Notas
“Mister T” paname√Īo busca ganar r√©cord Guinness con incre√≠ble habilidad: Pelar cocos con los dientes
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Vestido con un traje militar y lleno de collares emulando al personaje televisivo “Mr. T”, Andr√©s Gardin, un humilde taxista paname√Īo de 64 a√Īos, sue√Īa con figurar en el libro de los R√©cord Guinness por pelar 500 cocos en seis horas con sus propios dientes, algo que hace desde que era ni√Īo.

“¬°Vengan, vengan!”, grita un vecino de R√≠o Alejandro, una peque√Īa y humilde localidad situada en el provincia de Col√≥n, en el atl√°ntico paname√Īo. En minutos decenas de curiosos se agolpan en una descuidada cancha de baloncesto, donde Gardin, conocido como “pelacocos” o “Mister T”, se dispone a realizar su haza√Īa.

Gardin logró pelar un coco en ocho segundos varias veces. El acto atrajo a varios operarios de la luz y hasta dos policías que observaban estupefactos. Muchos trataron de captar imágenes con sus teléfonos.

“Pelar un coco no es tan f√°cil como ustedes piensan. Para pelar un coco tienes que tener concentraci√≥n, fuerza en la mand√≠bula, fuerza en los dientes y poder de Dios”, dice el taxista al dirigirse al p√ļblico.

Aunque sus vecinos lo han visto hacer otras cosas increíbles con sus dientes, nadie se explica porqué a Gardin no le dan el Guinness, a pesar de innumerables visitas de reporteros y del pedido de apoyo que ha hecho a la Presidencia.

M√°s de 100.000 cocos

“Yo lo que quiero es entrar a los r√©cord Guinness porque s√© que tengo los m√©ritos”, declara Gardin a la AFP, asegurando que es capaz de pelar 500 cocos en seis horas o 38 en ocho minutos.

Su vecino Juan Bello achaca la situaci√≥n a la falta de apoyo econ√≥mico. “Es el mejor pelando cocos. Lo que √©l hace, nadie lo puede hacer y se merece el premio, pero no lo quieren apoyar”, enfatiz√≥.

“Mr. T” hace cuentas y calcula que ha pelado “m√°s de 100.000 cocos” desde que ten√≠a 11 a√Īos, edad en la que vio c√≥mo su padre furioso pelaba con los dientes un coco que minutos antes le hab√≠a ca√≠do sobre la cabeza, dej√°ndolo inconsciente.

“Cuando me preguntan quien es mi padre y digo que es el que pela cocos con los dientes, me dicen que no pueden creerlo”, manifest√≥ Diana, la menor de las seis hijas que tiene Gardin.

Mientras tanto, en la vieja cancha deportiva Gardin deja de pelar cocos y usa sus dientes para levantar a un joven y mover dos autos, previamente amarrados, a punta de dentadura.

Sin embargo, como todo superh√©roe, tiene su tal√≥n de Aquiles: “podr√° pelar cocos, pero cuando le echo mentol tras cortarse el pelo le duele y salta”, relata su peluquero, Cristino Ortiz.

As√≠, el espect√°culo termina y el viejo taxi amarillo con la puerta abollada y el mensaje “Dios es bueno” vuelve a la rutina, conducido por el “pelacocos” m√°s famoso de Col√≥n.

http://youtu.be/rgDySonG7e8

Tendencias Ahora