Internacional
Identifican y buscan a sospechoso del sangriento atentado en Bangkok
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La polic√≠a tailandesa buscaba este martes a un “sospechoso” del atentado perpetrado el lunes en un templo del centro de Bangkok, que dej√≥ al menos 20 muertos y m√°s de 120 heridos.

La policía revisó a la baja un anterior balance de 21 muertos, y anunció que veinte personas fallecieron en el atentado con bomba perpetrado en hora punta ante el concurrido santuario de Erawan, en el céntrico distrito de Chidlom.

Entre los fallecidos hay ocho turistas, de China, Hong Kong, Indonesia, Malasia y Singapur. Igualmente resultaron heridas 123 personas.

La investigación proseguía este martes, y la policía buscaba a un sospechoso identificado cerca del lugar del ataque gracias a las imágenes de videovigilancia.

“Estamos buscando a un hombre” que pertenecer√≠a a un “grupo opuesto” a la junta y ser√≠a “oriundo del noreste del pa√≠s”, anunci√≥ a la prensa Prayut Chan-O-Cha, jefe de la junta militar en el poder y actual primer ministro.

“Este ataque es el peor” jam√°s cometido contra el reino, y fue dirigido “directamente contra personas inocentes”, a√Īadi√≥.

El noreste de Tailandia es el bastión del movimiento de los Camisas Rojas, partidarios del antiguo gobierno, derrocado en un golpe militar en mayo de 2014 después de meses de manifestaciones opositoras.

“La bomba ten√≠a por objetivo matar al m√°ximo n√ļmero posible de personas, ya que el santuario est√° lleno de gente sobre las seis y las siete de la tarde”, dijo este martes el portavoz de la polic√≠a Prawut Thavornsiri.

Seg√ļn √©l, la bomba conten√≠a probablemente tres kilos de explosivos. Las autoridades tailandesas creen que el blanco del atentado eran los extranjeros, y que los autores quer√≠an “da√Īar el turismo”, uno de los pocos sectores de la econom√≠a tailandesa que van bien.

Este martes, la cotizaci√≥n de la moneda tailandesa, el baht, se derrumb√≥ a su nivel m√°s bajo en seis a√Īos, a 35,6 unidades por un d√≥lar.

La bolsa de Bangkok registraba pérdidas de en torno al 2%, con los inversores preocupados por las repercusiones del atentado cometido contra un sector clave para la economía como es el turismo.

Entre las víctimas hay al menos ocho extranjeros, muy numerosos en este tiempo a cielo abierto ubicado en el corazón de Bangkok, y en medio de los grandes centros comerciales de la ciudad.

En un comunicado, la polic√≠a confirm√≥ la muerte de dos chinos, dos hongkoneses, dos malasios, un singapurense, un indonesio y cinco tailandeses. Las dem√°s v√≠ctimas deben ser a√ļn identificadas.

Inicialmente, las autoridades dijeron que entre los muertos había un filipino, pero en la lista revisada no había mención a esa persona.

Sin reivindicación de momento

“Escuch√© una detonaci√≥n muy potente, y todo el edificio tembl√≥. Sal√≠ corriendo a la calle”, explic√≥ la noche del lunes a la AFP Panupan Chansing, empleado del Grand Hyatt, un lujoso hotel situado cerca del lugar de la explosi√≥n.

“Vi varios cad√°veres yacientes, y veh√≠culos incendiados. Me sent√≠ muy triste de que esto ocurra al pueblo tailand√©s. Estoy asustado”, a√Īadi√≥ este joven de 20 a√Īos.

El lugar del atentado es un santuario consagrado al dios hind√ļ Brahma, que atrae tambi√©n a miles de fieles budistas cada d√≠a.

El ataque no ha sido reivindicado, pero las sospechas recaen principalmente en las facciones políticas rivales del reino, dirigido por una junta militar desde hace 15 meses.

Desde mayo de 2014, Tailandia está gobernada por una junta militar, que tomó el poder para poner fin a meses de manifestaciones, a veces sangrientas, contra el gobierno de entonces, elegido democráticamente.

El país sigue bajo tensión y muy dividido después de una década de violencia política, jalonada por dos golpes de Estado.

Un personaje clave de esta polarización es el ex primer ministro Thaksin Shinawatra, que se exilió para escapar a las acusaciones de corrupción de la justicia y sigue siendo popular en el norte del país. Su hermana Yingluck llegó también al cargo de primera ministra, y fue precisamente derrocada en el golpe de mayo de 2014.

Tendencias Ahora