Vida Actual
Jueves 30 abril de 2020 | Publicado a las 12:56
¬ŅPor qu√© no deber√≠as estar m√°s de 45 minutos en la misma posici√≥n?
Por Denisse Charpentier
La información es de Comunicado de Prensa
visitas

Por estos días, la forma de trabajar de muchos cambió, transformado las salas de estar, comedores, habitaciones y otros espacios de la casa en oficinas, salas de reuniones, aulas, entre otros.

En atenci√≥n a ello, uno de los cambios m√°s importantes producidos en estas circunstancias es la disminuci√≥n de desplazamientos y movimientos que realizamos durante el d√≠a, dado que, al realizar teletrabajo, hay posturas mantenidas en el tiempo que pueden hacer que nos encontremos tres o m√°s horas en la misma posici√≥n, se√Īala el kinesi√≥logo Ricardo Arteaga, quien tambi√©n es director de la carrera de Kinesiolog√≠a en la Facultad de Medicina de la Universidad Austral de Chile (UACh).

En este sentido, Arteaga indica que ‚Äúexisten lesiones asociadas a tipos de posturas que pueden ser variadas en el sistema musculoesquel√©tico, provocando tendinopat√≠as, contracturas, trastornos musculares, entre otros, que tiene como denominador com√ļn el dolor, la inflamaci√≥n y el deterioro funcional. A esto se agrega factores psicol√≥gicos adversos, como la incertidumbre, la ansiedad y preocupaci√≥n por el mismo trabajo, en t√©rminos de poder llevar a cabo nuestra labor y la seguridad de nuestras familias, siendo muy poco auspicioso el panorama para la mejora y el buen rendimiento‚ÄĚ.

Asimismo, agrega que, desde la ergonomía, ciencia que estudia el hombre y su relación con el trabajo, este tipo de alteraciones han sido analizadas desde hace mucho tiempo denominándose desórdenes musculoesqueléticos relacionados al trabajo. Y que, desde la kinesiología, la explicación es muy similar, integrando las posturas mantenidas y el movimiento o trabajo repetitivo como potenciales productores de cambios adaptativos en los tejidos del cuerpo humano.

‚ÄúEl problema radica cuando los tejidos no son capaces de adaptarse y comienzan a perder cualidades para resistir fuerzas externas como las que encontramos en el trabajo. Inclusive, se pueden llegar a producir cambios a nivel del sistema nervioso central, provocando la instauraci√≥n de patrones de movimiento an√≥malos y c√≠rculos viciosos que van perpetuando estas alteraciones, transform√°ndose para el trabajador en un verdadero escollo para su rendimiento laboral. Si el grado de estos des√≥rdenes aumenta, perjudicar√≠a el comportamiento del individuo, incluso afectando sus relaciones personales y familiares‚ÄĚ, explic√≥ el acad√©mico de la U. Austral.

Para prevenir estas alteraciones, el profesional sostiene que ‚Äúse debe tener en cuenta que los signos y s√≠ntomas de este tipo de des√≥rdenes musculoesquel√©ticos son muchas veces silentes o de escaso inter√©s para el que los padece. Una molestia muy leve al final de nuestra jornada, una sensaci√≥n de incomodidad en la zona puede ser el primer aviso. En general, las se√Īales no son advertidas ni tomadas en cuenta, se tienden a omitir a favor de las tareas y deberes que a diario se imponen, no prestando atenci√≥n a lo que puede significar en un mediano o largo plazo. Como trabajador, deber√≠a tener otra posici√≥n al respecto y esa es la prevenci√≥n‚ÄĚ.

Recomendaciones para prevenir

Ante tales casos, Arteaga se√Īal√≥ que lo primero es estar consciente que las posturas mantenidas y movimientos repetitivos son un factor de riesgo y por lo mismo se deben evitar.

‚ÄúPara ello, es aconsejable que no permanezca mucho tiempo en una misma posici√≥n. Al trabajar intente una buena postura, relajada, pero que no exija un aumento de las curvaturas de la columna. Lo importante es que no sienta molestia o dolor en la posici√≥n. Si puede tener apoyo de los antebrazos, ya sea de la silla o en su escritorio o mesa es mucho mejor. Esto tambi√©n ayuda a disminuir la presi√≥n en su columna vertebral”.

Asimismo, recomienda “tomar un descanso de 5 a 10 minutos cada 45 minutos de trabajo como m√°ximo. Este descanso, h√°galo activo, con ejercicios de estiramiento y movilidad que tienen comprobada eficacia para disminuir la aparici√≥n de los des√≥rdenes musculoesquel√©ticos‚ÄĚ, explic√≥ el acad√©mico de la U. Austral.

Para esto aconseja:

-Realice movimientos de columna vertebral en todos los planos, intentando salir de la postura típica de trabajo
. Movilice sus articulaciones de columna y de los miembros superiores e inferiores. Realice estiramientos produciendo sensaci√≥n de tensi√≥n en sus m√ļsculos y tendones. Si tiene dolor o molestias no reproduzca esa sensaci√≥n al realizar los ejercicios.

-Fortalezca sus m√ļsculos. La inactividad f√≠sica produce, entre otras cosas, la disminuci√≥n de las respuestas o activaciones musculares, as√≠ como hipotrofia de los tejidos. Recuerde que sus m√ļsculos tambi√©n ayudan a la estabilidad din√°mica de la columna y segmentos corporales.

-Por √ļltimo, haga participativo en esto a sus compa√Īeros de trabajo, la mejor prevenci√≥n en aspectos ergon√≥micos es la que se comparte con otros miembros del equipo de trabajo, provocando un compromiso hacia el bienestar colectivo. Recuerde que el ejercicio f√≠sico libera sustancias que nos ayudan a sentirnos mejor f√≠sica y psicol√≥gicamente, regulando nuestro sue√Īo por ejemplo y mejorando no solo el rendimiento en el trabajo sino muchas de nuestras actividades diarias.

Tendencias Ahora