Notas
No se deje enga√Īar: Conozca la “letra chica” que las aseguradoras insisten en mantener oculta
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Suman y siguen los reclamos de damnificados del terremoto, contra los bancos que les dieron los cr√©ditos hipotecarios y las aseguradoras que d√≠a a d√≠a intentan minimizar los da√Īos para, por supuesto, pagar menos de lo que corresponde. Pero preste atenci√≥n al siguiente informe, ac√° le daremos a conocer la letra chica, esa que las aseguradoras insisten en ocultarle.

Hace sólo unos días la Superintenencia de Valores y Seguros entregó un instructivo a las empresas aseguradoras, liquidadoras y corredores de seguros para reforzar sus mecanismos de atención, información y asesoría a los clientes ante la proximidad del vencimiento de los plazos de liquidación.

Pero parece que estas corporaciones han hecho caso omiso a la autoridad, o bien han dado muestra de una ineficiencia antojadiza. Así al menos lo reflejan los cientos de reclamos tanto en la Superintendencia, como en La Radio.

Clientes de Banco Estado, de Banco Chile, Corpbanca, Bice Hipotecario, entre otros, acusan un actuar negligente de entidades financieras, aseguradoras y liquidadoras, los denominados tríos del aprovechamiento.

Entre tanta debacle, nos encontramos con MAE, un grupo de profesionales, compuesto por arquitectos, abogados, ingenieros calculistas, entre otros, todo un equipo multidisciplinario. √Čste se especializa en evaluar siniestros y en asesorar en liquidaci√≥n de seguros, que se han convertido en el enemigo n√ļmero 1 de las aseguradoras.

Y ¬Ņsabe por qu√© los odian tanto?, precisamente porque hacen que √©stas paguen lo que corresponde realmente y no las migajas que pretenden dar a algunos clientes.

¬ŅCu√°l es el truco de MAE?, se preguntar√° usted, lo mismo le consultamos a su relacionador p√ļblico Gonzalo Arriagada, y esto nos respondi√≥.

Las quejas de los clientes apuntan precisamente a la falta de informaci√≥n. ¬ŅSab√≠a que el presupuesto de los da√Īos en su casa, y por el cual seguramentente usted pag√≥ ya sea a un maestro, a un arquitecto, a alg√ļn ingeniero, deben ser pagados por la aseguradora?

¬ŅLe dijeron sus liquidadores, que usted puede contratar asesor√≠as externas para apelar si no le parece bien el monto a finiquitar, y que eso tampoco tiene costo, pues las p√≥lizas contemplan pagos a honorarios, en caso de que necesite asesor√≠as?

¬ŅLe informaron adem√°s que el famoso deducible de 25 Unidades de Fomento que tanto le han enrrostrado las aseguradoras, corre s√≥lo en caso de da√Īo de terremoto, y no por da√Īos ocasionados por salida de mar?

¬ŅLe cont√≥ el Banco en el que pidi√≥ el hipotecario, cu√°l es el tope de su poliza? Seguramente si es de Banco Estado no se lo informaron porque en el banco de todos los chilenos, las p√≥lizas son ‚Äúcolectivas‚ÄĚ, otro requisito legal, por cierto.

Seguramente NO se lo informaron, no le dijeron nada de esto como debían, porque evidentemente no les conviene, ya que es mucho más fácil un cliente desinformado, al que tramitan y tramitan hasta que desista.

Gonzalo Arriaga, del Grupo MAE, cuenta c√≥mo hasta ellos han llegado clientes de Mapfre, de Liberty, de RSA, de Chilena Consolidada, a quienes pretenden pagarles 500 o 700 mil pesos, en circunstancias en que los da√Īos son millonarios.

As√≠ como existe MAE, existen otros profesionales que asesoran y hacen informes para enfrentar a las aseguradoras y a los Bancos, que con este terremoto y tsunami han demostrado la bajeza del sistema, en que lejos de prestar ayuda, han puesto m√°s obst√°culos a los damnificados, y no han dejado pasar oportunidad para seguir enriqueci√©ndose…porque usted mes a mes debi√≥ pagar responsablemente el seguro.

Cuento aparte, es la actitud de Banco Estado que ya le contamos en cr√≥nicas anteriores, entidad que retiene los pagos de los seguros por varias semanas, y que adem√°s arbitrariamente decidi√≥ pagar en cuotas si los da√Īos de su casa supera el mill√≥n 300 mil pesos. Muchos clientes cuestionan esta medida, pues el banco gana intereses en retener el dinero, los cuales evidentemente no se traspasan al pago de p√≥lizas.

Y como si fuera poco la desfachatez, ahora resulta que las aseguradoras anuncian que a contar de septiembre subir√°n los seguros, a consecuencia del terremoto, como si los desastres naturales fuesen culpa de los clientes.

Tendencias Ahora