Internacional
Viernes 18 octubre de 2019 | Publicado a las 15:50
Protesta de 500 mil personas por condena a separatistas catalanes termina en violentos disturbios
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
visitas

Medio millón de personas se manifestaron este viernes en Barcelona, durante una huelga general convocada por los separatistas catalanes en la quinta jornada de protestas contras las pesadas penas de cárcel impuestas a sus líderes.

Escenario la v√≠spera de fuertes enfrentamientos con la polic√≠a, todav√≠a visibles en el asfalto quemado y los cristales rotos, el paseo de Gracia y sus alrededores quedaron inundados por una marea amarilla, roja y azul, los colores de la bandera independentista. Seg√ļn la polic√≠a municipal, hubo unas 525.000 personas.

El ambiente festivo contrastaba con otra protesta con cientos de jóvenes a pocas calles, donde se quemaron barricadas provocando visibles columnas de humo y lanzaron objetos contra el cordón que custodiaba la comisaría central de la Policía Nacional.

Los agentes usaron pelotas de goma y gases lacrim√≥genos y detuvieron cuatro manifestantes, todos menores, se√Īal√≥ un portavoz policial. Los servicios m√©dicos informaron de 25 asistencias sanitarias en Barcelona.

Bajo el lema “libertad”, columnas de miles de separatistas hab√≠an llegado previamente a la ciudad, procedentes de cinco marchas de un centenar de kil√≥metros que hab√≠an partido el mi√©rcoles de otras tantas ciudades catalanas.

La manifestaci√≥n era el punto √°lgido de la movilizaci√≥n contra la sentencia del Tribunal Supremo espa√Īol, que el lunes impuso penas de entre 9 y 13 a√Īos de c√°rcel a nueve l√≠deres independentistas por el intento fallido de secesi√≥n de 2017.

AFP
AFP

Catalu√Īa a medio gas

Coincidi√≥ con una jornada de huelga general, que dej√≥ sentirse en la ciudad m√°s tur√≠stica de Espa√Īa: poco tr√°fico rodado, servicios m√≠nimos en transportes p√ļblicos y colegios y muchos comercios cerrados.

La bas√≠lica de la Sagrada Familia cerr√≥ sus puertas y el teatro del Liceo suspendi√≥ la √≥pera “Turandot” programada para la noche. La f√°brica de autom√≥viles SEAT, en las afueras de la ciudad, par√≥ su producci√≥n.

En el aeropuerto se cancelaron 57 vuelos y numerosas carreteras quedaron cortadas, entre ellas la frontera terrestre con Francia.

Hasta el mundo del f√ļtbol se vio afectado: el cl√°sico Bar√ßa-Real Madrid, previsto en el Camp Nou el s√°bado 26 de octubre, ser√° aplazado, anunci√≥ la federaci√≥n.

AFP
AFP

Barricadas y cócteles molotov

Pacíficas durante el día, por las noches las protestas de esta semana tomaron un cariz violento en Barcelona y otras ciudades, una novedad en el movimiento independentista.

Las tres √ļltimas noches en Barcelona, cientos de j√≥venes con las caras tapadas montaron barricadas ardiendo, se enfrentaron a la polic√≠a con c√≥cteles molotov y √°cido, e incluso la noche del jueves saquearon una sucursal bancaria y una tienda de ropa.

En total, 36 personas precisaron atenci√≥n m√©dica el jueves en Barcelona, seg√ļn los servicios de emergencias.

“No habr√° ning√ļn espacio para la impunidad con los hechos vand√°licos”, advirti√≥ el jefe de gobierno, Pedro S√°nchez, desde Bruselas. Desde el lunes hubo unos 110 detenidos en toda Catalu√Īa, ocho en prisi√≥n preventiva, seg√ļn el gobierno espa√Īol.

Los incidentes arrancaron el mismo lunes, cuando unos 10.000 manifestantes bloquearon parcialmente el aeropuerto barcelon√©s, convocados por una plataforma, ‘Tsunami Democr√°tico’, que est√° siendo investigada por la justicia espa√Īola por posibles “delitos de terrorismo”.

En un clima de tensión, con un helicóptero sobrevolando constantemente Barcelona, este viernes manifestantes radicales levantaron una barricada ardiendo junto a la jefatura de Policía Nacional, que cargó contra ellos.

La crisis en Catalu√Īa se produce a pocas semanas de las elecciones legislativas del 10 de noviembre en Espa√Īa, y ha puesto bajo presi√≥n al presidente del gobierno socialista saliente, Pedro S√°nchez, a quien la oposici√≥n de derecha le reclama medidas contundentes.

Tambi√©n est√° en aprietos el gobierno independentista catal√°n que por un lado alienta las protestas contra la sentencia pero por la otra env√≠a a su polic√≠a aut√≥noma, los Mossos d’Esquadra, a reprimir las actuaciones violentas con cargas y balas de espuma.

En el ojo del huracán, el presidente regional catalán Quim Torra propuso el jueves celebrar una nueva votación sobre la independencia durante su mandato en esta región fuertemente dividida sobre la cuestión.

Tendencias Ahora