Cultura


¿Por qué todos odian los libros de autoayuda… pero siguen comprándolos?

Susana Fernandez (CC)
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

¿Deseas ganar más dinero de forma fácil y rápida? ¿Quieres bajar de peso? ¿Estás pasando por un divorcio que te tiene deprimida o deprimido? No te preocupes, la “solución” a cualquier problema la podrás encontrar en los libros de autoayuda… ¿o no?

Amados y odiados por igual, la verdad es que los libros de autoayuda suelen estar entre los más vendidos en muchos países. El mayor consumidor de éstos es Estados Unidos, cuyos ciudadanos han convertido este nicho en una industria multimillonaria. De hecho, el periódico estadounidense Chicago Sun Times estimó que la venta de libros de autoayuda en esa nación genera al menos 1 billón de dólares en ganancias por año.

Para quienes no estén familiarizados con el concepto, los libros de autoayuda son textos que buscan asistir a las personas para que puedan superar sus problemas. Algunos se enfocan en temas específicos, como salud, amor o temas financieros, y otros hablan de tópicos más generales, como el encontrar la felicidad y tener un pensamiento positivo. No obstante, la mayoría suele basarse en reflexiones y frases inspiracionales en lugar de entregar argumentos científicos.

Entre los libros de autoayuda más populares están, por ejemplo, El Secreto de Rhonda Byrne y El Alquimista de Paulo Coelho (este último es catalogado oficialmente como literatura, pero muchos opinan que en realidad es de autoayuda, clasificación que también le otorga el influyente diario estadounidense The New York Times). En el caso de Chile, una de las escritoras más populares en este ámbito es Pilar Sordo.

Odio hacia los libros de autoayuda

Pese a su gran éxito -sólo por mencionar uno, El Alquimista ha vendido más de 65 millones de copias desde que fue publicado en 1988-, los libros de autoayuda también tienen muchos detractores, ya sea porque no los consideran literatura “de verdad” o porque estiman que en realidad no ayudan a la gente.

Incluso existen libros que se ríen de la industria de la autoayuda. Entre éstos está God is my Broker de Christopher Buckley y John Tierney, que parodia estos textos contando la historia de un ex funcionario de Wall Street que, tras retirarse a un monasterio, decide acudir a Dios para que lo guía de camino al éxito en la bolsa y salvar el recinto religioso.

Los mismos autores demuestran en esta obra su oposición a estas novelas, indicando que “la única forma de volverse rico con los libros de autoayuda que enseñan sobre cómo volverse rico, es escribiendo uno”, cita recogida en la reseña del texto en la tienda en línea Amazon.

Otro libro que muestra su odio es I’m Dysfunctional, You’re Dysfunctional, publicado en 1992 por la escritora estadounidense Wendy Kaminer. Allí, ésta expresa que “un movimiento apolítico (el movimiento de la autoayuda) que ayuda a millones de personas a formar sus identidades, va a tener consecuencias políticas, y la ideología de la autoayuda me hace preguntarme cuáles podrían ser estas consecuencias”.

De acuerdo a la obra Libros de Autoayuda: Por qué los americanos siguen leyéndolos, escrito por Sandra K. Dolby, “Wendy Kaminer está preocupada porque pareciera que los estadounidenses están perdiendo su sentido de dirección, su ideal democrático de autodeterminación, su carácter. En suma, está convencida de que los norteamericanos han sido guiados por el mismo ‘vendedor de aceite de serpiente’, que está absorbiendo el alma de la nación” (en EEUU se llamó ‘aceites de serpiente’ a los falsos elíxires que prometían curar todas las enfermedades, populares en el siglo XIX).

En esa línea, la periodista y personalidad británica Janet Street Porter también ha estimado que “los manuales de autoayuda no tienen ningún valor. Tíralos a la basura y disfruta lo que te traiga la vida”, en una entrevista con el periódico inglés The Independent.

Entonces… ¿por qué los libros de autoayuda son tan exitosos?

Ron Shoop, un ejecutivo de ventas de Random House -una de las editoriales más grandes del mundo-, declaró al periódico Chicago Sun Times que “la autoayuda es una categoría para ganar dinero seguro y es un gran mercado”, porque “no todos leen ficción, pero todos están preocupados por superar sus problemas y limitaciones”.

Por su parte, Samuel Slaton, crítico de la revista estadounidense sobre literatura Publishers Weekly, consideró que hechos como la crisis económica mundial crean un mercado para libros de autoayuda, en especial para aquellos que enseñan a superar la ansiedad diaria.

“Muchos de ellos ofrecen una combinación de anécdotas inspiracionales y consejos prácticos que la gente puede ejecutar (…) Puede que la gente vea un efecto positivo sólo con el estímulo a ser y estar ‘mejor’”, agregó.

En tanto, Micki McGee, socióloga de la Universidad de Fordham que escribió en 2007 el libro Self Help Inc., manifestó que la gente “busca respuestas en los libros de autoayuda (…) Continúan siendo un mercado increíblemente exitoso porque aseguran que van a resolver todos los problemas de tu vida, pero tu vida se desarrolla en un contexto donde los problemas van a ser constantes y cambiantes”.

Con una visión más crítica, el escritor y periodista colombiano Héctor Abad Faciolince estudió los libros de Paulo Coelho, a quien describió como “un escritor tan rudimentario en el uso del lenguaje, tan pobre en el pensamiento y tan elemental en sus recursos estilísticos”, para determinar por qué son tan exitosos.

En una columna, publicada en la revista El Malpensante y recogida por el portal de debates Prodavinci dio a conocer sus conclusiones, indicando que lo primero que notó al leer los libros de Coelho es que “disfrazaba de misterio y asombro puras tonterías. Oigan ésta, por ejemplo: ‘Era un día caluroso y el vino, por uno de estos misterios insondables, conseguía refrescar un poco su cuerpo’. De verdad, qué misterio insondable que un líquido quite la sed. Después me di cuenta de que sus técnicas narrativas no se agotan en la simple estupidez, son algo más hábiles y algo menos burdas”.

“Los libros de Coelho explotan hábilmente un universal humano: nuestra fascinación por los poderes de adivinación y conocimiento sobrenaturales (…) Hay un ingrediente adicional que hace más eficaz el recurso al pensamiento esotérico. Para volverlo doctrinalmente inofensivo, para despojarlo de todo peligro satánico, Coelho lo combina con dosis adecuadas de cristianismo tradicional: citas de la Biblia, cuadros del Sagrado Corazón de Jesús, rezos del Padrenuestro… El público mayoritario no se siente en pecado porque lee herejías”, acotó Abad Faciolince.

Cómo elegir correctamente un libro de autoayuda

Si a pesar de todo lo descrito en este artículo, aún quieres comprar un libro de autoayuda, a continuación te mostramos cinco consejos para que selecciones correctamente el que necesitas, entregadas por la revista estadounidense sobre psicología Psychology Today.

Considera que si eliges el libro incorrecto, éste podría terminar perjudicándote en lugar de ayudarte.

1- Revisa los títulos que posee el autor o autora: es conveniente revisar si el escritor tiene algún grado académico, título profesional o doctorado. Asimismo, se recomienda buscar si éste está actualizado respecto a las investigaciones recientes, ya que hay muchos conocimientos que se han quedado obsoletos debido a descubrimientos científicos actuales. Además, fíjate si el texto está escrito con el objetivo de que cualquier persona lo entienda, o está dirigido a expertos.

2- Piensa que el libro es tu terapeuta: un libro de autoayuda que valga la pena es aquel en que el autor logra establecer algún tipo de “relación” contigo, en que te demuestre que entiende tus problemas y te da algún buen consejo para superarlos.

3- Fíjate en la calidad de la escritura: el libro debe estar bien escrito, tanto en el aspecto gramatical como ortográfico. Además, el relato no debería ser muy técnico ni académico, sino que es más conveniente si el lector puede avanzar con facilidad, sin aburrirse ni sintiendo que es muy difícil llevar a cabo lo que se propone.

4- Piensa si el libro realmente te ayudará: antes de comprar un libro, decide si en verdad necesitas leerlo, si lo que propone te servirá o si en realidad no es lo que estás buscando. Dependiendo del problema que tengas, puede ser que te sea más útil buscar en sitios web sobre psicología o acudir a un especialista.

5- No tengas miedo de criticarlo: no necesariamente debes aceptar lo que un libro de autoayuda te propone. Por el contrario, puede que después de leerlo te des cuenta que no estás de acuerdo con el planteamiento del autor. Los consejos de estos textos no siempre le sirven a todas las personas.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados