"Siete plagas de Egipto": Centroamérica solicitará a ONU ser declarada zona vulnerable al clima

Creditos: Cancillería Costa Rica
Publicado por Emilio Lara
La información es de Agence France-Presse

La información es de Agence France-Presse

Viernes 11 junio de 2021 | Publicado a las 08:27 · Actualizado a las 08:37

visitas
visitas

"El año pasado nos cayeron las siete plagas de Egipto. Solo (con los huracanes) Eta e Iota tenemos 1,8 millones de personas afectadas", dijo el martes en diálogo con AFP el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei.

Los países del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) solicitarán a la Organización de Naciones Unidas (ONU) que declare a la región como de alta vulnerabilidad y de alto riesgo frente a los fenómenos naturales, causantes en parte de la creciente migración hacia Estados Unidos.

“Una de las cosas que más nos preocupan es el tema de los desastres que estamos viviendo recurrentemente. Por lo tanto, la posición de SICA y de Caricom (Comunidad del Caribe) ante las Naciones Unidas va a ser pedir que se declare la región Centroamericana y del Caribe como una región de alta vulnerabilidad y alto riesgo”, aseguró el jueves a la prensa el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei.

El acuerdo se alcanzó durante la III Cumbre extraordinaria SICA-España, realizada en San José, Costa Rica, donde participó como invitado el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez.

“Así podríamos tener acceso a fondos que nos ayuden cíclicamente para reparar las estructuras dañadas, porque vemos que hay daños todos los años y todos los años hay un endeudamiento de los países”, dijo Giammattei, quien asumirá en julio la presidencia pro témpore del SICA.

“Y no somos nosotros los causantes de este cambio climático, sino los grandes países industrializados los que lo han fomentado”, añadió.

Al respecto, el mandatario de Costa Rica, Carlos Alvarado, quien ejerce la presidencia de SICA, contó que durante la cumbre se compartieron “preocupaciones comunes y una fue el cambio climático, que genera sequías e inundaciones”.

“Nos llama la atención cómo se han agudizado fenómenos como los huracanes, que nos afectan sobre todo en el área rural, dañando cultivos e infraestructura que sumergen a los gobiernos a adoptar créditos para enfrentarlo”, adujo Alvarado.

La migración desde Centroamérica a Estados Unidos ha ido en aumento desde 2018, con personas que aseguran huir de la pobreza y violencia que afecta a sus países, situación que se ha visto agravada con la pandemia de covid-19 y el paso de los huracanes Eta e Iota en 2020.

“El año pasado nos cayeron las siete plagas de Egipto. Solo en Eta e Iota tenemos 1,8 millones de personas afectadas”, dijo Giammattei el martes, en diálogo con AFP.

Ayuda de EEUU, UE y España

Los gobernantes identificaron los daños producidos por el cambio climático como una de las causas estructurales de la migración y los desplazamientos forzados de las poblaciones centroamericanas, el otro gran tema de la cumbre.

En la cita se anunció que Estados Unidos, la Unión Europea y España ofrecieron ayuda económica a Centroamérica y México para atender a quienes se ven obligados a migrar en busca de una mejor condición de vida.

Específicamente, el gobierno de Joe Biden aportará US$57 millones, adicionales a los US$310 millones en ayuda humanitaria para la región que había anunciado a fines abril la vicepresidenta Kamala Harris.

“El dinero es un apoyo a esos gobiernos que sí responden y enfrentan esta situación en la región y debe ser usado para crear sistemas de asilo. Esto les permitirá enfrentar un poco mejor la presión”, dijo Amy Pope, asesora de asuntos migratorios del Consejo de Seguridad de Estados Unidos, durante una reunión en San José.

“Esto es parte del enfoque mucho más integral del presidente Biden sobre migración, en el que decimos que no solo se trata de lo que sucede en la frontera de Estados Unidos, sino de lo que está pasando que causa que la gente sienta que no tiene otra opción más que huir” de sus países, expresó Pope.

Mientras tanto, Sánchez también anunció un aporte de US$7,6 millones de dólares para la causa.

Por su parte, la Unión Europea comprometió el equivalente de US$22,5 millones según anunció el comisionado europeo de manejo de crisis del bloque, Janez Lenarcic.

El lunes, la vicepresidenta Harris recordó durante una visita a Guatemala los peligros a los que se enfrentan los migrantes en el trayecto a pie, expuestos a abusos y a traficantes de personas durante la ruta hacia la frontera entre México y Estados Unidos.

“No vengan, no vengan. Estados Unidos va a seguir cumpliendo la ley y asegurando las fronteras (…) Nuestra prioridad es desalentar la migración ilícita (…) Solo se beneficia a los coyotes”, como se conoce a los traficantes, agregó, aunque se comprometió a trabajar con Centroamérica para atender las causas que motivan el fenómeno.

Ver los comentarios

Lo último