Notas
Machu Picchu cumple 100 a√Īos de asombrar al mundo
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La ciudadela de Machu Picchu, un santuario de la civilizaci√≥n Inca construido en el siglo XV poco antes de la llegada de los espa√Īoles, cumple este domingo 100 a√Īos de haber sido descubierta en el sur de Per√ļ y develada al mundo por el estadounidense Hiram Bingham.

El 24 de julio de 1911 el explorador y aventurero Bingham llegó a Machu Picchu, que estaba cubierta por una selva de exuberante flora y fauna, y la divulgó a la comunidad arqueológica mundial.

El lugar, un √≠cono del turismo mundial con m√°s de 700.000 visitas por a√Īo, tiene un desaf√≠o de conservaci√≥n por toda la gente que lo visita y por las obras de infraestructura que se construyen a su alrededor.

Este domingo del centenario, la ciudadela est√° ajena a los actos conmemorativos ya que el gobierno peruano celebr√≥ por adelantado el pasado 7 de julio, argumentando que en esa fecha se cumpl√≠an cuatro a√Īos desde que fue reconocida como una de las nuevas siete maravillas del mundo moderno.

La capital sagrada de los Incas fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1983 por la Unesco, que vigila su mantenimiento.

La ciudad de piedra de Machu Picchu (Monta√Īa Vieja) fue construida por el emperador inca Pachac√ļtec en el siglo XV en la cima de una monta√Īa a 2.400 metros de altura, como centro ceremonial o sitio de descanso de nobles incas. Los expertos descartan en cambio que haya sido fortaleza militar.

“La ciudadela era un palacio real construido por el inca Pachac√ļtec donde √©l acud√≠a con su familia e invitados en busca de un lugar de relajamiento”, dice a la AFP el antrop√≥logo estadounidense Richard Burger.

Otros especialistas se√Īalan que el santuario incaico estuvo dedicado a la adoraci√≥n de dioses o a rendir culto al inca Pachac√ļtec, que orden√≥ su construcci√≥n.

Uno de ellos es el arque√≥logo Luis Guillermo Lumbreras, ex director del Instituto Nacional de Cultura, quien se√Īala que la ciudadela era “un gran mausoleo” al inca Pachac√ļtec que aparentemente fue sepultado en ese lugar, junto a otros nobles: “Era un gran monasterio donde se les rend√≠a culto”.

Machu Picchu, con una superficie edificada en piedra, tiene unos 530 metros de largo por 200 de ancho, una zona de terrazas agrícolas y otra de habitaciones, y 172 edificios en total dentro de un santuario de 32.500 hectáreas.

Para llegar se accede por tren desde Cusco, pues no hay una carretera. También se puede ir a pie por el Camino del Inca, que se recorre en tres a cuatro días.

El centenario, celebrado el 7 de julio con un gran espectáculo artístico de luces y colores con la presencia del presidente Alan García, también convocó a historiadores, arqueólogos e investigadores a reflexionar sobre el futuro del santuario.

“Machu Picchu puede morir v√≠ctima de su propio √©xito”, alert√≥ el historiador Juan Luis Orrego, al referirse a la presi√≥n del turismo que al mismo tiempo, dijo, “bloquea la investigaci√≥n arqueol√≥gica” del lugar.

El arque√≥logo Lumbreras anot√≥ que el aumento del turismo “no puede ser descontrolado y llevado de manera tan exigente como se ve ahora” y recomend√≥ medidas de control para evitar “el colapso de la ciudadela”.

La Unesco en los √ļltimos a√Īos ha expresado su preocupaci√≥n por los efectos que puede tener para el sitio el gran flujo de turistas y las obras de infraestructura que se construyen en su alrededor.

El miércoles pasado, las autoridades debieron cerrar el ingreso a Machu Picchu debido que había alcanzado su cifra límite de 2.500 visitantes por día, quedándose afuera unos 400 turistas.

“Las recomendaciones de la Unesco y lo que se√Īala el Plan Maestro de Machu Picchu precisa que solo 2.500 personas podr√°n ingresar a la ciudadela por d√≠a”, dijo a la prensa Julio Due√Īas, de la Direcci√≥n Regional de Cultura (DRC) de Cusco.

Tendencias Ahora