Sociedad
El peso que carga el autor de ‘la mejor cu√Īa de la historia de la televisi√≥n chilena’
Publicado por: Eduardo Woo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Por mucho tiempo, Marcelo García ha preferido esconderse y negar rotundamente lo que a la salida del Juzgado de Garantía de Quirihue (Región del Bío Bío) dijo, y que se convirtió en uno de los videos más vistos en Internet.

Fue en 2004 cuando Garc√≠a enfrent√≥ a los medios para acusar c√≥mo hab√≠a sido un supuesto intento de abuso sexual del ex alcalde Luis Medina. Sin embargo, sus palabras terminaron siendo catalogadas como ‘La mejor cu√Īa de la historia de la televisi√≥n chilena’, seg√ļn se puede encontrar a√ļn en YouTube, con m√°s de 2 millones de reproducciones.

“Hasta el d√≠a de hoy digo que es la verdad. Si viene Jes√ļs y me lo pregunta, le dir√≠a lo mismo. Pero me traicion√≥ la falta de educaci√≥n, la forma en c√≥mo lo dije. Yo estaba enrabiado, hab√≠a salido del juzgado todo alterado. Todos me dec√≠an que declarara tal como hab√≠a sido. Y pequ√©, pequ√© de ignorancia‚ÄĚ, cuenta Garc√≠a a la revista S√°bado, rompiendo su largo silencio.

Garc√≠a, de 32 a√Īos, mantiene cada una de las acusaciones contra el ex jefe comunal, quien lo habr√≠a llevado enga√Īado a la caba√Īa 25 del motel Nevada, en Chill√°n, para ofrecerle dinero por practicarle sexo oral.

El ex funcionario municipal se negó, le insultó y arrancó, y días después llevó el caso a la Justicia, quedando desestimado por falta de pruebas. Tras ello, cuenta, hubo división en el pueblo.

‚ÄúLa gente me insultaba en la calle. Vez que iba al pub me molestaban y al final todo terminaba en combos. Me met√≠ en taekwondo para defenderme y ganarme el respeto a golpes‚ÄĚ, relata.

Tiempo después de pagar 600 mil pesos al ex edil, producto de una querella por injurias y calumnias, le llegó el comentario de que sus declaraciones estaban rondando por Internet, siendo lo más visto de 2010.

“A los a√Īos, un amigo en Chill√°n, carreteando, me dijo que el video estaba en Internet. En esa √©poca yo estaba terminando mi carrera de ingeniero constructor en un instituto”, recuerda.

As√≠, su vida qued√≥ marcada y en varias ocasiones buscando trabajo, le lleg√≥ la pregunta: “¬ŅT√ļ eres el del video?”.

‚ÄúNo siento que hoy sea el tipo del video. No soy yo. Me eduqu√©, aprend√≠ a hablar. Fue una reacci√≥n. Me dieron ganas de superarme y no volver a pasar por lo mismo. Del puro gusto me compr√© una camioneta Dodge Ram, una vez, para pasearme por el pueblo y que todos los que sea hab√≠an re√≠do vieran qui√©n era ahora.‚ÄĚ, cuenta.

A pesar de ello, reconoce que alguna vez fue a Google Chile a dejar una carta para pedir la baja del video, sin éxito.

Pero todo eso ha cambiado. En 2011 se casó, se compró un terreno en Linares donde fue a vivir. Tiempo después, para impresionar, se compró dos ciervos como mascota, gracias a su empresa constructora con la que trabaja con amigos cercanos.

Si bien su vida es feliz, reconoce que aun le afecta el video, pero -dice- se pone duro. “Mi √ļnica preocupaci√≥n ahora, y que espero ocurra nunca, es que alguien le diga algo a mi hijo de 5 a√Īos, y √©l se averg√ľence de su pap√°. Porque al final, sea como sea, para el yo soy su superh√©roe”, concluye.

Tendencias Ahora