Un médico que se desempeñó en el Hospital Las Higueras está siendo investigado por la Fiscalía de Talcahuano tras denunciarse que fraudulentamente entregó contratos para servicios externos por casi mil 700 millones de pesos. En el caso es parte el Consejo de Defensa del Estado (CDE).

La investigación aún desformalizada es en contra del facultativo Francisco Albornoz Alarcón, quien se desempeñara como jefe de la Unidad de Hemodinamia y Electrofisiología.

Según los antecedentes iniciales, el médico junto a la enfermera Edis Segura Sepúlveda, se concertaron para que atenciones que debían ser entregadas por el hospital público fueran traspasadas al centro médico Inmunomédica, contratos que involucraron mil 652 millones de pesos y que configuran un fraude al Fisco.

El Consejo de Defensa del Estado se hizo parte en la causa, confirmando su jefe en Concepción, abogado Georgy Schubert, el modus operandi denunciado a la Fiscalía.

Entre las maniobras para impedir que las atenciones fueran prestadas por el Hospital Las Higueras están derechamente la negativa de atención a los pacientes y automática derivación en horarios donde los servicios eran entregados en forma privada, según se señala en la querella del Consejo de Defensa.

El organismo obtuvo los antecedentes a partir de un sumario realizado por el Servicio de Salud Talcahuano y que culminó con la destitución del médico y la enfermera, confirmó Schubert, tras configurarse un fraude al Fisco y un delito de cohecho.

Desde el Servicio de Salud Talcahuano, su director Carlos Vera indicó que si bien no pueden referirse a la querella contra el médico y la enfermera, adelantó que entregarán todos los antecedentes que sean requeridos.

Mientras el doctor Albornoz y la enfermera enfrentan cargos por fraude al Fisco, el cohecho es imputado sólo al primero en relación a la adjudicación aprobada por el facultativo para la empresa Medtronica para la compra de insumos, tras lo cual el médico recibió distintas invitaciones para viajes a Turquía, Portugal y Estados Unidos.

Lee la querella del CDE a continuación: