Notas
“AFP al desnudo”: Reportaje deja en evidencia desigualdades del controvertido sistema de pensiones
Publicado por: Alberto Gonzalez
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Cuando comenzaron a operar en Chile las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), se prometió una revolución en el sistema de pensiones que tendría como principales beneficiados a los jubilados. Pero pasó el tiempo, y las cifras actuales no dejan contentos a quienes aportan con el capital para el funcionamientos de estas empresas que han acumulado fondos que ascienden a los 160 mil millones de dólares.

Esta problem√°tica fue abordada en el √ļltimo reportaje del programa “En la Mira” de Chilevisi√≥n, que promedi√≥ 10 puntos de rating seg√ļn datos entregados por @Fotechcl. La investigaci√≥n abord√≥ la diferencia entre el monto en promedio que reciben los jubilados, que no supera los 185 mil pesos, en relaci√≥n a las ganancias de las aseguradoras.

Seg√ļn datos indagados en el reportaje del periodista Rodrigo P√©rez, por cada 20 millones que una persona logre ahorrar, recibir√° $100 mil mensuales de jubilaci√≥n. Esto genera preocupaci√≥n en los trabajadores, que en su mayor√≠a deber√≠an recibir una pensi√≥n cercana a los $150 mil pesos tomando en cuenta variables como el salario m√≠nimo.

El sistema genera desigualdades tan ins√≥litas, como por ejemplo los casos de dos jubilados que reciben actualmente $200 de pensi√≥n, debido a que seg√ļn el c√°lculo que hace la AFP, una persona a los 70 a√Īos tiene una esperanza de vida de 50 a√Īos m√°s.

Seg√ļn el experto del Cenda Manuel Riesco, “en realidad no es un sistema de pensiones, porque los sistemas de pensiones lo que se recauda se usa para pagar pensiones. En este sistema lo que se recauda se desv√≠a hacia los mercados de capital, es decir, es un sistema de ahorro forzoso”.

Seg√ļn Klaus Schmidt-Hebbel, economista y director de AFP Habitat, el problema pasa por la baja tasa de contribuci√≥n, es decir, los bajos montos que se descuentan de los sueldos para el ahorro previsional. En ese sentido propuso elevar dicha tasa de 10% a un 13%.

Incluso, algunos como el ex ministro de Hacienda Felipe Larra√≠n, postul√≥ que el problema est√° en que que los chilenos viven m√°s tiempo del previsto, junto con las denominadas “lagunas previsionales”, para lo cual deber√≠an trabajar m√°s tiempo.

Pero no s√≥lo eso es parte de lo cuestionado a las Aseguradoras de Pensiones, sino que adem√°s el dinero recaudado es invertido en empresas -un 17,5%-, banca 18,5%- y en empresas del Estado -22,5%-, por montos que van de los 28 millones de d√≥lares a los 36 millones. Esto √ļltimo, sin que los clientes tengan alguna opci√≥n de elegir d√≥nde se destina el dinero, arriesgando fuertes p√©rdidas, como lo sucedido con el denominado Caso La Polar.

El reportaje causó de inmediato reacciones, especialmente luego que la investigación revelara que los funcionarios de Fuerzas Armadas no fueron incluidas en el nuevo sistema de AFP creadas en dictadura, y que actualmente pueden recibir pensiones de hasta 3 millones de pesos, dependiendo del rango que hayan alcanzado.

Por otro lado, el anuncio del Gobierno de Michelle Bachelet de crear una AFP estatal para “competir” con las otras aseguradoras, tambi√©n provoca cr√≠ticas aunque no de parte del creador del sistema, Jos√© Pi√Īera, quien en un seminario “agradeci√≥” a la mandataria “por darme otro hijo”. Por otro lado, tambi√©n sali√≥ al tapete la denominada Comisi√≥n Bravo, que debe presentar una propuesta para implementar la idea de Bachelet.

No obstante, tres de sus integrantes podrían tener conflictos de interés: Martín Costabal, Ricardo Paredes y Jorge Tarziján.

El problema cobra a√ļn m√°s relevancia cuando las estad√≠sticas demogr√°ficas muestran un paulatino envejecimiento de la poblaci√≥n, con lo cual para el 2025 podr√≠a generarse un colapso en el sistema. En ese sentido, ¬Ņser√° una soluci√≥n pasar a un sistema de reparto como el que ha funcionado sin inconvenientes para los efectivos de las Fuerzas Armadas?, probablemente la problem√°tica seguir√° siendo tema de pol√≠ticos y actores sociales en los pr√≥ximos a√Īos.

Tendencias Ahora