Internacional
Domingo 28 abril de 2019 | Publicado a las 07:03 · Actualizado a las 08:08
Los cinco hombres que buscan gobernar Espa√Īa: desde la ultraderecha a la izquierda radical
Por Diego Vera
Con información de Agence France-Presse.
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Este domingo Espa√Īa vive las elecciones m√°s complejas desde el retorno a la democracia (1978) tras la dictadura de Francisco Franco, con al menos cinco partidos que deber√≠an obtener una votaci√≥n importante en los comicios.

En un pa√≠s con historia similar a la de Chile, donde hasta hace algunos a√Īos exist√≠a un duopolio entre el Partido Popular (PP) y el Partido Socialista Obrero Espa√Īol (PSOE), la crisis econ√≥mica de 2008 que todav√≠a arrastra el pa√≠s fragment√≥ el cuadro pol√≠tico.

En las elecciones de 2015 y 2016, se confirmó la irrupción del partido de izquierda radical Podemos, que ahora se presenta como Unidas Podemos, y del partido liberal de centroderecha, Ciudadanos, mientras que para estos comicios se espera la irrupción de la ultraderecha con Vox.

El resultado de Vox este domingo es una inc√≥gnita para gran parte de Espa√Īa, seg√ļn las √ļltimas encuestas lograr√≠a entre un 11% a 14% de los votos, obteniendo entre 26 a 35 esca√Īos en el Congreso, los suficientes para negociar un eventual gobierno de derecha con Ciudadanos y el Partido Popular.

Aunque los sondeos muestran que ninguno de los bloques logrará a mayoría para formar gobierno, por lo que deberán acudir a formaciones locales como los nacionalistas vascos o los separatistas catalanes, las encuestas concuerdan que el PSOE tendrá la mayor votación.

Aquí el perfil de cada uno de los líderes, de izquierda a derecha, en pensamiento político.

-Pablo Iglesias (UP-izquierda radical)

El inconformista exprofesor de ciencias políticas busca un segundo soplo después de convertirse en tercera fuerza del país en 2015 y contribuir al fin del bipartidismo junto con Ciudadanos.

Nacido al calor del movimiento antiausteridad de los “indignados”, la formaci√≥n de izquierda radical Podemos, que apuesta por formar una mayor√≠a con los socialistas, est√° desgastada por las divisiones internas. Los sondeos le atribuyen la mitad de los esca√Īos obtenidos en las √ļltimas elecciones generales en 2016.

Iglesias se ha visto adem√°s debilitado por la pol√©mica del chalet que se compr√≥ el a√Īo pasado con su pareja y n√ļmero dos del partido, Irene Montero, mostrando en los √ļltimos debates una imagen de moderado y buscando una alianza con el PSOE.

“Nunca m√°s habr√° un gobierno de partido √ļnico (…) si nosotros ganamos las elecciones nos parecer√≠a muy irresponsable pedir el apoyo a otra formaci√≥n pol√≠tica y no negociar el programa y el gobierno. Es de sentido com√ļn”, dijo en el √ļltimo debate.

-Pedro S√°nchez (PSOE-izquierda)

Es el favorito en los sondeos aunque, en principio, requeriría de apoyos externos para gobernar.

Después de encajar uno de los peores resultados para el socialismo en las elecciones de 2016 y ser defenestrado del liderazgo por su propio partido, Sánchez retomó las riendas de su partido en 2017 y en junio de 2018 llegó al poder gracias a una moción de censura contra el conservador Mariano Rajoy, tras una sentencia por corrupción contra su partido.

Al frente de un gobierno minoritario, respaldado por una extra√Īa mayor√≠a (izquierda radical, nacionalistas vascos e independentistas catalanes), este economista convoc√≥ elecciones anticipadas cuando los separatistas, con quienes hab√≠a iniciado un di√°logo sin √©xito, tumbaron su proyecto de presupuestos.

Con el Ejecutivo m√°s femenino de la historia espa√Īola (11 mujeres y seis hombres), S√°nchez dio un golpe de efecto al abrir las puertas al buque “Aquarius” y sus 630 migrantes despu√©s de llegar al poder. Despu√©s de a√Īos de severa austeridad, tambi√©n aument√≥ el salario m√≠nimo un 22%.

-Albert Rivera (Cs-liberal-centroderecha)

Este barcelon√©s de centro-derecha con aspecto de joven emprendedor defiende con u√Īas y dientes la unidad de Espa√Īa ante los separatistas catalanes, as√≠ como un programa muy liberal tanto en el plano econ√≥mico como en el moral.

Despu√©s de a√Īos dedicado a la pol√≠tica regional catalana, Rivera salt√≥ a la escena espa√Īola en 2014 y al a√Īo siguiente irrumpi√≥ como cuarta fuerza en el Congreso, apostando por superar el enfrentamiento entre izquierda y derecha.

Ahora, después de inclinar su discurso hacia la derecha, rechaza cualquier alianza con Sánchez, con quien sin embargo trató de formar gobierno en 2016.

Durante esta campa√Īa, se ha posicionado abiertamente en favor de gobernar con el PP.

-Pablo Casado (PP-derecha)

En julio se convirtió en el líder más joven del Partido Popular.

Encargado de la comunicación de la formación con Mariano Rajoy, este diplomado en derecho de sonrisa mecánica ha obrado una vuelta de tuerca conservadora en el PP y selló en la región de Andalucía un pacto con Ciudadanos (centro-derecha liberal) y la extrema derecha de Vox para conquistar este histórico feudo socialista.

Si la misma alianza sumara el domingo, Casado -que ha desplegado una campa√Īa muy agresiva contra S√°nchez, acus√°ndolo de traicionar a Espa√Īa dialogando con los independentistas catalanes- podr√≠a convertirse en el jefe de gobierno m√°s joven de la historia de Espa√Īa.

Pero los sondeos, por ahora, le auguran una derrota, aunque seg√ļn Casado si logran el 23% podr√≠a optar a formar gobierno en alianza con Ciudadanos y Vox.

-Santiago Abascal (VOX-ultraderecha)

Este exmilitante del PP amenazado por el grupo armado vasco ETA en su juventud quiere ser la sorpresa de los comicios con Vox, una formación ultranacionalista, antiinmigración y antifeminista a la que los sondeos otorgan más del 10% de los votos en un país donde la extrema derecha era residual.

Desconocido hasta hace pocos meses, Abascal, caracterizado por una barba impecablemente recortada y una mirada penetrante, se benefició de su hostil discurso contra el separatismo catalán.

Aunque fustiga los medios cl√°sicos y se sirve principalmente de las redes sociales para desplegar su campa√Īa, consigue marcar la agenda medi√°tica a golpe de pol√©micas proposiciones, como la liberalizaci√≥n de la tenencia de armas.

Tendencias Ahora