Artes y Cultura
Jueves 12 abril de 2018 | Publicado a las 13:34
Michael Apple: "Si el ciudadano quiere, puede cambiar rol de la educación como un derecho"
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El académico estadounidense, considerado uno de los teóricos más influyentes del siglo XX en el campo educativo, estuvo en Chile y fue lapidario, pero optimista a la vez, sobre el futuro de los profesores si se empoderan de su rol estratégico en la sociedad.

Uno de los autores m√°s relevantes de la corriente de la ‚Äúeducaci√≥n cr√≠tica‚ÄĚ del mundo, Michael W. Apple, visit√≥ Chile en momentos complejos para la educaci√≥n. Quien ya fuera pesimista sobre el sistema de educaci√≥n de libre elecci√≥n de nuestro pa√≠s, indicando que ‚ÄúChile es un experimento fallido en materia educativa y modelo en el mundo en la implementaci√≥n de vouchers y agendas neoliberales, ha desarrollado su trabajo en torno a los v√≠nculos entre poder, conocimiento y escuela.

El docente de la Universidad de Wisconsin dice que lamenta el retiro del proyecto enviado por la expresidenta Michelle Bachelet que reemplazaba el CAE por un crédito estatal, diferenciado por ingresos, y la sanción del Tribunal Constitucional que sepultó la iniciativa que prohibía el lucro en la educación.

Sobre un avance que debilita la educaci√≥n p√ļblica en todo el mundo, el conferencista se√Īala que internacionalmente la derecha ha sido h√°bil en conectarse con los temores de la gente y convertirlos en trabas para las pol√≠ticas p√ļblicas. ‚ÄúEso le da a estos gobiernos una gran ventaja respecto a los grupos oprimidos para quienes las escuelas siguen siendo lugares de importancia. Las personas m√°s pobres saben que si no lo logras completar la ense√Īanza secundaria no podr√°s ser √ļtil al sistema‚ÄĚ, dice durante la conferencia ‚Äú¬ŅPuede la educaci√≥n cambiar la sociedad?‚ÄĚ, que tuvo lugar en la Universidad Academia de Humanismo Cristiano.

Apple saca de la cotidianeidad otro caso ejemplar: ‚ÄúEn un s√≥lo estado de mi pa√≠s se gasta m√°s en c√°rceles que en todo lo que se invierte a nivel nacional en educaci√≥n. Es decir, el sistema est√° dispuesto a darle vivienda y comida gratis a las mismas personas a las que les niega esos derechos antes de ir a prisi√≥n. Luego, esas c√°rceles se privatizan y la clase trabajadora es educada para ser contratada como guardias en estos sitios‚ÄĚ, se√Īala.

No deja fuera su cr√≠tica a los medios de comunicaci√≥n y un rol de control que crece con la exponente velocidad de las nuevas tecnolog√≠as en una carrera en la que los profesores llevan cierta desventaja ‚ÄúD√≠a a d√≠a el rol del profesor como transformador dentro de las escuelas es puesto a prueba por los discursos hegem√≥nicos que los medios extienden‚ÄĚ, dice antes de entrar en su tesis principal acerca de cu√°nto puede hacer el maestro como agente de cambio enfrentado a un camino cuesta arriba.

‚ÄúSi el ciudadano lo quiere y se reposiciona en este escenario, puede comprender cabalmente y cambiar el rol de la educaci√≥n en la sociedad como un derecho, el cambio es posible‚ÄĚ, explica sobre la tesis principal de su publicaci√≥n que sigue a los exitosos ‚ÄúIdeolog√≠a y curr√≠culo‚ÄĚ, “Educaci√≥n y poder‚ÄĚ y “Educar como Dios manda‚ÄĚ.

‚ÄúCreo que lo primero es dejar de hacernos la pregunta de qu√© puedo hacer yo por la sociedad y pasar a ver qui√©nes son los que controlan hoy esas transformaciones. Para ello, un buen ejercicio es pensar en el ‚Äúnosotros‚ÄĚ muchas veces como una palabra peligrosa que tambi√©n puede ser usada como una forma de exclusi√≥n. El neoliberalismo es algo cuya meta est√° m√°s all√° de la clase y el racismo, es documentar la educaci√≥n y tomar parte de la transformaci√≥n social‚ÄĚ, recomienda.

En ese mismo sentido, hay que ponderar -dice- el rol de las escuelas como parte clave y fundamental de la sociedad, pero no ver la sociedad como lo que ‚Äúest√° fuera‚ÄĚ. La sociedad tambi√©n es lo que sucede dentro de la sala de clases. En esos espacios se han logrado cosas importantes sobre cuestiones de g√©nero e identidad, en la lucha por el cuerpo y la inclusi√≥n. La falta de acci√≥n nos puede llevar por el camino del cinismo: criticar las cosas pensando que ya nada tiene soluci√≥n. Y ya hay demasiado cinismo en el mundo‚ÄĚ, cree Michael Apple.

URL CORTA: http://rbb.cl/jvs8
Tendencias Ahora