Internacional
Viernes 19 junio de 2020 | Publicado a las 11:00 · Actualizado a las 11:13
¬ŅPor qu√© China e India est√°n en conflicto?: batalla campal dej√≥ 20 soldados muertos
Por Diego Vera
La información es de Radio France Internationale
visitas

Con postes de cercas y palos envueltos en alambre de p√ļas, soldados de las dos potencias nucleares se enfrentaron cuerpo a cuerpo en los acantilados del Himalaya. La batalla campal en una de las zonas m√°s inflamables del mundo dej√≥ esta semana 20 soldados indios muertos. Es el encuentro m√°s violento en d√©cadas entre los ej√©rcitos chino e indio, pero no el √ļnico.

‚ÄúEn esta zona tan conflictiva del mundo es m√°s com√ļn que haya refriegas a que no las haya. Ni China ni India reconocen una frontera que no est√° claramente demarcada y, por lo tanto, ambas naciones reclaman diferentes porciones del territorio‚ÄĚ explica a Radio Francia Internacional en espa√Īol, Ana Ballesteros, investigadora del CIDOB.

‚ÄúAunque no salgan en los medios, a lo largo de la frontera son constantes lo que ellos llaman escaramuzas. Lo excepcional de lo ocurrido recientemente es que hubo bajas militares‚ÄĚ, agrega.

Hasta el momento, Pekín no ha informado sobre bajas en sus filas durante los enfrentamientos del lunes. Pero Delhi reportó la muerte de 20 de sus soldados. Algunos perecieron tras caer al rio en el Valle de Galway, otros en medio de la golpiza que les propinaron sus pares chinos.

Las fuerzas de ambas potencias tienen prohibido llevar armas de fuego a esta zona inflamable del mundo, reflejo de la profunda mala sangre que recorre las filas de las fuerzas militares en ambos lados del territorio en disputa.

Sin embargo, tras los enfrentamientos mortales del lunes en la noche, los dos gobiernos se apresuraran por bajar la intensidad a lo que podría resultar para ambos una peligrosa y muy riesgosa escalada.

Una pelea de linderos que nunca termina

Los hechos se remontan a seis décadas atrás cuando India y China fueron a la guerra por una disputa fronteriza que terminó con una tregua en 1962. Pero aunque la guerra por linderos en el Himalaya llegó a su fin, la tregua no demarcó una frontera oficial a lo largo de estas cumbres que dividen a las dos naciones. Solo se estableció una Línea de Control Actual que se extiende a lo largo de 3 mil 300 kilómetros.

Desde entonces, las dos naciones viven una suerte de paz incómoda. Y las confrontaciones entre el ejército popular de China y el de India, así como las incursiones aéreas en esta región de difusa frontera no dejan de ocurrir.

‚ÄúLa m√°s grave fue en 1967 en la que hubo centenares de fallecidos entre los soldados de ambos ej√©rcitos y la √ļltima mortal ocurri√≥ en 1975‚ÄĚ, se√Īala la experta en Asia.

Ballesteros explica, tambi√©n, que el problema fronterizo entre las dos naciones se debe a que, ‚Äúsi bien India, tras su independencia en 1947, acept√≥ las fronteras que delinearon los colonizadores brit√°nicos, China no las acepta y, por eso, todav√≠a ninguno de los dos pa√≠ses est√° de acuerdo con cu√°l territorio o zona le corresponde al uno y al otro‚ÄĚ.

Entre la Pandemia y la Ruta de la seda

En los √ļltimos meses, las tensiones entre ambos pa√≠ses se han traducido en peleas entre soldados que patrullan desarmados los altos del Himalaya.

Y el enfrentamiento del lunes pasado ocurre en un mal momento: en plena pandemia del coronavirus que ha golpeado duramente a las dos naciones y en medio de otras situaciones que exacerban los √°nimos.

‚ÄúLa tensi√≥n entre ambos pa√≠ses ha ido en aumento de una manera exponencial y la razones no tienen que ver espec√≠ficamente con el coronavirus‚ÄĚ
afirma la especialista. Las motivaciones de esta enemistad, precisa, tienen que ver más con el ascenso de ambos países como potencias mundiales.

‚ÄúChina ya lo es e intenta frenar las aspiraciones hegem√≥nicas de India, no s√≥lo en Asia meridional sino en el resto del continente‚ÄĚ.

Otros motivos refuerzan la animadversi√≥n mutua. Y entre ellos, la nueva ‚Äúruta de la seda‚ÄĚ de China, proyecto en el que India ha rechazado participar.

La relación cercana de China con Pakistán y la construcción de un corredor económico con este país pone muy a la defensiva a India.
‚ÄúDe ah√≠ pueden venir los roses respecto a quien controla qu√©, qui√©n tiene derecho a construir una carretera o un paso entre los dos pa√≠ses‚ÄĚ indica Ballesteros.

Y agrega que este corredor económico pasa por una zona que hace parte de la Cachemira ubicada en territorio pakistaní, pero que India reclama como suya.

Ni a Pekín ni a Delhi les convendría una guerra

Aunque existen motivos de peso que contribuyen a que la relaci√≥n sea tensa y a que primen los desacuerdos fronterizos, los gobiernos de China e India han hecho todo por calmar los √°nimos tras el √ļltimo enfrentamiento mortal de sus soldados en el Himalaya.

Y es que a ninguno de los dos países, los más poblados del planeta y ambos potencias nucleares, le conviene aventurarse en una guerra. Ambos tienen mucho que perder.

A China no le interesa llamar la atenci√≥n en un momento en el que todos los reflectores, muy impulsados por Washington, est√°n enfoc√°ndola. ‚ÄúEstados Unidos se va a posicionar del lado de India. De hecho, Mike Pompeo ya ha dicho que condena este tipo de intervenciones de China en territorio indio‚ÄĚ dice la experta. Por su parte ‚ÄúIndia perder√≠a a√ļn m√°s al enfrascarse en una guerra con la vecina China, pues esta √ļltima cuenta con un ej√©rcito muy superior al indio.

De hecho, la batalla campal del lunes tuvo lugar en momentos en que ambos gobiernos intentan retirar sus tropas de la zona en disputa. ‚ÄúHab√≠a un cierto deshielo entre las dos naciones en los √ļltimos a√Īos. No hay que olvidar que China es el segundo socio comercial de India. Y, en ese sentido, a ninguno de los dos les conviene este tipo de escalada‚ÄĚ.

Pero que Pek√≠n y Delhi no vayan a la guerra no quiere decir que el conflicto fronterizo termine. ‚ÄúDe hecho, han habido 20 rondas de di√°logo para intentar acordar los l√≠mites de esta frontera y todos han fracasado‚ÄĚ recuerda Ana Ballesteros.

Tendencias Ahora