20 y 8 años de cárcel fue la condena que dictaron para dos autores de robo con intimidación de automóviles en la comuna de Los Ángeles, región del Bío Bío.

A presidio efectivo fueron condenados los autores de los robos con intimidación que afectaron a conductores de vehículos de alquiler en Los Ángeles.

Los ilícitos fueron cometidos entre febrero y marzo de 2020 por un hombre que el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Los Ángeles condenó este sábado y en fallo unánime a la pena única de 20 años de presidio efectivo, en calidad de autor de 16 delitos consumados de robo con intimidación, además de un delito consumado de robo con intimidación y retención.

En la causa, también se condenó a una mujer a la pena única de 8 años de presidio efectivo y accesorias legales, como autora de ocho delitos consumados de robo con intimidación y un delito consumado de robo con intimidación y retención.

La magistrada Marisol Panes explicó por qué se llegó a esa pena.


Los afectados por los asaltos, en tanto, fueron la conductora de DIDI que tomó como pasajero al acusado en el servicentro Shell de Francisco Encina 875 Los Ángeles.

El hombre la amenazó con un cuchillo que sacó desde su vestimenta, obligándola a conducir hasta Teniente Merino esquina René Sepúlveda, robándole 200 mil pesos.

También quiso quitarle el vehículo, pero no lo logró, dándose a la fuga.

Otra víctima fue un taxista estacionado en la avenida 21 de mayo en la entrada al Supermercado Jumbo a quien le pidió una carrera a la Villa Los Profesores, donde bajo la misma modalidad, le robó 170 mil pesos.

Al chofer de un taxi de turismo que tomó en el terminal de buses rodoviario de Los Ángeles, le solicitó que lo trasladara a la villa Las Quintas para luego ponerle un cuchillo en el cuello, robándole 117 mil pesos en dinero en efectivo.

Los otros hechos de similares características afectaron a un conductor estacionado en el paradero para taxis del supermercado Jumbo y a un chofer de taxi colectivo en Tucapel con Valdivia.

En el sexto delito acreditado, los condenados abordaron a un chofer de taxi colectivo en avenida Sor Vicenta en el terminal de buses de esta ciudad.

Al llegar al cruce con avenida Las Industrias fue intimidado con un cuchillo, exigiendo su traslado hasta la población Escritores de Chile y siempre bajo la intimidación del cuchillo, procediendo a sustraerle y apropiarse con ánimo de lucro de aproximadamente $40.000 en dinero en efectivo y de un teléfono celular marca Huawei, dándose a la fuga con las especies en su poder”.

Y siguieron, porque después de este hecho abordaron el taxi colectivo que conducía la víctima, a quien en el trayecto “(…) le solicitaron una carrera fuera de recorrido, sentándose el hombre en el asiento de copiloto y la mujer en la parte posterior, y al llegar a la villa Los Profesores, le dice que ‘hasta aquí no más llegaste’, tomando el celular de la víctima y las llaves del auto, y la mujer que iba detrás saca un arma blanca lo que obliga a la víctima a descender del vehículo y en esos instantes ambos imputados se dan a la fuga a pie con la especie en su poder y para evitar que la víctima lo siguiere le arrojó piedras causando daños al vehículo”.