≥dico norteamericano The New Yorker, se√Īalan que esta serie se caracteriza por tener un alma “represivo y autoritario”.

De hecho, Tolentino se refiere espec√≠ficamente al cap√≠tulo detallado anteriormente, dejando para el an√°lisis la siguiente reflexi√≥n: “¬ŅQu√© tipo de lecci√≥n moral se supone que los ni√Īos debieran aprender de eso? ¬ŅHaz lo que te dicen o ser√°s sepultado para siempre en la oscuridad hasta morir?”.

Thomas y sus amigos
Thomas y sus amigos
Tendencias Ahora