Sociedad
El origen del mito que la bandera de Chile es la m√°s linda del mundo
Publicado por: Alberto Gonzalez
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

No haría falta una encuesta para que la mayoría de los chilenos considerara nuestra bandera como la más linda del mundo, y si bien es motivo de orgullo contar con un emblema patrio que conjuga lo mejor de nuestro país, lo cierto es que alrededor de su belleza se esconde un mito alimentado por versiones periodísticas de épocas remotas.

Corr√≠a el 1907 cuando en una fiesta al aire libre, en una playa, a los lugare√Īos no se les ocurri√≥ mejor cosa que organizar un concurso para definir cu√°l bandera era la m√°s bonita del mundo entonces conocido.

En dicho lugar un infaltable chileno hizo que su hija exhibiera nuestro emblema patrio, ganando la discusión respecto a que nuestra bandera blanco, azul y rojo, junto a la estrella solitaria, era lejos la más linda.

El “concurso” fue conocida por un reportero de la Revista Zig-Zag, publicando la historia en nuestro pa√≠s un 6 de octubre de 1907 seg√ļn consta en El Mercurio, dando origen al mito.

El Mercurio, 18 de septiembre de 2004.

El Mercurio, 18 de septiembre de 2004.

EL FAMOSO “CONCURSO”

Seg√ļn la leyenda, se trat√≥ de un concurso internacional, pese a que nunca existieron bases y su jurado fue un grupo de arist√≥cratas que compart√≠an con sus familias en un lugar de veraneo. Si fue por aclamaci√≥n o por votos, todo queda en el halo de misterio del mito.

Quiz√°s eso de “internacional” tiene que ver con que la situaci√≥n se registr√≥ en Blakenberghe, actualmente parte de la costa norte de B√©lgica, un balneario del pa√≠s europeo.

Lo cierto es que dos familias de chilenos estaban en el lugar, la de la se√Īora Rojas de Bachcker y la de don Felipe Casas Esp√≠ndola, quienes emocionados con el improvisado reto, presentaron la bandera.

Lo que se cuenta del evento se√Īala que nuestro emblema fue preparado en seda, con una ca√Īa con asta de oro, y que fue exhibida por la hija de la se√Īora Rojas de 12 a√Īos, quien orgullosa pos√≥ para las c√°maras de la √©poca, siendo su imagen quiz√°s el √ļnico vestigio del mito.

De esta forma, nuestra bandera consiguió el primer premio, tal como lo relata la crónica publicada en la revista Zig-Zag:

“El porta estandarte de esa bandera una vez m√°s victoriosa, fue una hijita de la se√Īora Rojas, una linda chilenita de doce a√Īos, a la cual se le hizo una ovaci√≥n, llev√°ndola por toda la ciudad con la bandera premiada flotando a esos lejanos vientos del norte, la bandera de Chile”, indica el art√≠culo.

“Nuestra vanidad ha quedado grandemente satisfecha con este triunfo. Por insignificante que se le considere, hay que confesar que √©l ha contribuido con √©xito a dar a conocer nuestro pa√≠s en el Viejo Mundo”, se√Īala la nota.

LA NOTA PERIO√ćSTICA

La historia fue conocida por un reportero quien r√°pidamente la public√≥ en nuestro pa√≠s con el t√≠tulo de “Concurso de banderas en B√©lgica: Triunf√≥ la de Chile”.

El art√≠culo relata que “nos ha llegado del Viejo Mundo la grata nueva que nuestra querida insignia republicana ha obtenido el primer premio en un concurso internacional de banderas verificado en la pintoresca ciudad de Blankenberghe, uno de los balnearios mas concurridos de la costa del B√°ltico, en B√©lgica”.

No obstante, dicha información tenía dos imprecisiones, en primer lugar se trató de un concurso local y por otro lado el balneario no está ubicado precisamente frente al Báltico.

Hechas estas aclaraciones, lo concreto es que el concurso si existió, tal como lo reconoce el historiador Joaquín Edwards Bello, quien sin embargo duda que Chile haya conseguido el primer lugar.

Pero m√°s all√° de las discusiones, lo cierto es que hace unos a√Īos, en 2007, un dise√Īador y fil√≥sofo de Nueva Zelanda, Josh Parsons, ide√≥ un ranking de banderas seg√ļn su dise√Īo, figuras, contraste y geograf√≠a, entre otras variables, seg√ļn public√≥ Las √öltimas Noticias.

¬ŅY nuestra bandera? Si bien esta vez no qued√≥ en el primer lugar, alcanz√≥ un meritorio 14¬ļ lugar.

Tendencias Ahora