Sobreseída resultó la fiscal de Rancagua, Gabriela Carvajal, luego que el Instituto de Derechos Humanos (INDH) se querellara en su contra en su rol de fiscal de turno, por su presunta negación de auxilio respecto a una joven que denunció haber sido violada.

La madrugada del 5 julio de 2020, fue detenida una mujer en el sector de Pichilemu, región de O’Higgins, por infringir el toque de queda, pero que al momento de constatar lesiones, denunció haber sido víctima de violación.

La Corte de Apelaciones de Rancagua, confirmó este martes la resolución del Juzgado de Garantía de Pichilemu, que descartó que la persecutora Carvajal haya incurrido en algún delito en relación a la joven.

Según estableció el Juzgado de Garantía, si bien la querella en cuestión que motivó el inicio de la investigación “es contra quienes resulten responsables, claramente uno puede deducir que la primera de ellas está dirigida contra los funcionarios policiales a cargo del procedimiento”.

“Nosotros planteamos que los hechos por los cuales se investigaba a la fiscal Carvajal, no constituía delitos y así también lo entendió el tribunal”, explicó al respecto el abogado defensor, Marcelo Hadwa.

En la misma línea, enfatizó que “mi representada no tuvo información sobre los hechos de violación sino hasta cerca de las 6 de la mañana, por lo que ordenó que se iniciara una investigación paralela, ordenando la realización de los exámenes o pericias sexológicas en el mismo hospital donde la víctima realizó la denuncia”.

“Por todo lo anterior, esperábamos un fallo confirmatorio en tal sentido, pues los hechos imputados por la querella del Instituto Nacional de Derechos Humanos no podrían ser subsumidos en el tipo penal de negación de auxilio, en otras palabras, los hechos no constituían delitos”, puntualizó Hadwa.

Violencia contra la mujer
Si eres víctima o testigo de violencia contra la mujer, denuncia al 149 de Carabineros, recibe orientación llamando al número corto 1455 del Sernameg o pulsa para usar el chat de denuncia Sernameg