Notas
Separadosdechile.cl realiza dura crítica a proyecto presidencial sobre pensiones alimenticias
Publicado por: Tu Voz
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Se√Īores BioBioChile:

El Presidente se√Īal√≥ en su discurso del 21 de Mayo que, ‚ÄúUn hombre puede tener una ex pareja, pero jam√°s podr√° tener ex hijos‚ÄĚ. Acto seguido, anunci√≥ la presentaci√≥n de un proyecto de ley para perfeccionar los mecanismos de cobro y retenci√≥n de pensiones alimenticias a los pap√°s.

En una rápida consulta a decenas de separados hombres, quienes conocen la propuesta del mandatario, la gran mayoría (88%) manifestaron estar en total desacuerdo con tal anuncio.

La opini√≥n general es que el Presidente se equivoca, sus dichos los califican de desafortunados e injustos en una sociedad que busca un trato igualitario y claramente no discriminatorio para todos los ciudadanos. Varios comentaban que tal normativa, de concretarse, es otra ley ‚Äúparche‚ÄĚ, que no apunta a la ra√≠z del problema de fondo.

En este sentido e interpretando el sentimiento de muchos separados, el Presidente debi√≥ decir “que el hombre Y LA MUJER pueden tener una ex pareja, pero jam√°s podr√°n tener ex hijos‚ÄĚ y lo que debiera hacer es proponer un proyectro de ley de tuici√≥n compartida.

Los tres argumentos esgrimidos son:

1.- La tuici√≥n compartida no puede seguir siendo un tema que se recuerde s√≥lo en √©poca de elecciones. Es de una hipocres√≠a inigualable. Sorprende que todav√≠a existan mujeres y unos pocos hombres que defiendan leyes arcaicas y machistas, como la que otorga el cuidado personal o tuici√≥n del hijo a la madre al momento de la separaci√≥n. Es una normativa del C√≥digo Civil de 1855, plena √©poca machista en que la MUJER era considera una INCAPAZ, √ļtil s√≥lo para cuidar el hogar y los ni√Īos, cocinar, hacer aseo y planchar. Pero estamos en pleno siglo 21, la mujer por fin est√° logrando igualar sus derechos a los del hombre, lucha para evitar la discriminaci√≥n de g√©nero, y pese a ello, paradojalmente, se ignora la posibilidad de normar la tuici√≥n compartida. De esta forma limitan y postergan indefinidamente a las mujeres separadas y divorciadas con hijos, tanto en su desarrollo personal, laboral y afectivo sabiendo que el hombre tiene las mismas capacidades para esa tarea y deber.

2.- Una ley de tuición compartida, tanto el Estado como los chilenos separados se ahorrarían millones de dólares anuales en cientos de miles de juicios de alimentos por pensión de alimentos y relación directa o regular (visitas del padre al hijo).

3.- En un divorcio, el hombre es literalmente apabullado por nuestra sociedad. La mujer casada en sociedad conyugal que se divorcia y se ha dedicado al hogar, recibe el 50 por ciento en la repartici√≥n de bienes de la sociedad, una compensaci√≥n econ√≥mica millonaria y la pensi√≥n de alimentos para sus hijos. El marido en cambio , aparte de sufrir el quiebre matrimonial y el empobrecimiento en un 60 por ciento del est√°ndar de vida que ten√≠a, debe resistir y superar como puede el fuert√≠simo impacto emocional de ser privado del cuidado de su hijo, quedando √©ste √ļltimo bajo el cuidado exclusivo de la madre, lo que a todas luces es brutalmente discriminatorio y sexista. En Chile, entre el 2005 y 2010, m√°s de un mill√≥n 24 mil ni√Īos, hijos de padres separados de hecho y divorciados, crecen alejados del pap√°.

4.- En reciente estudio de Separadosdechile.cl, constatamos que los hombres separados y las mujeres separadas sin hijos demoraban entre 8 a 12 meses en establecer una nueva relaci√≥n de pareja estable, en cambio las mujeres separadas con hijos se demoran entre dos a tres a√Īos, o m√°s, para lograr rehacer su vida sentimental. ¬ŅLa raz√≥n? La mayor√≠a de los hombres est√°n dispuestos a relacionarse y eventualmente casarse con una separada y divorciada sin hijos, pero est√°n bastante menos dispuestos a relacionarse con una mujer que ya tiene un hijo de relaci√≥n anterior. Les significa una carga extra de situaciones inc√≥modas, en las que sus relaciones y decisiones futuras como pareja pueden verse afectadas o limitadas por existir un hijo que tiene un padre que puede oponerse.

Ricardo Viteri Prado
Director Separadosdechile.cl

Tendencias Ahora