Nacional
Miércoles 05 septiembre de 2018 | Publicado a las 05:47 · Actualizado a las 09:34
Teleserie en la CGR: Berm√ļdez acusa que P√©rez quiere apropiarse cargo de forma vitalicia
Publicado por: Jonathan Flores La información es de: Néstor Aburto
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

A horas del plazo l√≠mite, la m√°xima autoridad de la Contralor√≠a General de la Rep√ļblica (CGR), Jorge Berm√ļdez, entreg√≥ sus descargos por escrito a la Corte de Apelaciones de Santiago respecto al recurso de protecci√≥n que present√≥ la -por ahora- exsubcontralora Dorothy P√©rez, quien abri√≥ una disputa sobre la aplicaci√≥n de la ley que rige la entidad.

En resumen, la acus√≥ de querer apropiarse de forma vitalicia del cargo y le rest√≥ m√©ritos a su investidura de ‚Äújueza de cuentas‚ÄĚ.

En su respuesta, de 31 p√°ginas, evit√≥ exponer las razones de por qu√© termin√≥ perdiendo la confianza en ella y se ampar√≥ en las atribuciones que la ley le otorga -seg√ļn dijo- para cesarla del cargo de subcontralora y jueza de cuentas de la repartici√≥n.

‚Äú(El Tribunal de Cuentas) es una organizaci√≥n de car√°cter jurisdiccional. Sin duda‚ÄĚ
- Haroldo Brito, presidente de la Corte Suprema

Seg√ļn expone Berm√ļdez, la normativa legal no le exige mayores procedimientos porque s√≥lo se trata de un empleado en una instituci√≥n jerarquizada.

En el escrito, enviado a la Corte de Apelaciones, Berm√ļdez sostiene que decret√≥ la vacancia del puesto amparado en el derecho administrativo -pese a que en su momento P√©rez se neg√≥ a renunciar- y de la propia ley org√°nica de la instituci√≥n, la cual -de acuerdo a su versi√≥n- dicta que todos los cargos son de confianza.

¬ŅCargo vitalicio?

Frente a lo expuesto por Dorothy P√©rez, el contralor asegura que aplicar el art√≠culo 4¬į de la Ley N¬į 10.336 traer√≠a aparejadas consecuencias pr√°cticas absurdas, puesto que le asignar√≠a al cargo de subcontralor un estatuto jur√≠dico privilegiado y lo transformar√≠a en vitalicio.

Acto seguido, acusa, le impondr√≠a su permanencia a quien lo nombr√≥ -pese a la p√©rdida de confianza‚Äď e incluso, expuso Berm√ļdez en el punto 7 de las conclusiones, lo mismo podr√≠a pasar con futuros contralores que ni siquiera participaron de su designaci√≥n.

Berm√ļdez, que por ahora no le ha solicitado al Consejo de Defensa del Estado (CDE) que lo represente, sino que lo est√° haciendo √©l en nombre de la instituci√≥n que dirige, incluso pide costas en el escrito. Y de paso, cit√≥ como ejemplo que los subcontralores en el pasado cesaron en su cargo luego que se les pidiera el puesto por parte del contralor de turno.

Jueza de cuentas

Uno de los puntos que Berm√ļdez no incluy√≥ en las conclusiones, pero que los abogados administrativistas reconocen es importante y que la Corte podr√≠a tener en cuenta, es que -adem√°s de subcontralora- en primer lugar P√©rez se desempe√Ī√≥ como jueza de cuentas de la repartici√≥n.

Sobre ese punto, Jorge Berm√ļdez remarc√≥ que, si bien tales funciones tienen el car√°cter de administrativas jurisdiccionales, no convierten a ese funcionario de la administraci√≥n en juez per se ni lo transforman en integrante del Poder Judicial, ya que se trata de un cargo inserto en un √≥rgano administrativo del Estado y lo desempe√Īa un funcionario p√ļblico que no ha pasado por la academia judicial y que no se rige por estatuto aplicable a ese poder del Estado.

Pero el presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito, fue categ√≥rico al referirse sobre el rango de ese tribunal de cuentas. “Es una organizaci√≥n de car√°cter jurisdiccional. Sin duda”, admiti√≥.

Es decir, lo reconoce como organismo de carácter irrevocable y definitivo, capaz de producir en la actuación del derecho lo que técnicamente se denomina cosa juzgada.

Dicho punto fue reforzado por el acad√©mico de Derecho P√ļblico de la Universidad Andr√©s Bello, Felipe Mahaluf. “La labor de juez de primera instancia, que en este caso es el subcontralor, es extremadamente relevante. El juez de primera instancia no es un fiscal. No es un investigador. La ley lo ha revestido de la caracter√≠stica de juez. Es decir, una persona que toma una decisi√≥n frente a los argumentos que las partes han planteado dentro de un procedimiento reglado”, explic√≥.

El flanco d√©bil de Berm√ļdez

Independiente de la postura del contralor, en concreto, el juez de cuentas s√≠ imparte justicia y dicta una sentencia, por ejemplo, en casos donde hubo perjuicio a los recursos p√ļblicos y ordena restituirlos.

De acuerdo al orden de esa instituci√≥n, ese proceso corresponde a la primera instancia. En tanto, la persona aludida puede recurrir a una segunda instancia, compuesta por el propio contralor y dos abogados que son nombrados por el propio Presidente de la Rep√ļblica cada cuatro a√Īos. As√≠ funciona.

La pol√©mica sigue al rojo. E independiente del resultado que arroje la Corte de Santiago, lo m√°s probable es que el proceso sea dirimido en √ļltima instancia ante la Corte Suprema.

Y si llegara a perder el contralor, el cuestionamiento p√ļblico y pol√≠tico podr√≠a recaer sobre el propio Berm√ļdez, por interpretar de forma err√≥nea la ley que rige a la propia Contralor√≠a que √©l dirige.

Tendencias Ahora