temas del día

BBCL | Artes y Cultura


Envíanos tu corrección

Obreros leen y retiran libros desde una biblioteca gratuita construida en su propia obra

Quorum Comunicaciones
Publicado por

En Ciudad del Sol, uno de los proyectos más antiguos de Brotec-Icafal, hace siete años se planteó el desafío de apoyar a los trabajadores con los gastos escolares de sus hijos. Así nació la idea comenzar a formar una biblioteca dentro de los límites de la obra para fomentar la lectura, una iniciativa única dentro de la empresa en sus casi 30 años de trayectoria, probablemente la única en el mundo de la construcción.

Detectamos que cada vez eran más los trabajadores que mensualmente se acercaban a pedir un adelanto de entre 10 mil y 15 mil pesos para comprar los libros de los niños”, comenta Alfonso Toro, Sub Gerente de Operaciones de la empresa.

Ahí se dieron cuenta de la necesidad que tenían como grupo y vieron que también era posible de cubrir. “Yo tenía muchos libros en mi casa y decidí donarlos, a esa donación inicial se sumaron las de otras personas de la obra y fuimos armando un buen catálogo”, cuenta Alfonso.

Con el tiempo fueron adquiriendo los títulos más comunes que solicitaban los trabajadores y que no estaban disponibles en principio. Así han logrado juntar más de 700 clásicos de la literatura y enciclopedias. También sumaron una suscripción a un diario de circulación nacional y revistas de construcción, seguridad e interés general, alcanzando cerca de 800 ejemplares.

Gracias a que ampliaron los contenidos, la biblioteca ha servido para incentivar la lectura en este proyecto de Puente Alto. “Hoy es muy común ver a los trabajadores leyendo un libro en su tiempo libre a la hora de colación, lo que nos parece muy positivo”, asegura Roberto Balmaceda, Administrador de Obra, y continúa: “Todo esto lo hacemos desde la convicción que la educación es la base de todo. Con este aporte esperamos a ayudar al desarrollo de nuestros trabajadores y sus familias”.

El funcionamiento de la biblioteca Ciudad del Sol está a cargo de Manuel Cornejo, prevencionista de riegos, quien lleva un registro de los libros que entran y salen. “Los trabajadores valoran harto este beneficio, se pueden llegar a ahorrar cerca de 40 mil pesos al año en lectura complementaria”.

Por todo ello, hace unos meses, el Departamento de Gestión de Personas y Comunicaciones de Brotec-Icafal realizó un aporte en libros a la biblioteca para contribuir con esta noble causa. “Actualmente estamos analizando la factibilidad de replicar esta iniciativa en todos nuestros proyectos”, adelanta Francisca Hurtado, sub gerente de Gestión de Personas y Comunicaciones y agrega: “En un país donde la comprensión lectora es tan baja y el promedio de lectura es muy inferior en comparación a nuestros vecinos, nos parece que, siempre que sea posible, es bueno aportar en educación y ayudar a revertir estas cifras”.

  • URL Corta: http://rbb.cl/eu8a
Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.

Destacados