Notas
Walter White vive: El boom tur√≠stico en Albuquerque tras la aclamada “Breaking Bad”
Publicado por: Agencia DPA
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El funeral ten√≠a todo lo que necesita un sepelio com√ļn: una caravana de coches negros, cientos de invitados compungidos, flores, una l√°pida… S√≥lo faltaba el muerto.

Hace dos meses fue “enterrado” en el cementerio de Albuquerque Walter White, el personaje ficticio protagonista de “Breaking Bad”, la serie de televisi√≥n que ha puesto en el mapa a una peque√Īa ciudad.

El éxito de la producción, que acabó en septiembre tras cinco temporadas, ha servido para ensalzar al director y los actores, pero también para que todo el mundo conozca Albuquerque, en el estado de Nuevo México, donde se desarrolla la acción.

Walter White era interpretado por el actor Bryan Cranston, elogiado por todos por su papel de profesor anodino de qu√≠mica devenido en cruento se√Īor de las drogas en cuanto conoce que sufre una enfermedad terminal. La serie es innovadora, emocionante, brutal. Y nada mejor que el desierto de Albuquerque, junto a la frontera con M√©xico, como escenario.

“S√≠, ‘Breaking Bad’ nos ha dado un notable impulso tur√≠stico. Viene gente de todo el mundo para visitar los lugares de la grabaci√≥n”, dice Megan Mayo Ryan, empleada del Ayuntamiento de una ciudad que recibe al a√Īo 5,6 millones de visitantes, la mayor√≠a de Estados Unidos.

“Nuestros socios tur√≠sticos nos cuentan que cada vez m√°s gente de todo el mundo viene por la serie. Por supuesto que adem√°s quieren ver otras cosas que ofrecemos, pero el motivo principal es por ‘Breaking Bad’”.

Entre los lugares de peregrinaci√≥n est√° la casa de Walter White, diferentes bares, el puesto de comida r√°pida y el cuartel general del rey de las drogas. “Cada d√≠a vienen decenas de personas y en fin de semana, m√°s de cien”, cuenta Melissa, que vive en la misma calle en la que lo hac√≠a el personaje de White. “Me parec√≠a divertido. Cada a√Īo el equipo de grabaci√≥n hac√≠a una gran fiesta con los habitantes, como una disculpa por los inconvenientes”, recuerda.

Melissa es m√©dico en el hospital University of New Mexico, donde est√° tratando a una mujer que lleva una camiseta con la imagen de “Heisenberg”, el seud√≥nimo de White. “La serie nos ha hecho famosos, por eso es divertido, pero no todos opinan igual. La mujer que viv√≠a junto a la casa la ha vendido porque no pod√≠a m√°s”, revela.

A otros les molesta que la serie presente Albuquerque como una ciudad provinciana dominada por el crimen. Dale Lockett, director de la oficina de turismo, lo ve, sin embargo, de otra forma. “La gente sabe que es una historia inventada y no compara nuestra ciudad con esa imagen. Si as√≠ fuera, no vendr√≠an aqu√≠ a pasar las vacaciones”.

Precisamente los paisajes en torno a la ciudad han sido la mejor promoci√≥n para la llegada de un tipo de turistas muy especial. “Directores de cine de todo el mundo nos han descubierto”, afirma Lockett.

Michael Baird fue el hombre que organiz√≥ el entierro de Walter White cuando concluy√≥ la serie. “Mi portero es un gran fan de la serie”, cuenta el propietario de restaurante. “Me dijo que hab√≠a que aprovechar la popularidad de alg√ļn modo para una buena causa”, agreg√≥. Y por ello decidi√≥ encargar una l√°pida y organizar un sepelio en el cementerio de Albuqerque, para lo que no ahorr√≥ en atrezo.

La iniciativa sirvi√≥ para que Baird recaudara 30.000 d√≥lares para los “sin techo” de la ciudad, tal y como le recomend√≥ el sheriff. La l√°pida de White est√° ahora en su oficina tras ver en Internet que hab√≠a gente que pretend√≠a robarla.

“Ahora todo el mundo est√° enfadado. Unos no me perdonan que pusiera una l√°pida falsa en un cementerio real. Los otros no toleran que la haya desenterrado. ¬°Y lo peor de todo es que nunca he visto ‘Breaking Bad’!”.

Tendencias Ahora