Internacional
Domingo 30 diciembre de 2018 | Publicado a las 17:30
Fuerte esquema de seguridad marca √ļltimo ensayo para el cambio de mando en Brasil
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un fuerte esquema de seguridad marc√≥ este domingo en Brasilia el √ļltimo ensayo de la ceremonia de transmisi√≥n de mando presidencial en la que el ultraderechista Jair Bolsonaro asumir√° el martes las riendas del pa√≠s.

Las principales arterias viales del centro de poder de la capital de Brasil permanecieron cerradas al p√ļblico.

Automóviles con dobles del presidente electo y su esposa, Michelle Bolsonaro, y de su vicepresidente, Hamilton Mourao, y su esposa, Paula, cumplieron los trayectos y los pasos previstos por el protocolo del martes.

Bolsonaro llegó desde Río de Janeiro a Brasilia el sábado por la tarde y se instaló en la Granja del Torto, una de las residencias oficiales, pero no participó en el ensayo del domingo ni tuvo agenda oficial.

A su llegada, el excapit√°n del Ej√©rcito tuite√≥ un video de una valla publicitaria con su imagen en la capital y escribi√≥: “Gracias por la receptividad de siempre, amigos de Brasilia y de todo Brasil”.

Permanece la incertidumbre de, si por medidas de seguridad, la pareja presidencial se trasladará el martes en un vehículo cerrado o abierto. Pues ambas opciones han sido ensayadas.

Bolsonaro venció en segundo turno el 28 de octubre, con 55% de los votos, al candidato del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad.

El pol√≠tico de ultraderecha vivi√≥ una campa√Īa agitada y vol√°til. Fue apu√Īalado en el abdomen en un mitin en Minas Gerais (sureste) por un hombre que se dijo insatisfecho con las ideas del dirigente. El hecho fue considerado un ataque aislado y el autor, Ad√©lio Bispo de Oliveira, fue detenido enseguida.

Antimisiles, aviones de combate

Para su toma de posesi√≥n se ha dise√Īado un fuerte esquema de seguridad que incluye equipos antimisiles, aviones de combate y un riguroso control terrestre.

La ceremonia prevista para las 14:30 locales (13:30 de Chile) ocupar√° el centro de poder de Brasilia, cuyas calles permanecer√°n bloqueadas al p√ļblico que podr√° ver el cortejo a distancia.

Se espera la presencia de por lo menos doce jefes de estado y de gobierno, entre otros representantes, la misma cantidad que llegó a Brasil para la ceremonia de investidura en 2003 del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, ahora encarcelado.

En esta ocasión, entre los presentes estarán el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.

En escena habrá también más de 3.200 policías, bomberos e integrantes del Ejército, la Marina y la Aeronáutica, como parte del esquema de seguridad.

El Palacio del Planalto estima, adem√°s, la presencia de entre 250.000 a 500.000 personas en la Explanada de los Ministerios, por donde debe pasar el cortejo presidencial.

De concretarse, el evento superar√≠a el r√©cord popular de la toma de posesi√≥n de Lula, exdirigente sindical y m√≠tico l√≠der de la izquierda latinoamericana, que reuni√≥ a unas 200.000 personas en su emotiva ceremonia de 2003. Entonces recibi√≥ la banda presidencial, en p√ļblico, del saliente Fernando Henrique Cardoso, uno de los m√°s respetados l√≠deres pol√≠ticos del pa√≠s.

Lula ahora cumple una condena de 12 a√Īos y un mes de c√°rcel acusado de corrupci√≥n pasiva y lavado de dinero. El dirigente niega los cargos y su partido, el PT, al igual que otras fuerzas de izquierda no participar√°n en la transmisi√≥n de mando como forma de protesta contra Bolsonaro y su gabinete, a quienes consideran “una amenaza” al estado democr√°tico.

Tendencias Ahora