Vida
Tu hijo puede parecerse al ex de tu pareja sin infidelidad de por medio, dice la ciencia
Publicado por: Eduardo Woo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Estudios recientes han venido a confirmar que un bebé puede parecerse a la ex pareja de su madre, sin que haya sido engendrado por esa persona. Es decir, sin alguna infidelidad de por medio.

Este fen√≥meno, conocido como telegon√≠a, supone que “los hijos pueden parecerse a la pareja anterior de la madre en lugar de su progenitor“, tal como aseguraba el bi√≥logo alem√°n August Weismann, que en el siglo XIX hizo cruzar una cebra cuaga con una yegua √°rabe.

Los cr√≠os vinieron a ser un h√≠brido entre la yegua y la cebra, sin embargo tras un segundo cruce entre la misma yegua y otro caballo pura sangre, se observ√≥ que los hijos ten√≠an las rayas de la cuaga, lo que gener√≥ la hip√≥tesis que la primera pareja puede definir “el car√°cter de la descendencia” de la hembra.

Hasta entonces esta hip√≥tesis no hab√≠a sido confirmada, pero una nueva investigaci√≥n ratific√≥ que es posible. Para ello, seg√ļn informa el diario espa√Īol ABC, un equipo de cient√≠ficos australianos cruz√≥ a un grupo de moscas inmaduras con machos grandes y peque√Īos. Pasado un tiempo y tras ser otra vez f√©rtiles, fueron nuevamente cruzadas, not√°ndose que “a pesar de que el segundo macho engendr√≥ la descendencia, el tama√Īo de la progenie lo determinaba el de la anterior pareja sexual de la madre“.

El trabajo, publicado en la revista Ecology Letters, estima que “se puede transmitir algunos rasgos adquiridos a la descendencia de parejas posteriores de una hembra”, ratificando este fen√≥meno de telegon√≠a.

A ello se suma otro estudio publicado por la revista Gene y liderado por Yongsheng Liu, del instituto Henan de Ciencia y Tecnolog√≠a de Xiangsiang en China. √Čste afirma que “la primera impregnaci√≥n tendr√≠a m√°s probabilidades de influir en la hembra que las posteriores, en parte porque es m√°s joven, y en parte porque las impregnaciones posteriores tendr√≠an que compartir su influencia con las anteriores”.

Liu lo explica as√≠: “Podemos imaginar que durante el coito millones de espermatozoides que contienen ADN se depositan en el cuerpo de la hembra y los que no se utiliza en la fertilizaci√≥n son absorbidos por el mismo. Si este ADN extra√Īo se llega a incorporar en las c√©lulas som√°ticas y los √≥vulos inmaduros, la descendencia podr√≠a mostrar esta influencia en su constituci√≥n gen√©tica, y de ese modo proporcionar otra base para telegon√≠a“.

Como su calificativo lo dice, este fenómeno no es muy frecuente, sin embargo de haber tal impregnación en los óvulos inmaduros, podría darse el caso de que los hijos tengan un parecido mayor a la primera pareja.

Tendencias Ahora