Sociedad
20.000 abejas persiguen durante dos días un auto tras quedar atrapada la abeja reina
Publicado por: Eduardo Woo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Vas a un día de campo, tomas tu auto y te alejas de la zona, hasta que en el límite una persona te dice que debes detenerte, que llevas algo atrás. Miras y sólo notas una gran mancha con abejas casi pegadas a la carrocería.

Algo as√≠ fue lo que vivi√≥ Carol Howarth, una jubilada de 65 a√Īos que hace unos d√≠as acudi√≥ hasta una reserva natural cerca de su casa en Haverfordwest, Reino Unido.

La historia comenz√≥ cuando al salir de la reserva, un guardaparque le advierte de lo que tiene atr√°s, por lo que decidi√≥ ayudar a retirar a los ant√≥filos. ‚ÄúLas abejas necesitan nuestra ayuda y me preocupaba que alg√ļn idiota viniera a verter agua hirviendo sobre ellas o alguna estupidez as√≠‚ÄĚ, explic√≥ Tom Mose al brit√°nico The Telegraph.

As√≠ fue como con paciencia, pudo espantarlas y sacarlas de la parte trasera del Mitsubishi 4×4, modelo Outlander. Tras ello, la mujer llega a su casa y al despertar el d√≠a siguiente la sorpresa fue may√ļscula: nuevamente estaban las abejas ah√≠.

¬ŅLa raz√≥n? Si bien no han podido confirmarlo, todo indica que la abeja reina qued√≥ atrapada en el sector trasero del veh√≠culo. La teor√≠a la expuso uno de los apicultores que debi√≥ llegar a la escena para intentar sacarlas.

Tom Moisés | Metro

Tom Moisés | Metro

‚ÄúCreemos que la reina se sinti√≥ atra√≠da por algo en el coche, tal vez algo dulce, y se meti√≥ por un hueco del limpiaparabrisas trasero o tal vez por una bisagra‚ÄĚ, afirm√≥ Roger Burns, quien con una caja consigui√≥ atrapar a varias de ellas.

Las 20 picaduras contra Burns impidieron que pudiera seguir trabajando, requiriendo la ayuda de otros colegas que hicieron el resto del trabajo. De la abeja reina no se sabe mucho, ya que no se logró encontrar. Presumiblemente escapó.

Tom Moisés | The Telegraph

Tom Moisés | The Telegraph

Las abejas persiguen a su reina, la que protegen de todo mal y amenaza. Es tal su devoción, que ofrecen su vida por ella.

Tendencias Ahora