Advertencia de imágenes explícitas
¡Cuidado! Las imágenes de este artículo pueden herir la sensibilidad de algunas personas.

La justicia decretó el sobreseimiento del carabinero que en octubre pasado le disparó a un acusado de violencia intrafamiliar en El Monte.

El Juzgado de Garantía de Talagante decretó el sobreseimiento definitivo contra el cabo de Carabineros, Rodrigo Martínez, quien en octubre le disparó a una persona que lo intento agredir con un bloque de cemento. Todo esto en medio de un procedimiento de violencia intrafamiliar.

El hecho ocurrió el pasado 22 de octubre en El Monte, cuando funcionarios policiales concurrieron a un domicilio tras recibir la denuncia de que un sujeto vulneró una medida cautelar de acercarse a su expareja, mujer a la que agredió.

A la llegada de Carabineros, el sujeto se resistió a ser controlado y tomó un bloque de cemento que intentó lanzar a los funcionarios, por lo que uno de ellos hizo uso de su arma de servicio y le disparó en una pierna al acusado de violencia intrafamiliar.

Ante ello, el hombre debió ser llevado a un centro asistencial, fuera de riesgo vital.

Defensa y Fiscalía comparten criterio

Tras solicitud del defensor local jefe {s) Occidente Román Zelaya, quien defendía al cabo que realizó el disparo, se acogió decretar el sobreseimiento de Martínez. La Fiscalía Occidente no se opuso a la decisión.

Zelaya señaló que la actuación del uniformado se enmarcó dentro de las facultades legales para aprehender a un sujeto que se resiste violentamente a una detención, como también a quien atenta contra la integridad o vida de un carabinero.

Por ello, calificó el sobreseimiento como un reconocimiento importante a la función que cumple la institución uniformada, con uso proporcional y racional de sus armas de fuego al ser atacados.


[/LeeTambien]

“No hubo ninguna conducta delictiva en su actuar. Por el contrario, cumplió debidamente con el ejercicio funcionario”, cerró.

Por su parte, el fiscal Heriberto Reyes indicó que el ente persecutor compartía la posición de la defensa en este caso, ya que se justifica la actuación del uniformado en el marco de la legítima defensa.

“Un carabinero, cuando está usando su arma de servicio, está obligado, hay un deber funcionario que le obliga. No es optativo para él mantener o restablecer el orden público… Un civil tiene opciones como repeler un ataque, o ponerse a salvo y no repeler un ataque. Carabineros no tiene esas opciones, debe actuar”, señaló.

Violencia contra la mujer
Si eres víctima o testigo de violencia contra la mujer, denuncia al 149 de Carabineros, recibe orientación llamando al número corto 1455 del Sernameg o pulsa para usar el chat de denuncia Sernameg