TV y Espect√°culo
Sábado 31 agosto de 2019 | Publicado a las 09:00 · Actualizado a las 03:15
A 22 a√Īos de su muerte: as√≠ fue el √ļltimo encuentro entre Lady Di y sus hijos William y Harry
visitas

La muerte de la princesa Diana golpeó al mundo entero. Millones de personas lloraron su partida, pero ninguno sintió más su muerte que sus hijos William y Harry.

Los j√≥venes pr√≠ncipes, que en ese momento ten√≠an 15 y 12 a√Īos respectivamente, eran lo m√°s preciado para Diana, quien se esforz√≥ para que los dos tuviesen la ni√Īez m√°s normal que pudiesen.

La madrugada del 31 del agosto de 1997, ambos dormían en la casa verano de la reina Isabel en Balmoral (Escocia), cuando su madre sufrió un violento accidente en París, que finalmente le quitó la vida.

La llamada “Princesa del pueblo” falleci√≥ a los 36 a√Īos, provocando un gran impacto mundial. Por supuesto, la primera en enterarse de la noticia fue la Reina, quien inform√≥ de inmediato al pr√≠ncipe Carlos, exesposo de Diana y padre de sus hijos.

Los médicos declararon muerta a Diana a las cuatro de la madrugada, lo que enfrentó al príncipe de Gales a una compleja decisión: despertar a sus hijos y darles la peor noticia que podrían imaginar, o dejarlos dormir un poco más antes de cambiar sus vidas para siempre. Finalmente fue la Reina, quien decidió dejarlos descansar.

William, Diana y Harry
William, Diana y Harry

Los √ļltimos d√≠as

La √ļltima vez que Harry y William vieron a su madre, fue en sus vacaciones en St. Tropez, al sur de Francia, a mediados de julio de 1997.

Debido a la apretada agenda de caridad de Diana y a que los ni√Īos pasar√≠an las vacaciones en Balmoral junto a su padre, madre e hijos no se vieron en poco m√°s de un mes antes de su muerte.

De hecho, el pr√≠ncipe Harry cont√≥ en el documental Diana, Our Mother: Her Life and Legacy, que se encontr√≥ muchos a√Īos despu√©s con un grupo de activistas que luchaban contra las minas antipersona, igual que su madre, y que les dijo “ustedes vieron a mi madre m√°s recientemente que yo”.

Princesa Diana caminando en un terreno con minas antipersonas
Princesa Diana caminando en un terreno con minas antipersona

En ese tiempo, Diana tambi√©n llevaba seis semanas de relaci√≥n con el empresario Dodi Al Fayet, hijo del entonces due√Īo de las tiendas departamentales Harrods, Mohammed al Fayed.

Mohammed era amigo del padre de Lady Di, y le ofreció su espectacular yate privado y su enorme castillo St. Therese, en la villa St. Tropez, para que pasara sus vacaciones con William y Harry.

El lugar era una lujosa propiedad con más de 30 habitaciones construida en 1860. Diana y los chicos se quedaron en la casa de invitados, donde además de tener personal de seguridad a toda hora, también contaba con su propia cancha de tenis y todo tipo de lujos.

El yate, en tanto, los llevó a navegar por el mediterráneo, donde disfrutaron del sol y de divertidos paseos en motos de agua.

Daily Express
Daily Express
Diana, Harry y William
Diana, Harry y William

Debido al interés mediático que provocaba la nueva relación de Diana y Dodi, los paparazzi vigilaron cada paso que daba la princesa, sus hijos y el empresario, registrando en fotos cada aventura en la que se embarcaban.

Por lo mismo, al Fayed redobló la seguridad para que sus invitados pudiesen disfrutar tranquilos de los encantos del lugar.

Diana
Diana

Dodi

La relaci√≥n de Diana y Dodi comenz√≥ a los pocos meses que ella terminara su romance con el cirujano Hasnat Ahmad Khan. El empresario era algo que nadie esperaba para ella, ya que ten√≠a reputaci√≥n de mujeriego y “playboy”.

“Cuando Dodi entr√≥ a su vida, ella encontr√≥ a alguien que le gustaba estar ante los focos y que no le importaba lidiar con ello. Tambi√©n encontr√≥ a alguien que ten√≠a los medios econ√≥micos para ocuparse de ella, contratar la seguridad que ella necesitaba y comprarle algo de privacidad”, asegur√≥ Jeff Cagle, editor en jefe de la revista People.

A pesar de las pocas semanas de relación, Dodi conoció a William y Harry e intentó ganarse su afecto. De hecho, incluso arrendó una disco durante dos tardes para que ambos chicos pudiesen divertirse en privado con sus amigos.

D
Diana y Dodi

La √ļltima conversaci√≥n

Tras 10 d√≠as de vacaciones de ensue√Īo en St.Tropez, los chicos viajaron a Balmoral para reunirse con su padre y abuelos, donde pasar√≠an el resto de sus vacaciones como dicta la tradici√≥n de la familia real.

Diana, por su parte, viaj√≥ a Mil√°n para asistir al funeral del dise√Īador Gianni Versace, quien hab√≠a sido asesinado por Andrew Cunannan en la puerta de su hogar.

A pesar de la distancia, la princesa se encargó de mantener contacto telefónico con sus hijos desde donde estuviese, sin embargo, su conversación final fue de sólo cinco minutos.

En el documental Diana, our mother, William revel√≥ que esa √ļltima llamada de su madre hab√≠a interrumpido un juego con sus primos Zara y Peter Phillips, y que tanto Harry como √©l, estaban apurados por despedirse de ella para poder volver a jugar.

Diana y William en 1997
Diana y William en 1997

“Si hubiera sabido lo que iba a suceder, no habr√≠a sido tan desagradable. Pero esa llamada telef√≥nica se me qued√≥ grabada en la mente”, asegur√≥ el duque de Cambridge.

Harry, por su parte, dijo que “nunca disfrut√© hablar con mis padres por tel√©fono”. “Pasamos demasiado tiempo hablando por tel√©fono en lugar de hablarnos en persona. Realmente no puedo recordar lo que dije, pero lamento lo corta que fue la llamada telef√≥nica”, dijo.

“Tendr√© que lidiar con eso por el resto de mi vida. Sin saber que era la √ļltima vez que iba a hablar con mi madre, cu√°n diferente habr√≠a sido esa conversaci√≥n si hubiera tenido la m√°s m√≠nima idea”, reconoci√≥.

Diana y Harry en 1997
Diana y Harry en 1997

William y Harry se iban a encontrar con Diana en Londres, el 31 de agosto, el mismo d√≠a en que ella muri√≥, pero lejos de lo que jam√°s so√Īaron, su padre les dio la peor noticia que podr√≠an imaginar.

La ma√Īana del 1 de septiembre, Carlos les inform√≥ lo ocurrido, y lo que suceder√≠a a continuaci√≥n. De hecho, cuando Harry supo que su padre ir√≠a a Par√≠s a buscar el cuerpo de su madre, √©l tambi√©n pidi√≥ ir, sin embargo, el pr√≠ncipe de Gales decidi√≥ que ser√≠a menos traum√°tico que se quedase en Balmoral con el resto de la familia.

Tras el impacto inicial, la familia Real decidió seguir con su rutina como si nada hubiese pasado, incluso todos asistieron al servicio religioso tradicional, donde no se mencionó a Diana.

Fue tal la normalidad que Harry lleg√≥ a preguntarle a su padre: “¬ŅDe verdad mami est√° muerta?”. “Los ni√Īos no pod√≠an entender por qu√© estaba normal, si un par de horas antes les hab√≠an dicho que su madre hab√≠a fallecido”, asegur√≥ la bi√≥grafa de la princesa, Tina Brown.

Pero m√°s all√° de lo que tuvieron que vivir, ambos mantienen el recuerdo de qui√©n fue su madre. ‚ÄúElla amaba a Harry y a m√≠ mucho, incluso al punto de poder sentarme aqu√≠ despu√©s de 20 a√Īos y todav√≠a sentir ese amor”, afirm√≥ William en el documental antes mencionado.

“Todav√≠a siento ese calor 20 a√Īos despu√©s, lo cual es un gran testimonio de ella. Si puedo ser una fracci√≥n de lo que era, me sentir√© orgulloso y con suerte la har√© sentir orgullosa de lo que he hecho‚ÄĚ, finaliz√≥.

Agence France-Presse
Agence France-Presse
Tendencias Ahora